La Cuarta Transformación



"Nuestra lucha tiene como antecedentes a las tres grandes

transformaciones que ha registrado la historia de nuestro país:

la Independencia, la Reforma y la Revolución convocada en 1910.

Ahora de manera pacífica buscamos, entre todos y desde abajo,

llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública de México": AMLO

AMLO presidente

“Le peje a quien le peje”


Andrés Manuel López Obrador es ya presidente de la República en el fuero interno de la mayoría de mexicanos que emitirán su voto este 1 de julio. El grueso de las encuestas y las manifestaciones de preferencias, que circulan en las redes sociales, son un reflejo de la imperiosa necesidad de una profunda transformación de la República.


Esta movilización de la sociedad civil ha constituido en un fenómeno social, sin precedentes, que empezó a configurarse a partir del 2006, se afianzó en el 2012 y se desbordó en este año electoral que, además, serán concurrentes.


Habrá elecciones locales, por lo que se votará además para renovar la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y las gubernaturas de Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán.


Está pues en ciernes una “República amorosa”, que vele por el espíritu del concepto de “Democracia”, que es la voluntad del pueblo, ideal de Andrés Manuel López Obrador, quien ha abrevado de los idearios del Padre de la Patria Don Miguel Hidalgo y Costilla, baluarte de la Independencia; Benito Juárez impulsor de la Guerra de Reforma y Francisco I Madero de la Revolución.


La cuarta transformación es icónica y de una prospectiva que se antoja sin parangón en los últimos 100 años, dada la inercia de los gobiernos posrevolucionarios, que acabaron convirtiéndose en gerencias de los Estados Unidos de Norteamérica y alentando el “Maximato” con Plutarco Elías Calles, Jefe Máximo de la Revolución, de ahí su nombre.


Por ello, López Obrador insiste en la defensa de la soberana nacional, que sentará las bases para relaciones multilaterales, con el vecino país del norte y con el resto de las Naciones, de respeto y fortalecimiento en la política exterior y en la praxis, hacia la política interior de México.


El gobierno de Andrés Manuel López Obrador deberá vigilar el cumplimiento de los preceptos constitucionales, de tal suerte que se haga efectivo el postulado de procurar el bienestar de los más pobres. Pero no sólo eso, sino que habrá de atender los asuntos de política interior, a través de la Secretaría de Gobernación, en funciones de Ministerio del Interior y conducir las relaciones del Poder Ejecutivo con los otros poderes de la Unión, los gobiernos estatales y demás autoridades municipales.


López Obrador ha puesto como piedra angular de su Proyecto de Nación 2018-2024 el que los ciudadanos tengan voz, porque “La democracia es el poder del pueblo”. Esto ha convertido a su propuesta en una verdadera intención filosófica y teleológica de que se gobierne para todos y se acabe con la plutocracia, donde un solo grupo de 35 hombres en México, amasan una fortuna de 180 mil millones de dólares y han tenido una influencia determinante en los presidentes en turno.


De ganar la Presidencia AMLO realizará una consulta cada dos años sobre su gestión y se someterá a la revocación de mandato si la gente así lo decide, esto, en el marco de una transformación profunda de la República implica un parteaguas de la historia reciente, donde los presidentes lejos de asumir un compromiso de este tipo, han buscado las formas más truculentas e ignominiosas para perpetuarse en el poder, a imagen del “Maximato”, periodo histórico y político de México que abarcó desde 1928, con el gobierno de Emilio Portes Gil como presidente interino del país, hasta 1934, con el inicio del gobierno de Lázaro Cárdenas.


Esta transformación es convocada para hacerse efectiva “entre todos y desde abajo”, no desde las cúpulas, no desde los poderes económicos facticos, ni desde el ejercicio burocrático del gobierno, sino con la participación de la sociedad civil organizada, que integran la lista nominal de electores y que se han pronunciado en forma mayoritaria por el proyecto de López Obrador.


Esta Lista Nominal de Electores Definitiva con Fotografía se integra por 89 millones 123 mil 355 registros, se utilizará en los comicios Federales y Locales en 30 entidades federativas el 1 de julio. La Lista Nominal de Electores Residentes en el Extranjero (LNERE) está conformada por un total de 181 mil 256 registros de ciudadanas y ciuda

danos que podrán votar en la elección federal para renovar los cargos de Presidencia de la República y Senadurías.


Los hombres y mujeres de carne y hueso de la Lista Nominal de Electores y la Lista Nominal de Electorales Residentes en el Extranjero, habrán de confirmar las preferencias electorales ya dibujadas en el ánimo y en el corazón de gran parte de la sociedad mexicana.


Están así sentadas las bases y AMLO habrá de pasar a la historia como un personaje que, con perseverancia, dio paso a la Cuarta Transformación en México, para convertirlo de una República de odio y sangre a una “Republica Amorosa”.

¨* José Manuel Delgado Morales

• Es catedrático, investigador y activista por los Derechos Humanos

• Egresado de la Licenciatura de Derecho por la Universidad de León, con Maestría en Derecho Procesal Penal, Acusatorio Adversarial.

• Director de Comunicación Social y Vinculación de la Barra de Abogados del Estado de Guanajuato (BAEG) y coordinador de Defensa Jurídica en el Consejo Estatal de Periodistas A.C.

• Cuenta con Diplomado en Derecho Penal, Procesal y Amparo Penal así como un Diplomado en Acceso a la Justicia en Materia de Derechos Humanos impartidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon