Mujeres en la historia: 

Manuela Medina

 

Manuela Medina, llamada “La Capitana” huérfana de madre, quemó su hacienda para no proporcionar recursos a los realistas. Se alojó en su rancho del Venadito a Francisco Javier Mina y ambos fueron ahí apresados por el enemigo.

 

Fue perseguida, robada e insultada después por "una soldadesca incapaz de respetar el heroísmo" y tuvo que vivir en medio de los bosques, desnuda y hambrienta "como una eremita en la soledad"