Identidad


Nuestra entidad como irapuatenses ha transitado por la Capital Mundial de las Fresas y la afamada Trinca Fresera de fútbol. Hoy, no tenemos tantas fresas aunque sí calidad. Hoy seguimos teniendo estadio pero no fucho de primera división. Como irapuatenses debemos de apostarle a una identidad y esta identidad, por lo que vemos, Irapuato es una ciudad anfitriona, con brazos abiertos al mundo. Esta debe de ser la irapuateidad: una ciudad hermana, la casa de todos, que brinde seguridad, armonía en sus avenidas y bienestar a propios y a visitantes, que son una gran población flotante.


En el tiempo, con el mercado de la fresa que se construye, seguiremos apostando por la calidad para ser la Capital Mundial de la Fresas para siempre. Como empresarios y como sector turístico, estamos contribuyendo para volver a tener equipo de fútbol, para lo cual estamos sosteniendo reuniones para intentar conciliar con las partes y estamos en busca de inversionistas que le apuesten a un equipo de primera división.


Las glorias pasadas de la Trinca nos motivan a ser una voz en el desierto: decir a los empresarios nacionales que sueñen con la Trinca Fresera del Irapuato y sueñen porque tenemos estadio y tenemos una gran afición, una afición que son de abuelos, de hijos y de nietos.


Los abuelos, siendo jóvenes, fueron freseros de corazón en aquellos grandes partidos con los goles del Médico Reyes. Con las grandiosas jugadas del Bobo Madrigal, de tantas y tantas historias con estadios llenos.


Los periódicos de la época. Los cronistas de la época, como El Rifeño y otros, enloquecieron y enloquecían a la afición entera cuando la Trinca Fresera del Irapuato les sacaba de la bolsa el triunfo a uno y a otro equipo.


El América, el León, las mismas Chivas del Guadalajara se cuadraban con nuestro equipo azulgrana de la Trinca, porque era un equipo de respeto y una afición de respeto.


Será un milagro el que los empresarios en disputa se pongan de acuerdo para que lleguen más empresarios y regrese el fútbol de primera división que tanto anhelamos. Por eso, que este escrito sirva de exhorto a que le den un regalo a la afición.


Mientras soñamos con el fútbol de primera división, somos testigos del formidable trabajo que lleva a cabo la administración del Arq. Ricardo Ortíz Gutiérrez, en el caso específico de la Copa Comunidades, que a manera de prevención convoca a jugadores de las comunidades rurales de Irapuato a torneos futboleros.


Un grupo de empresarios estamos interesados en el resultado final de este primer torneo para determinar si les buscamos patrocinios a estos jóvenes con talento deportivo, para que puedan continuar en esa ruta del triunfo.


Sabemos del talento de más jóvenes en Irapuato. A ellos tenemos que ponerles atención. A los jóvenes debemos de decirles que hay metas saludables, como ser exitosos en muchas disciplinas.


Esta debe de ser una identidad: un Irapuato de brazos abiertos al mundo para ser exitosos. Y todo esto se entiende si tenemos pasión por Irapuato.

Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon