Viernes de Dolores:

Los altares

Mostrar más

En la ciudad de Guanajuato se elaboran altares en honor a la Virgen de los Dolores, en los que se regala agua o nieve que simbolizan las lágrimas de María. El origen de la tradición se remonta, posiblemente, a los principios del siglo XVII, cuando los franciscanos realizaban en las calles las representaciones de Semana Santa y se adoraba a la imagen de la Virgen de los Dolores que se encontraba en un nicho frente a los templos de hospitales, sobre el callejón conocido hoy como Subida de Hospitales.

Los altares se elaboran con elementos que representan el sufrimiento de María como son:

  • Manteles y flores blancas representan la pureza de la Virgen

  • Naranjas amargas (en recuerdo a la aflicción de María) se pintan de dorado que simbolizan la alegría de la resurrección de Jesucristo

  • Manteles y flores moradas son símbolo de penitencia y preparación

  • Flores de manzanilla por su aroma representan la humildad de María

  • Cirios pascuales y trigo en representación de Cristo como luz y pan de vida

  • Veladoras por la luz de la Virgen, y semillas de chía, agua de sabores o nieve que simbolizan sus lágrimas de dolor

 

Según el pintor y cronista Manuel Leal, la celebración del Viernes de Dolores se inició en 1885. “Inundado los altares con flores de manzanilla, alhelíes, claveles, rosas, gerberas y lilis, cuyos aromas, conjuntados con el incienso, perfuman toda la noche y hasta el amanecer la cañada Guanajuatense, recibiendo así la celebración a la Virgen María en su advocación de Dolores”.

Comercio se une a la celebración:

Desde la calle Sopeña a la avenida Benito Juárez, cruzando por la Plaza de la Paz, se han instalado puestos ambulantes donde se pueden encontrar las típicas artesanías y alimentos que se consumen en estas fechas.

En estos puestos se puede encontrar los tradicionales huevos de pascua y de confeti, las máscaras de diablitos y calaveras, las muñecas artesanales, las figurillas representativas de las fechas y sobre todo las flores, que son el corazón de esta festividad.

También se pueden encontrar entre los comercios, la típica comida que da identidad a Guanajuato, las tortas, las enchiladas mineras, las gorditas, los antojitos y los postres, que van desde gelatinas de mosaico, fresas con crema, helados, los dulces y una gran variedad de pasteles.

Hay comerciantes que forman parte de esta tradición desde hace muchos años, tal, que llevan más de 20 años vendiendo sus muñecas, huevos de pascua y sus flores de papel crepé en esta calle que se llena de tradición, armonía por Guanajuato, los comerciantes se preparan con tiempo para esto, desde juntar todo el cascaron del huevo para luego decorarlo, elaboras las florecitas y las muñequitas, como unos tres meses o más de anticipación.

Otras Notas:

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon