47 años de Avándaro; “Siempre simón, nunca nel”

Alex Lora, integrante de Three souls in my mind -una de las 47 bandas que se presentaron durante el Festival de Avándaro- describe al festival como “la cumbre del jipismo mexicano”. Y tiene razón.


¿Cómo es que un evento de carreras de autos con intermedios de rock terminó siendo el festival de Rock And Roll más importante en la historia de México?


En 1971 el rock en inglés vivía un gran auge, este sonido revolucionario en tono y letra estaba en la cabeza de los jóvenes de todo el mundo, y a México llegó en forma de “La Onda Chicana”, música de mexicanos cantada en inglés, que conservaba el dinamismo y la sicodelia característica del género.


Eduardo López Negrete, “El Negro”, es considerado como el principal organizador del evento, que llevaba por nombre “Festival de Rock y Ruedas”, en cuál se planteaba poner un escenario cercano a la zona de espectadores de las carreras de autos, y se esperaba una afluencia de no más de 7,000 personas.


En aquellos años, las bandas de rock estaban ocultas y reprimidas, eran rechazadas de manera oficial, así que, en un principio fue un tanto difícil el contacto con las agrupaciones. Una vez las bandas contactadas, se inició la promoción a través de la radio, del programa “La Onda de Woodstock”.


Durante todo el día viernes 11 de septiembre de 1971, los chavos greñudos que asustaban a los pasajeros comunes de los guajoloteros que se movían por el Estado de México, llegaron a Valle de Bravo, ¡y por montones!.. Para cuando la noche llegó, se estima que alrededor de 100,000 personas estaban a la espera de Rock And Roll en el pueblo de Avándaro.


La noticia de que se realizaría un “Woodstock a la mexicana” logró la avalancha de gente de aquella noche, en la cual pasaron muchas cosas; Incendios, uso de drogas, apagones, tormenta, desnudos y mensajes de liberación juvenil, que, por un instante -y dado el contexto del país en aquel momento- puso a temblar al gobierno al grito de “¡Tenemos el poder, Tenemos el poder!”.


Se estima que 47 bandas -como Toncho Pilatos y El Ritual- tocaron sin parar desde las 8pm del viernes, hasta el medio día del sábado.


Así mismo, la prensa del país satanizó al evento de todas maneras posible, incluso, se habla que se cortaron las transmisiones de radio patrocinadas por Coca-Cola, ya que el mensaje que enviaba la música no coincidía con sus políticas empresariales.


El evento en sí es una leyenda, aquellos que asistieron cuentan muchas cosas distintas acerca del mismo evento, lo que lo convierte en un verdadero misterio, sin embargo, imágenes como “La Encuerada de Avándaro” darán fe de la importancia que tuvo el festival.


Les dejamos una rola para el deleite...





Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon