La innovación tecnológica agrícola y el desarrollo del sector agroalimentario


El Dr. Fernando Galván Castillo, quien se desempeñaba como Director de Innovación Tecnológica Agrícola de la SDAyR, mandó un escrito al Gobernador del Estado de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, en el que habla sobre la labor que realizó en favor del campo guanajuatense y le solicita que se ponga al frente de dicha dirección a personas que sean capaces de continuar y mantener los diferentes programas que se han desarrollado y que sirvieron para que la producción agroalimentaria del estado sea reconocida a nivel nacional e internacional.


Texto:


La innovación tecnológica agrícola y el desarrollo del sector agroalimentario


Celaya, Gto. a 30 de noviembre de 2016

Ante la imposibilidad de hacerlo personalmente y en el momento del término de mi encargo como Director de Innovación Tecnológica Agrícola de la SDAyR, quisiera a través de la presente manifestarles algunas de las inquietudes con respecto a los programas que nos ocuparon como parte del personal de la Secretaría. No es mi intención destacar mi actuación en el ejercicio de mi responsabilidad, mi intención es resaltar la importancia de decisiones y acciones que el gobierno del estado ha tomado e implementado a través de la SDAyR en materia de innovación tecnológica, mandato que destaca en los planes estratégicos de la Entidad.


Realidades innovadoras como Guanajuato Zona Premium Agrícola de México, Plan Estatal Hidráulico, MasAgro Guanajuato, Estrategia para el Manejo del Pulgón Amarillo y otras iniciativas colocaron al Estado, por su aseada ejecución y resultados, como líder en la modernización de la producción agroalimentaria, reconocimiento no solo a nivel nacional sino con repercusiones en instancias internacionales. Otra virtud de estos programas es el trabajo para integrar a los productores y sus organizaciones con instituciones de investigación, académicas, de servicios, como CESAVEG, Fundación Guanajuato Produce, INIFAP, Delegación Estatal SAGARPA, CIMMYT, Sistemas Producto, Universidad de Guanajuato, Universidad La Salle, Instituto Tecnológico de Roque, CINVESTAV, Colegio de Posgraduados, Universidades Tecnológicas, empresas privadas, por mencionar algunos.


A lo anterior habría que agregar el reconocimiento y aprovechamiento de las condiciones edáficas y climatológicas de la entidad para modificar los patrones de cultivos tradicionales, ampliando la oferta de productos a mercados emergentes a través del fomento y la recuperación de cultivos alternativos y especies frutícolas, tales como, Nogal, Aguacate, Durazno, Granada, Pitahaya, Zarzamora, Frambuesa, Maíz Amarillo, Girasol, Higuerilla, Garbanzo, Triticale, entre otros.


Todo lo anterior acompañado con la formación de agentes de cambio con una visión moderna, que dotados de equipos, vehículos y herramientas han fomentado el concepto de agricultura sustentable a través de la implementación de plataformas de investigación y áreas de extensión donde se validan e introducen innovaciones a sistemas agroalimentarios tradicionales, tales como, variedades, fertilidad integral con herramientas como el sensor Green Seeker, manejo agroecológico de plagas, inducción a la organización y práctica de la agricultura por contrato, estableciendo además redes de intercambio de información con productores, técnicos e industria a través de eventos de capacitación, herramientas de comunicación innovadoras como el sistema de mensajería MasAgro Móvil y la difusión de resultados y noticias agroalimentarias locales, nacionales y mundiales a través de medios escritos.


Pero habrá que reconocer que a pesar de los logros alcanzados aún persisten graves desigualdades entre unidades de producción tradicionales y aquellas que han alcanzado los beneficios de los avances tecnológicos y el acceso a mercados más rentables. Además, tal situación se agrava por riesgos como la degradación y contaminación de recursos naturales por deficiente aplicación de las técnicas de producción, los inherentes a la sanidad y los efectos del cambio climático.


Tal situación amerita reforzar las acciones para enfrentar tal problemática, las acciones a implementar deben tender a reestablecer un equilibrio entre lo ecológico, lo social y lo económico; en la actualidad los grandes avances tecnológicos y los programas asistenciales en el sector rural no han tenido una contraparte paralela para el desarrollo de estrategias sociales y ecológicas adecuadas que permitan un aprovechamiento pleno de la aceleración tecnológica.


El malhumor social que se manifiesta en el avance de los liderazgos demagogos y populistas a nivel mundial reflejan la frustración e insatisfacción de una población inmadura, deficientemente informada y educada, incapaz de beneficiarse con la globalización y, como consecuencia de esta, afectada por la desigualdad social. Esta población es fácilmente influenciada por el avance de las redes sociales que difunden datos falsos con contenidos perversos que desvirtúan las soluciones a problemas sociales y ecológicos, obstaculizando los cambios para lograr un desarrollo equilibrado en los sistemas de producción agroalimentarios.


Entre las explicaciones al descontento social, expresadas en diferentes publicaciones por analistas políticos e intelectuales, destaca la tendencia en las estrategias implementadas a “tratar de controlar los resultados sin entender o atender las causas”. Son necesarias acciones o programas que tiendan a restablecer el eslabón entre los centros de desarrollo tecnológico y las unidades de producción agroalimentarias tradicionales. Estos programas deben contemplar como base un componente educativo, entendiendo a la educación como la enseñanza del oficio, no en una mayor escolaridad. En la Universidad La Salle Bajío está una propuesta al respecto, para hijos de productores agrícolas, que elaboramos en forma conjunta a solicitud del Consejo Directivo del Parque Agrotecnológico Xonotli, que quedo archivada.


MasAgro Guanajuato representa una opción de asistencia técnica que, en complemento con los programas asistenciales, está orientada a la formación de profesionales con una visión de establecer procesos de transferencia de tecnología en estrecha colaboración con productores, cuya finalidad es traducir la teoría a técnicas y procesos prácticos, que puedan ser asimilados y aplicados eficiente y eficazmente en las unidades de producción. La misión de la triada investigador-técnico-productor es: con una actitud crítica entender la teoría, desmenuzarla, evaluarla bajo cada circunstancia particular e implementarla inteligentemente.


El reto del innovador es renovarse constantemente al mismo tiempo que promueve la renovación en lo demás, por eso MasAgro es un programa dinámico que se modifica y promueve el cambio permanentemente, con base en las experiencias obtenidas de sus procesos y la retroalimentación permanente de los participantes en las redes de información implementadas.


Vivimos un mundo que se modifica aceleradamente, los cambios a nivel global en aspectos socioeconómicos, tecnológicos y medio ambientales exigen estructuras dinámicas y flexibles para ser funcionales y con énfasis en la formación de talento humano, que faciliten a las unidades de producción agroalimentarias el acceso al acelerado desarrollo tecnológico y, de este modo, mejorar la productividad, pero no a costa del incremento de la desigualdad social y el deterioro de los recursos naturales.


Conociendo la estructura de los programas de desarrollo tecnológico en la entidad, como miembro de la Secretaría y ahora como miembro de la sociedad civil, les externo respetuosamente mi petición de interiorizarse en los resultados obtenidos y la aportación a la sustentabilidad de la actividad agrícola en el estado que cada una de las instituciones y programas proporciona y, valorar el mantenimiento de la visión, estrategias y conceptos de los mismos, en un entorno amenazante, por la incertidumbre que prevalece, que demanda prioritariamente mejorar de una manera equilibrada la difusión y transferencia de las ideas innovadoras emergentes, para consolidar y crear unidades de producción agroalimentarias económica, social y ecológicamente exitosas.


Sin otro particular, reciban un afectuoso saludo y mis mejores deseos de dicha y felicidad



ATENTAMENTE

Dr. Fernando Galván Castillo


Curriculum del Dr. Fernando Galván Castillo


Profesión: Ingeniero Agrónomo

Especialidad: Maestría y Doctorado en Fitomejoramiento


Experiencia profesional:


1970-1971: investigador asistente del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y trigo.

1973-1976: investigador en Leguminosas comestibles, Campo Agrícola Experimental del Río Bravo.

1976-1978: Coordinador regional del Programa de Leguminosas comestibles, Centro de Investigaciones Agrícolas de Tamaulipas.

1978-1979: Coordinador Regional de Investigación, Campo Agrícola Experimental de Río Bravo.

1984-1986: Investigador y corresponsable del Proyecto sobre trasferencia de tecnología producto-experimentador.

1987: Jefe del Programa de Innovación Tecnológica en la Delegación Estatal de la SARH en Guanajuato



Fuente del CV: Curso de Capacitación sobre: componentes tecnológicos para validar y demostrar en cultivos de PV. 1987-1987 y OI. 1987-1988. Memorias. Junio- Octubre de 1987. Centro de Investigaciones Forestales y Agropecuarias del Guanajuato.


Entradas destacadas

1/5
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon