Historia de Comonfort

El nombre primitivo del municipio fue Chamacuero, vocablo tarasco que significa 'lugar donde se cayó el cercado'; se dice que había una frontera que dividía a los tarascos al sur con los chichimecas del norte, tal vez ese lugar caído era una de las tantas poblaciones destruidas por este segundo grupo, conocido por su fiereza.

 

El nombre de Comonfort lo adquiere debido a que cerca de allí fue asesinado Ignacio Comonfort quien fuera presidente de la República en el periodo de la Reforma.

 

Como la mayoría de los pueblos del centro-occidente y sur de México, Comonfort cuenta entre su historia con un pasado prehispánico, muestra de esto son los innumerables vestigios arqueológicos que aún sobreviven en el Cerro de los Remedios, Orduña, Madre Vieja, El Chino, y en otros.

 

“La vida de los grupos chichimecas varía muy poco de unos a otros, estaban constituidos por un gran número de subgrupos con variaciones de lenguaje, vivían en una sola comunidad. Al sur, donde hoy es Acámbaro, por la presa Solís, había un valle fértil regado por el Río Lerma, abundante en comida, habitado por una tribu que después se llamó Chupícuaro”

 

Se cree que este grupo de personas vino del Este. Fue una ciudad primordial que se distingue por tener una arquitectura propia, con elementos urbanísticos interesantes y edificios piramidales, desarrolla una cerámica propia, rica en formas y estilos decorativos, propiedad que permitió establecer su influencia en asentamientos posteriores.

 

 

Tzitzipandacuare explora Chamacuero

 

 

A este gobernante se le atribuye la exploración del territorio y el episodio de que al llegar con sus huestes guerreras a ese lugar le aplica el nombre de Chamacuero, que se interpreta según la opinión de expertos en la lengua  purépecha como “el límite”, o la frontera, en referencia a que en esa región delimitaban dominios los aztecas, purépechas y chichimecas, y de aquí en adelante hacia el norte era el territorio denominado por los Chichimecas Guamares que habitaban lugares escarpados como el territorio donde se encuentra la Cañada de la Virgen de San Miguel de Allende.

 

Otra versión dice que Chamacuero significa “Lugar en ruinas”, “donde se cayó el cercado”, o donde se calló la muralla, y la terminación  “ro” de Chamacuero, sería el indicativo del lugar en sus orígenes, una tercera versión sin confirmar dice que su nombre fue “Shamacuero”, y que significa “Lugar donde hace eco el agua”. La exploración de Chamacuero aconteció por el año de 1450, y se dice en la segunda versión que lo llamaron así por el hecho de haber encontrado vestigios o ruinas de antiguas culturas.

 

 

Los españoles se enfrentaron a los bravos chichimecas

 

Cuando los españoles llegaron a explorar estas tierras, entre 1525 y 1526, tuvieron que enfrentarse con los bravos chichimecas que habitaban la región, pero no lucharon solos sino que fueron apoyados por algunos indios otomíes que cristianizados ayudaron a los españoles en su campaña de expansión y conquista. Pedro Martín de Toro fue uno de esos indios caciques que a las órdenes de Don Nicolás de San Luis Montañez conquistaron esta región que en el siglo XVI se llamó Valle de Chamacuero y que comprende la llanura que recorre el Río Laja desde los actuales Rinconcillo de los Remedios hasta poco antes de llegar a Celaya; es decir el valle que se puede observar desde la cima del cerro de los Remedios.

 

Se sabía en Zalaya (Celaya) que en los cerros cercanos a San Miguel había una gran concentración chichimeca y que ésta llegaba a Chamacuero, estos grupos eran la máxima resistencia de la región. Todas las caravanas españolas que regresaban de las minas de Guanajuato como de Zacatecas tenían que pasar forzosamente por esta región de San Miguel y Chamacuero para llegar a Querétaro y de allí a la capital de la Nueva España. Una vez vacías, en la capital del reino, los españoles se peleaban y pagaban altos precios por conseguir un lugar en ellas para viajar de regreso a las nuevas y promisorias tierras. El viaje tanto con la carga de las minas, como con los pasajeros era riesgoso, al llegar a la zona montañosa, justamente habiendo cruzado el pueblo de Chamacuero, los chichimecas guamares frecuentemente los atacaban despojándolos de sus posesiones, en el mejor de los casos, y en ocasiones los mataban.

 

 

Chamacuero es declarado como Villa

 

El día 1o. de enero de 1562, don Francisco de Velasco la declara Villa de Chamacuero. El Virrey don Luis de Velasco, dio instrucciones a su hermano Francisco que con el objeto de evitar los atentados de los chichimecas se creara un presidio de españoles.

 

 

En 1591 los españoles lo denominaron San Francisco de Chamacuero, y el primer asentamiento ordenado tiene lugar en el barrio conocido actualmente como San Agustín.

 

El fraile franciscano Alonso de Guerra promueve ante el Virrey se apruebe la construcción de un convento en el Pueblo de San Francisco de Chamacuero que sustituirá a la capilla que en ese momento daba servicio fundamentalmente a los residentes españoles. En 1592, Fray Alonso de Guerra recibe la aprobación virreinal y de inmediato se pone en marcha la construcción de un convento franciscano.

 

Los criollos avecindados en Chamacuero se desplazaban constantemente a otros lugares vecinos como Zalaya, San Miguel, Dolores o Querétaro, donde tenían algún tipo de contacto social y muchas veces se les identificaba como asentados en estas ciudades y no en su pueblo.

 

En la época colonial los pobladores de San Francisco de Chamacuero, indios, principalmente otomíes, españoles, algunos negros, mulatos y castas vivieron en torno a las actividades agrícolas de la región. La vida también giró alrededor de las fiestas y tradiciones religiosas del catolicismo muchas veces enriquecidas con prácticas y rituales indígenas como sucedía principalmente en las capillas de indios extendidas sobre prácticamente todo el pueblo y que todavía podemos apreciar algunas de ellas principalmente en el barrio de San Agustín. La época colonial en el pueblo también propicio que Ignacio Basurto sacerdote que se encontraba en el templo de San Francisco redactará aquí uno de los primeros libros para la enseñanza de los niños, las Fabulas Morales.

 

A finales del siglo XVIII, San Francisco Chamacuero se encontraba dividido por razón propia de la conquista en diecisiete haciendas de gran extensión que abarcan desde el pueblo de Apaseo hasta lo que será el de Santa Cruz y limitado siempre por las estancias de Celaya y de San Miguel.

 

El 7 de Noviembre de 1861, es declarado municipio, y el 9 de Noviembre de 1874, a iniciativa del jefe  político del distrito, don Ignacio Bernal, por decreto del Estado se le denomina Chamacuero de Comonfort. En la actualidad, el municipio lleva solamente el nombre de Comonfort.

Conoce más de Comonfort:

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon