Dos grandes músicos guanajuatenses

Otras aportaciones: 

 

Aportación especial del Maestro Raúl Ignacio Gutiérrez Zavala

 

José Luis Gutiérrez Machuca

 

Nació en la ex hacienda de Frías, Manuel Doblado, Gto., (19 de agosto de 1910-30 de noviembre de 1975 Ciudad de México).

 

Desde muy joven se inició en la música bajo la enseñanza de su padre don José Celso Gutiérrez Ángel, al grado que a los 10 años formaba parte de la orquesta de Cuerámaro, continuamente cambiaban de residencia, buscando mejores oportunidades, este hecho lo hizo llegar a Cuerámaro y vivir entre otros lugares en León, Guanajuato, donde se integraron con la orquesta “Mismito”, apenas tenía 18 años.

 

En los años 1933 y 1934, se lanzó a la aventura a la capital de la República, sus inicios fueron difíciles pues nadie lo conocía, pero poco a poco se fue dando a conocer y con el tiempo tuvo bastante trabajo ya que le tocó la época de oro de los músicos en los años 30s y 40s, para entonces toda la programación radiofónica era en vivo, participando en: “La Hora del Aficionado”, “El Cochinito” y otros programas de radio, realizando el fondo musical  de la programación y los comerciales, los músicos eran requeridos en el estudio y corrían de la XEW a la XEQ o a la XEB que en ese tiempo eran las estaciones radiodifusoras más importantes de la capital, se encontraban relativamente cercanas entre sí, trabajó en las orquestas más importantes de su tiempo, como si fuera poco también tocaba en las Plazas de Toros  de la “Condesa”, “México” y “Cuatro Caminos”, en los cines y con el Circo Atayde. Y en los años 50s en los programas en vivo de la televisión.

 

En esa época y derivado de su gran talento, sensibilidad musical, su estilo estudiado, disciplinado y profesional fue reconocido como “Primer trompeta en México”, por tal motivo recibió la propuesta de irse a trabajar a los Estados Unidos con las grandes bandas como la de Glenn Miller, pero nunca aceptó (1).

 

En cuanto José Luís se percató de que había mucho trabajo en la Ciudad de México, le  avisó a su papá José Celso y a su hermano Jesús, siendo éste último el que al poco tiempo arribó a la capital y posteriormente don José Celso.

 

José Luis además de tocar con las mejores orquestas de México desde 1934,  grababa con los mejores artistas, como: “Los Hermanos Martínez Gil”, Marco Antonio Muñiz y “La Marimba Orquesta Lira de San Cristóbal”, esta orquesta incluyó trompeta, piano y saxofón para tener un mejor ensamble con las marimbas, entre sus grandes éxitos estuvieron: “Frenesí” y “Perfidia” que en 1941 estuvieron en el Hit Parade de Nueva York, interpretadas por Frank Sinatra y la orquesta de Glenn Miller.

 

En 1956 cuando regresaba de una gira por Puebla con la Orquesta Lira de San Cristóbal de los Hermanos Domínguez, chocó su camión con un tren, este hecho le provocó una fractura en el brazo derecho por lo que quedó incapacitado varios meses, en este accidente fallecieron varios de sus compañeros.

 

Después de una larga convalecencia y aún en rehabilitación, decidió tocar el contrabajo o tololoche y continuó participando en fiestas, celebraciones religiosas y grabaciones.  

 

Para recuperar su fortaleza y movilidad en su brazo derecho fracturado en el accidente automovilístico del año 1956, como terapia serruchaba vigas.

 

En 1950 compuso “El guanajuatense”, cuya musicalización la realizó en 2016 don Jesús González Rosales de la Nueva Esperanza, Cuerámaro.

 

Las tardes del 18 de septiembre se dirigía al corral de “La Puerta de la Reserva” y deleitaba a la concurrencia con melodías, especialmente “Pasos Dobles”, regresando a Cuerámaro caminando con la ciudadanía acompañándolo con su trompeta.

 

Ya en la noche del mismo día, en el Baile de Gala del 18 de septiembre acostumbraba tocar la melodía “Niño Perdido”, mucha gente de Cuerámaro, recuerda este hecho.

 

Fue uno de los entusiastas iniciadores de este  Gran Baile de Gala (2).

 

En este evento varias veces intervino para que vinieran desde la Ciudad de México muy buenos grupos y orquestas como: Luis Alcaraz, Mariano Mercerón y Pablo Beltrán Ruiz.

 

Falleció el domingo 30 de noviembre de 1975 en su casa de la colonia Pro-hogar en la Ciudad de México a causa de un ataque que fue la secuela que le dejó el accidente carretero.

 

José Celso Gutiérrez Ángel (3)

 

Nació el 6 de abril de 1879, en la Hacienda de Frías, Manuel Doblado, Guanajuato. Padre de José Luis Gutiérrez, filarmónico de profesión contrajo matrimonio a la edad de 21 años, el 21 de julio de 1900, con la señorita María de Jesús Machuca Guerrero, quien tenía la misma edad de su joven esposo, ella era originaria de la hacienda de “Cinco señores” del municipio de San Miguel Allende en el estado de Guanajuato.

 

Don José fue el pilar de la dinastía Gutiérrez, dedicados a la música.

 

Don José Celso como filarmónico que era, enseñó a sus hijos Jesús y José Luis esta profesión; durante algún tiempo fue el organista en el templo se San Francisco de Asís en Cuerámaro aunque con motivo de la rebelión cristera (1926–1929) y del cierre de los templos, se quedó sin trabajo, por lo que se trasladó a la ciudad de León en donde formó parte junto con sus hijos  Jesús y José Luis de la orquesta llamada “Mismito” en 1928.

 

El deceso de José Celso Gutiérrez Ángel ocurrió en la colonia obrera de la ciudad de México (4), el jueves 13 de julio de 1950 cuando tenía 71 años de edad, la causa fue un infarto al corazón.

 

(1)   Información proporcionada por José Luis Gutiérrez Zavala.

(2)   Información proporcionada por Antonio Gutiérrez Santoyo

(3)   Información proporcionada por José Luis Gutiérrez Zavala.

(4)   Información proporcionada por Antonio Gutiérrez Santoyo

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon