¡Felicidades, Irapuato!


Durante el año 2017 y en lo que va de este he sostenido más de 50 reuniones con estudiantes, empresarios, medios y, con todos, hay una aceptación de que Irapuato tiene las condiciones para convertirse en un gran centro de espectáculos y un gran centro comercial.


Por fortuna, el año lo empezamos con la gran Cabalgata de Reyes Magos, ya convertido un evento de carácter nacional de gran atractivo para toda la familia. Este evento de gran arraigo que atrae visitantes de los estados y municipios de los alrededores.


Ya en febrero tenemos el aniversario de la fundación de Irapuato que se celebra con variados y complementarios eventos. La entrega de la presea Vasco de Quiroga con un gran significado de la solidaridad y apoyo entre las personas y un programa muy completo previsto y desarrollado por las autoridades municipales.


De manera muy especial tenemos el certamen La Fresa de Oro, que año con año concentra a los principales productores de Irapuato y lo exhiben y se degusta ante jueces para premiar a la mejor fresa.


Y más adelante, en el mes de marzo, nuestra Gran Feria de las Fresas.


Estos días propondré al consejo de la Oficina de Convenciones y Visitantes de Irapuato (OCV), enriquecer este programa de tres meses al iniciar el año, ya que venimos de diciembre donde también las autoridades municipales hacen el esfuerzo por anclar eventos.


La Cabalgada de Reyes, respetando el esfuerzo de los organizadores, debe de tener eventos complementarios y una mayor promoción. Todos debemos de realizar un esfuerzo para que el evento sea de lo más cómodo, atractivo y seguro para los participantes y para el público en general.


Por ejemplo, en la víspera del 15 de febrero, un día antes, el 14, Día de la Amistad y del Amor, todos los restaurantes de la ciudad pueden ofrecer en una de sus platillos el ingrediente fresa, a manera de un homenaje a nuestra ciudad, a nuestros productores y a nuestra identidad.


Con relación a la Feria de las Fresas debemos de dotarla de nuestro gran elemento fresa, de tal manera que aquí también se pueden servir cada vez más innumerables platillos con los insumos de fresas.


Luego viene la Semana Santa con estas estupendas construcciones que son nuestros templos en Irapuato, que en estos días se llenan de flores, ramos, de fe y de aromas.


Esto quiere decir que de diciembre a marzo tendríamos una agenda de lo más completa. Todas estas actividades y eventos ya existen, pero es necesaria una mayor coordinación del sector turístico con las autoridades municipales y del estado, Turismo y Cultura, para enriquecer.


Las Plazas de Irapuato nos esperan para que estos eventos sean de mayor impacto y atraigan más visitantes. Apostemos a la ciudad, apostemos al turismo de visitantes.


Tengamos pasión por Irapuato

Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon