12 de Julio: Día del Abogado



El 12 de julio de 1533, Fray Bartolomé Frías y Albornoz impartió la primera cátedra de Derecho en América e instruyó a sus entonces alumnos a los principios fundamentales del Derecho Romano entre otros temas.


La Facultad de Derecho y los abogados que estudiaron en ella fueron los principales actores en los movimientos estudiantes a favor de su autonomía, gracias a sus protestas en el año de 1929, con el ex presidente Emilio Portes Gil, es que surgió la Universidad Autónoma de México (hoy UNAM).


El 28 de julio de 1929 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley Orgánica en la que se consolidaba la autonomía de la universidad.


Durante el año de 1959, surgió una propuesta de El Diario de México, en la que Rolando Rueda de León, fue quién representó tal idea al ser presentada al presidente Adolfo López Mateos, quién más tarde habría de oficializarla siendo el 12 de julio como el Día del Abogado en México.


Este reconocimiento a los abogados inicio un año después de ser aprobada, es decir, en 1960.


Un origen que remonta a la época del Virreinato


El rey Carlos V de España en 1551, dio la orden de establecer en la virreinal Ciudad de México un Estudio de Universidad de Todas Ciencias y la inauguración de la Real y Pontificia Universidad, bajo el mandato del virrey don Luis de Velasco. Con ello inicio la historia de la educación superior en nuestro país


El primer sitio donde se estableció la Real y Pontificia Universidad de México fue la Calzada de Tlacotalpan, al este de la Catedral, en el centro histórico de la Ciudad de México.


La palabra abogado abogado proviene del latín advocatus, llamado en auxilio.


El término hace referencia a aquellos profesionistas que se dedican a defender, en juicio por escrito o de palabra, los intereses o causas de los litigantes, pudiendo ser su representado a particulares, empresas o gobiernos en asuntos jurídicos en los tribunales competentes.


El profesionista del Derecho está llamado a representar a otro, asumiendo su defensa y protegiendo sus intereses.


En la antigua Roma, los abogados eran quienes tenían conocimientos de las leyes, siendo llamados a acompañar a las personas que las desconocían. Así les brindaban su apoyo al comparecer ante los tribunales.


De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española (RAE), el significado de la palabra abogado es el siguiente:


· Licenciado en derecho que ofrece profesionalmente asesoramiento jurídico y que ejerce la defensa de las partes en los procesos judiciales o en los procedimientos administrativos.

· Intercesor o mediador.


Fuentes: Infobae, El Sol de México, Unión Guanajuato.

Publicidad

1/1