Mujeres en la historia: 

Hermila Galindo, participó en el Constituyente de 1917

Otras Notas: 

Hermilia Galindo, nació en Lerdo, Durango, en 1896, desde muy joven se mostró aguerrida y convencida de sus ideales antireeleccionistas, mismos que transmitía en su clase de taquimecanografía a sus alumnas y alumnos duranguenses y de Chihuahua.

 

En 1915, fundó el diario feminista La Mujer Moderna, publicación que promovió el desarrollo de las mujeres. Desde este medio afirmaba que la igualdad política debía extenderse a la educación, al trabajo y a las relaciones personales.

 

En el diario defendió la educación laica, reclamó la educación sexual y el derecho de las mujeres a ejercer libremente su sexualidad, sosteniendo que las mujeres, al igual que los hombres, tienen los mismos deseos sexuales, tesis que le acarreó fuertes críticas de sectores feministas conservadores y el rechazo social.

 

En el ámbito político trabajó como secretaria para el régimen maderista, luchó en oposición al gobierno contrarrevolucionario de Victoriano Huerta y participó de forma activa en la Revolución constitucionalista. Organizó varios clubes revolucionarios en Veracruz, Tabasco, Campeche y Yucatán.

 

 

Secretaria particular de Carranza

 

Al entrar el primer jefe Venustiano Carranza a la Ciudad de México, Hermila Galindo fue una de las oradoras que le dieron la bienvenida, él se da cuenta de los grandes dotes y la invita a ser su secretaria particular.

 

Debido a su inteligencia, ella redactó lo que se conoce como doctrina Carranza, la cual contempla los principios de política exterior plasmados en el artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos.

 

“Misma que tiene su antecedente en lo declarado por Benito Juárez acerca de la soberanía de todos los países, los cuales tienen derecho a resolverse los conflictos pero no por medio de la fuerza. Todo ello, en alusión a la ocupación de Estados Unidos en el Puerto de Veracruz, así como a la expedición punitiva que mandó la Unión Americana a México para atrapar a Francisco Villa, y que recorrió el país hace justo 100 años”, D. Patricia Galeana, directora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México.

 

 

Participa en el Congreso Feminista de 1916

 

Hermila tuvo una importante participación al presentar una ponencia revolucionaria en el primer Congreso Feminista en Mérida, Yucatán, que fue convocado por Salvador Alvarado en enero de 1916, en el cual demandó los derechos políticos y sexuales de las mujeres.

 

Presentó la demanda para que las mujeres obtuvieran la ciudadanía a nivel municipal, pero lo que causó un gran escándalo en el Teatro Peón Contreras, fue su petición para que tuvieran educación sexual.

 Congreso Constituyente 1916-1917

Presentó en el Congreso un memorial solicitando el derecho al voto femenino, en el que defendía que las mujeres, en sus “luchas cívicas”, en ocasiones arriesgaban la vida más que los que se encontraban “en los propios campos de batalla”.   

Respecto al argumento de que las mujeres podrían ser manipuladas por la Iglesia, aseveró que su deseo era que esta tendencia se frenara con la educación, y “el medio más práctico para adquirir esa ilustración es ejercitando sus derechos políticos”.

Su solicitud fue rechazada, refiriendo que “las mujeres no se sienten en la necesidad de participar en los asuntos públicos” y que en la sociedad no se advertía “la necesidad de conceder el voto a las mujeres”. 

En busca de la diputación federal

Luego de la promulgación de la Constitución de 1917, se presentó a las elecciones para ser diputada federal y apoyándose en la ambigüedad del artículo 35, que reconocía el derecho al voto a los “mexicanos”, pero no especificaba si este término se refería solo a los varones. Resultando en cuarto lugar de su distrito.

 

Hermila Galindo murió en la Ciudad de México el 18 de agosto de 1954. víctima de un ataque cardíaco.

 

 

Fuentes:

 

  • @ECentenarios

  • Periódico Milenio

  • Cimacnoticias

  • El Informador