Muere Paloma Gálvez, la viuda de José Alfredo Jiménez

La primera y única esposa del compositor José Alfredo Jiménez, Paloma Gálvez, murió este miércoles a los 97 años por causas naturales, en su casa de la Ciudad de México, donde nunca faltó a su compromiso de escuchar todos los días las melodías de su gran amor.

Su hijo, José Alfredo Jiménez Gálvez señaló que más allá del dolor que le pudiera causar la pérdida de su madre, es una fiesta en la que los recuerdos llenos de amor inundarán la sala de velación.


“Mi madre lo único que tenía eran años y fue muy feliz porque se pudo despedir de todos, desde nietos y bisnietos y su ánimo nunca lo perdió porque a la enfermera en sus últimas horas le dijo: ‘tráeme un poquito de vino’”.


Paloma fue la inspiradora de la mayoría de las canciones


El también presidente del Catálogo de Oro de la Sociedad de Autores y Compositores de México, afirmó que Paloma fue la inspiradora de la mayoría de las canciones del compositor guanajuatense.


“Ella nunca dejó de oír las canciones que mi padre le compuso, incluso tampoco olvidaba los enojos que algún día tuvo con él, porque en ocasiones me decía 'ni me pongas esta canción, porque recuerdo que me hizo enojar cuando me la interpretó'”.


“Mi padre siempre la protegió, le dejó a ella 153 canciones como parte de los bienes mancomunados de su matrimonio, entre las que destacan la más emblemática ‘Paloma querida’, aunque también le gustaba mucho de la letra de 'Amor del alma' y 'Serenata sin Luna'”.

Entradas destacadas

1/5
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon