Guanajuatenses revolucionarios:

El caso de Cándido Navarro

 

El Gral. Cándido Navarro Serrano fue un militar guanajuatense que participó en la Revolución mexicana. Nació en La Aldea, cerca de Silao, Guanajuato, el 2 de febrero de 1871. Sus padres fueron Juan Navarro y Dámaso Serrano, que gozaban de una situación económica solvente. Realizó sus primeros estudios en su pueblo natal, y los continuó en la Escuela Práctica de Guanajuato, y en el Instituto Metodista de Puebla cursó la carrera de profesor de educación primaria. Se avecindó en la Ciudad de México y trabajó como maestro en algunas poblaciones aledañas; llegó a ser director de la Escuela “Santa Bárbara”, de Azcapotzalco.

 

Comienza oponiéndose a Díaz

 

En 1907 comenzó su oposición al presidente Porfirio Díaz. Al año siguiente fundó el Club Demócrata “Guadalupe Victoria”, en la zona de Azcapotzalco. Después fue miembro fundador del Partido Nacionalista Democrático. Luego se relacionó con personalidades como Alfredo Robles Domínguez y algunos otros directivos del Centro Antirreeleccionista de México, y trabajó en pro de la unificación de dichas organizaciones. Debido al pensamiento de sus ideas y por su actuación en las elecciones para presidente municipal del Ayuntamiento fue destituido de su empleo como director escolar en 1909. Sin embargo, poco después fundó la Escuela Educativa Popular Independiente, en la que pudo desenvolverse como maestro progresista e implantar modernos métodos de enseñanza.

 

El pueblo lo aclama general

 

Revolución Maderista. El 20 de noviembre de 1910 respondió al llamado del Plan de San Luis; se trasladó a Guanajuato, reclutó elementos y se levantó en armas en ese estado. En febrero de 1911, al mando de una tropa de sólo cuarenta soldados, combatió en el mineral de La Purísima y en La Luz; obteniendo por aclamación del pueblo el grado de general, que más tarde le fue ratificado por Francisco I. Madero. Tomó San Felipe Torres Mochas y pasó por Silao y León. Una vez firmados los Tratados de Ciudad Juárez licenció a sus tropas.

 

Vio tibieza en Madero

 

En agosto de ese año fue postulado candidato al gobierno de su estado por el Partido Nacionalista Democrático. Inició su campaña publicando varios artículos periodísticos, en los que criticó a Madero y a su régimen por su pacto con las fuerzas vencidas y la tibieza en sus actos. Fue perseguido por considerársele implicado en una rebelión a favor de los Vásquez Gómez, y recluido a la penitenciaria de la Ciudad de México hasta mayo de 1913, en el que el régimen huertista lo liberó bajo caución.

 

Se une a las fuerzas de Zapata

 

En junio de ese año, aprovechando la feria de Tlalpan logró escabullirse de la ciudad y tomar rumbo al sur para unirse a las fuerzas de Emiliano Zapata. Formó parte del ejército Libertador del Sur bajo las órdenes de los generales Francisco V. Pacheco y Genovevo de la O. Con la idea de extender su movimiento hacia el centro del país, Zapata lo envió al Bajío, siendo escoltado por Pacheco hasta Guanajuato; sufrieron varias derrotas en el camino, por lo que Pacheco lo abandonó a su suerte. Tal parece que murió en Santiago, población limítrofe entre Guanajuato y San Luis Potosí, en el combate contra las fuerzas de Jesús Faz, el 28 de agosto de 1913; otra fuente decía que murió en Yuriria, combatiendo contra el federal Samuel García Cuéllar. En cualquier caso, su cadáver fue expuesto en San Luis Potosí.

 

... El joven revolucionario Práxedis Guerrero

 

Práxedis Guerrero fue un adalid del anarquismo, la anarquía como sistema filosófico, idealista e impulsivo, arrebatado y soñador, pionero en la lucha, ideológica y armada contra las inquietudes del porfiriato. Participó en el período pre revolucionario, aliado con los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón.

 

Fue hijo de don José de la Luz Guerrero y doña Fructuosa Hurtado, dueños de la hacienda de los Altos de Ibarra, municipio de San Felipe, Gto. Nacido el 28 de agosto de 1882. “Cursó sus primeros estudios en su pueblo natal. Dotado de un espíritu inquieto, poesía apreciables dotes literarias y mostraba un acusado interés por las cuestiones sociales que agitaban a la nación… Muy joven empezó a documentarse de explotación y de injusticia en que se debatían las clases populares… pronto nació en él un impulso incontenible por la realización de los ideales de igualdad, amor y justicia social”. Con apenas 17 años envió sus primeras colaboraciones al periódico capitalino el “Diarios del Hogar”, invitado por el ilustre mexicano don Filomeno Mata.

 

En el Ejército permaneció un año; se separó tras sufrir una terrible decepción cuando el 2 de abril de 1903, el gobernador de Nuevo León, General Bernardo Reyes, ordena a las fuerzas armadas reprimir con violencia una manifestación de obreros en Monterrey. No queriendo ser parte de unas fuerzas represoras que acribillan al pueblo, renuncia a su cargo en la milicia federal.

 

En 1906, participó en la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano, cuyas cabezas destacadas son los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón. En 1908 participó en una acción armada, contra el poblado de Palomas, Chihuahua. Fue nombrado Jefe de Operaciones del Ejército Libertario de la República Mexicana. Murió en la batalla de Janos el 29 de diciembre de 1910.

 

Mineros que lucharon contra Porfirio Díaz

 

Inversión extranjera fue punto de conflicto social

 

En víspera de la revolución maderista de 1910, y a diferencia de otros estados del país, Guanajuato no enfrentaba tan graves conflictos sociales, económicos y políticos, debido a la estructura agraria basada en la legislación de corte feudal heredada de Castilla y todavía hoy observada en algunas instancias de la sociedad rural. Durante la Colonia, la fuerza vital de la colonización en la región del Bajío fue la minería del Real de Santa Fe de Guanajuato y la del norte del estado, especialmente la de los minerales de Pozos y Atarjea. Alrededor de dicha actividad minera se fue tejiendo, en los tres siglos del virreinato, una red económica dinámica que se constituyó con base en la ganadería, la industria peletera, los tejidos de lana y algodón, el calzado, la alfarería y el tejido de palma.

 

Minero guanajuatense pelea contra régimen de V. Huerta

 

Cano, Nicolás (1880-1942). Nacido en San Miguel de Allende. Obrero periodista y político. Desde su juventud se dedicó a trabajar en las minas; fue militante del movimiento obrero y periodista de oposición al régimen. Precursor del movimiento revolucionario en su estado. De filiación maderista, en las primeras etapas de la revolución, luchó contra el régimen de Victoriano Huerta. Colaboró con el gobernador José Siurob como representante obrero adscrito al Departamento de Trabajo, fundado para atender problemas laborales. Diputado al Congreso Constituyente de Querétaro en 1916-1917.

 

Minero levanta a obreros contra Porfirio Díaz

 

Frausto, Ramón (1879- 1919), nace en el Mineral de La Luz. Abogado, político y militar. En compañía de varios mineros se levantó en armas contra el régimen porfirista hasta su derrocamiento. A la muerte del presidente Madero, se unió a los constitucionalistas, entre quienes destacó como uno de los hombres de confianza de Venustiano Carranza. Diputado propietario por el 1er Distrito, correspondiente a Guanajuato, en el Congreso Constituyente de 1917.

 

Minero apoya la candidatura de Madero

 

López, Ignacio (1876-1935). Nacido en Santa Cruz de Galeana, hoy de Juventino Rosas. Ingeniero en minas y político. Miembro del Partido Antirreeleccionista, apoyó la candidatura de Madero; a la muerte de éste se unió al constitucionalismo.

 

Minero es fusilado enfrente de su esposa

 

Juana Lucio nacida en el Bajío guanajuatense. Esposa de Encarnación Ortiz. Precursora del movimiento revolucionario en Guanajuato, al igual que su marido, a quienes las tropas federales fusilaron en su presencia. Al triunfo de la revolución fue pensionada con carácter oficial del Ejército Mexicano.

 

Minero vincula a células del Partido Liberal Mexicano

 

Manrique, Francisco (1884-1908). Nace en León. Hacendado, minero y activista político. Abandonó su desahogada posición como hacendado guanajuatense durante el porfirismo y se trasladó al norte del país para trabajar como minero aliado al magonismo. Durante 1906 fue el encargado de notificar a las distintas células de Partido Liberal Mexicano (PLM) sobre la insurrección a lo largo del país.

 

Ese movimiento logró ser controlado por las autoridades porfiristas. En 1908 colaboró en dos intentos más que el PLM tenía a lo largo del país, para levantarse en armas. Afines de ese año murió, cuando los magonistas atacaron infructuosamente el poblado fronterizo de Palomas, Chih.

 

Rebelión en Mineral de Pozos, SL de la Paz, Gto.

 

El 12 junio de 1911, los habitantes de Mineral de Pozos, municipio de Porfirio Díaz —hoy San Luis de la Paz-, lucharon contra los soldados federales destacados. Ahí sucedió un motín popular en que hubo un conato de saqueo generalizado, por lo que los federales reprimieron cruentamente al pueblo. El saldo fue de 14 muertos y 50 heridos.

Otras Notas: