Ricardo, el activista


Foto: Carolina Vargas

Érase un pueblo conservador cuyo gobierno tenía fiesta un día, con virreyes y séquitos incluidos y esa mañana, un manifestante saltó al ruedo, que no el espontáneo... en dos preguntas, cuenta la historia en el día del alcalde.



¿Qué pasó, Ricardo, después de tu oposición en la presentación del Plan de Gobierno para León? ¿Qué más te dijeron, llegaron a algo?


Ricardo Gómez Escalante: "Absolutamente nada. Incluso el individuo de Secretaria de Gobernación, reiteró que me tenían investigado, se limitó a eso y ni el Presidente municipal, ni el Gobernador se acercaron. La valla de 25 policías jamás dejaron pasar. El único que se acercó fue el Secretario de Seguridad Saldaña y se intercambiaron opiniones. De ahí en más, la misma sordera que la Administración anterior, en su burbuja".



¿Cómo sentiste el ambiente en general? La participación de los medios, la actitud de las demás personas (dignatarios y otros asistentes).


Ricardo Gómez Escalante: "Los medios en su papel, incluso la cobertura que todos trataban de dar a ambos sucesos. Pero el ambiente político igual, tan genérico como la forma gris de esta administración. Pero desde el gobierno del estado, preocupados. El modus operandi de los de Secretaria de Gobernación insistían en persuadir para no manifestarnos, en negociar que a cambio no gritáramos nada, para no incomodar a los presentes. Que más de la mitad eran funcionarios, o empleados públicos. Los aplausos al compás de la enjundia que ponían los oradores en su discurso, una burbuja de triunfo electoral que apenas da su plan de gobierno, es decir que las propuestas de campaña fueron al vapor. Lo que me da más miedo es que sigan sin darse cuenta que las cosas no están bien, que interpreten las manifestaciones como alborotos y no como una alarma que ya exige urgencia en temas que hicimos saber a voz rota: - Primero León y los leoneses, luego el apoyo a los japoneses. Empresas que utilizan la mano de obra barata. -La maldita impunidad de Santillana y Márquez para con Oliva cuando iba saliendo de la gubernatura. Y la hoy omisión de investigación y transparencia con el caso de la Dip. Botello. -La ausencia de gobernanza que permite la ilegitimidad de la Administración con la gente. -El abuso de la autoridad en el despojo de tierras en Santa Ana del Conde. -El próximo incremento injustificable al transporte público en la ciudad. -La impunidad de Pastas Finas con ese fin. La apología de Márquez a las reformas estructurales de Peña Nieto, lamentables. Eso demuestra que la oposición para ellos es cosa de simulación".

Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon