Diputado Constituyente 1916-1917, por el Estado de Guanajuato:

Ramón Frausto

Otras:

Nació en el Mineral de la Luz (comunidad minera de la ciudad de Guanajuato), el 21 de agosto de1879. Abogado y General. Hizo sus estudios en el colegio del Estado, donde obtuvo su título el 1° de abril de 1905. Se desempeñó como Procurador de Justicia Militar.

En compañía de sus amigos mineros, se lanzó a la revolución armada en contra del régimen porfirista hasta su derrocamiento. Después del asesinato del Presidente Madero, se unió a la Revolución Constitucionalista hasta alcanzar el grado de General. El Primer Jefe don Venustiano Carranza le confió varias misiones en las cuales participó con gran lealtad.

Congreso Constituyente 1916-1917

En el Congreso Constituyente en Querétaro, representó al 1° Distrito del Estado de Guanajuato, donde defendió sus ideales revolucionarios.

Actuó como secretario de la mesa directiva provisional donde se discutieron 17 credenciales. Se distinguió por su participación activa durante los debates.

Participaciones en el Congreso

Al igual que el diputado Calderón, el diputado Ramón Frausto hizo una proposición en la cual buscaban aliviar la situación de los obreros en Guanajuato. “(…) como nativo, me percaté del problema que se presentaba en aquella población y que aún persiste. (…) yo me he permitido llamar la atención de la Cámara, suplicando a la presidencia me dispense haya turbado su atención al tratar de los obreros de Guanajuato, que tengo entendido merecen que nos fijemos en ellos, pues también son patriotas”.

En la discusión del artículo 13°, el Diputado Ramón Frausto argumentaba que: “Si queremos conservar a ese cuerpo glorioso Ejército, debemos darle no el fuero, sino sus tribunales, lo que permite que se sostenga la disciplina, que tengamos una garantía completa de que ese cuerpo acepte responder a las necesidades de defensa de la integridad del suelo nacional y de la patria mexicana”.

Reflexión sobre el Constituyente:

A él se debe aquellas palabras pronunciadas el 31 de enero de 1917: “En esta fecha hemos lanzado los hombres del Constituyente un reto al porvenir. México con la fuerza del pensamiento y por la fuerza de la acción irá a sus más altos destinos como uno de los pueblos más avanzados de América. Estos pensamientos sintetizan el espíritu y la mística del Congreso Constituyente".

En otra ocasión que tuvo la oportunidad de expresar su sentir sobre el Congreso Constituyente dijo lo siguiente: “Al terminar sus labores el Congreso Constituyente, presencié en mi imaginación un majestuoso desfile de ideas, como si fueran siglos en marcha; entonces comprendí que la labor de los hombres de la Revolución, entre los que yo soy una unidad imperceptible, harían una nueva Patria, grande y fuerte; que por ella, los hombres de la América Latina tendrán orientaciones no previstas en las teorías de un Antiguo Derecho Constitucional y que estamos frente a la mayor transformación de un pueblo hacia la verdadera libertad”.

Ramón también se desempeñó como poeta. Falleció en 1919.