Salvatierra, Pueblo Mágico

y sus retos

 

El municipio de Salvatierra fue declarado como Pueblo Mágico el 29 de noviembre de 2012. Este título reconoce el trabajo y esfuerzo de los habitantes de la ciudad que gracias a ellos se conserva su riqueza cultural, arquitectónica, gastronómica e histórica.

 

Salvatierra ha sido catalogada como el “Corazón del Granero del Bajío”, por su vasta producción agrícola que durante época de La Colonia fue el centro más productivo de la zona.

 

Fue la primera ciudad española fundada en el estado de Guanajuato, y debido a su ubicación se desarrollaron varias órdenes religiosas formando en Salvatierra el centro religioso más importante durante la época virreinal.

 

Con la llegada de los españoles y religiosos a esas tierras se construyeron conventos, iglesias, casonas y haciendas que hoy día se han convertido en uno de sus principales atractivos turísticos que se complementan con el cauce del Río Lerma y el histórico Puente de Batanes, donde se dio una batalla entre realistas e insurgentes.

 

Pero no todo es bueno en este Pueblo Mágico, pues pareciera que a las autoridades federales, estatales y municipales se les olvidó que Salvatierra pertenece al grupo de los 111 pueblos que son reconocidos a nivel nacional por su valor turístico, histórico y cultural.

 

Se necesita poner a Salvatierra en los ojos y oídos de todos y cada uno de los guanajuatenses que muchas veces no conocen la historia y tradiciones de su propio estado.

 

Presentar sus riquezas naturales y arquitectónicas, así como sus principales fiestas que han estado presentes durante varios años en Salvatierra.

 

Las tres dependencias de gobierno: federal, estatal y municipal, necesitan trabajar en coordinación para dar un empujón a este Pueblo Mágico, que se va quedando rezagado y en el olvido.

 

El gobierno municipal y la SecurGto beben trabajar a la par, para animar a los habitantes de Salvatierra a interesarse en promocionar y dar a conocer todo lo que ofrece el Pueblo Mágico al turista en general.

 

Hacer conciencia que el título de Pueblo Mágico no es solo de uno cuantos, sino de todos los salvaterrenses que día a día se esfuerzan para seguir siendo el “Corazón del Granero del Bajío”; para elaborar sus deliciosos dulces típicos de guayaba y membrillo; conservando en buen estado su patrimonio arquitectónico; participando en sus fiestas y festivales que le dan vida y color a Salvatierra.

 

Hacerles saber los beneficios que pueden obtener los habitantes por el hecho de ser parte de un programa en el que se impulsa la visita del turismo nacional e internacional.

 

Que los salvaterrenses sean los principales promotores de sus eventos como son la Fiesta del Señor del Socorro, donde se ofrendan los frutos obtenidos de sus tierras agrícolas. Las celebraciones a la Virgen de la Luz, patrona del municipio.

 

Las fiestas de la Candelaria en donde celebran la fundación de la primera ciudadela española en el estado. El festival de Blues y Jazz que presenta a los principales exponentes de estos géneros musicales, poniendo ritmo y sabor en Salvatierra.

 

La Marquesada que se realiza desde hace 10 años y se ha convertido en uno de los principales eventos con los que cuenta el Pueblo Mágico.

 

Las personas adultas deben incluir a las nuevas generaciones transmitiendo la alegría y la magia que tiene Salvatierra, pues es de los más jóvenes de quien dependerá el seguir conservando el título de Pueblo Mágico y lograr que el municipio se posicione como un centro cultural e histórico en el Bajío.

 

Por: @yessicarene

Foto: Edgar Alonso Montoya

Otras Notas: