Síntesis nacional

Compilación de columnas, portadas del día y notas políticas de México.

Foto del día: El Senado de la República suspende vales de despensa a trabajadores. A partir del 1 de octubre, tendrá un ahorro de 995 mil pesos.


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco

Encuentro AMLO con Diego Sinhue:

Por Fidel Ramírez Guerra


El estado de Guanajuato registra los más altos índices de ejecuciones en su historia que lo coloca en los primeros sitios de violencia en el país. Inicia un nuevo gobierno y fue en esta entidad la única en la que perdió Andrés Manuel López Obrador. Ambos tienen el mismo reto y los dos serán responsables o beneficiarios de los fracasos o de los éxitos.


El presidente electo llega con su más reciente declaración: crear una Guardia Civil con integrantes de la Marina, del Ejército y de la Policía Preventiva:


“La propuesta es que las Fuerzas Armadas actúen como un ejército de paz… tendrán que ayudarnos sin el uso de la fuerza para garantizar la seguridad interior y ayudar a que haya seguridad pública. Tenemos un grave problema de inseguridad y de violencia en el país, y vamos a buscar la manera de enfrentarlo sin el uso de la fuerza. Vamos a atender las causas que han originado la violencia en México. Estoy seguro que si hay trabajo, si hay bienestar, si se atiende a los jóvenes, vamos a lograr la paz y la tranquilidad en nuestro país”.


López Obrador la define como la Guardia Civil que sustituiría a lo que en campaña llamó la Guardia Nacional: Guardia Civil por Guardia Nacional. Abrazos, no balazos.


Así, con recientes declaraciones que están sorprendiendo a los mandos militares y policiacos del país, llega López Obrador a Guanajuato que vive su propia crisis no solo por el tema de la inseguridad sino por la ratificación del procurador Carlos Zamarripa y del jefe de seguridad Álvar Cabeza de Vaca.


El gobernador Diego Sinhue tiene como su propuesta estrella la creación del Consejo Estatal de Seguridad con los propósitos de concretar una mejor coordinación entre los tres niveles de gobierno.


El presidente habituado a entrevistas banqueteras y el gobernador con una política de comunicación de no hablar con los periodistas.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Columna de Columnas

La militarización que viene / La gira de apapachos

01/10/2018


La militarización que viene

El tema de la militarización del país ha cobrado importancia en fechas recientes, debido a que en campaña, Andrés Manuel López Obrador había prometido sacar a los militares de las calles y devolverlos a los cuarteles, promesa que al parecer no será posible. Al respecto en Milenio, el periodista Carlos Marín, escribe que: “máxima de oro en los ámbitos militares y policiacos del mundo: si a una orden le sigue una contraorden, el resultado es el desorden. Lástima que parezcan ignorarla en el próximo gobierno, comenzando por Andrés Manuel López Obrador y su Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, el mismo que hace pocas semanas había descartado el despropósito de que se cree una Guardia Nacional. Este sábado, el Presidente electo retomó la ocurrencia de ‘reconvertir’ Ejército y Marina Armada para, en licuado con la Policía Federal […], conformar la nueva corporación pacificadora que se ocupará de la seguridad pública y del interior porque, supone, en caso de una invasión extranjera, la defensa de la patria correrá a cargo de todos los mexicanos. Como los chinacos, pues, y sus patéticas derrotas contra el ejército francés que terminó imponiendo a Maximiliano. El proyecto va contra la naturaleza de lo militar porque ningún soldado de tierra, mar o aire se alistó para servir de policía. Y mucho peor: el engendro encarnará la indeseable y vergonzante militarización del país”.


La idea de la Guardia Civil propuesta por AMLO no ha sido del todo bien recibida por la opinión pública, pues en el Excélsior, su director, el periodista Pascal Beltrán del Río, escribe que: “los integrantes del equipo de transición, incluido el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, insisten en que el eje de su estrategia será ‘atender las causas que originaron la violencia’. Al hablar de ellas, se refieren casi exclusivamente a la pobreza. Sin poner en duda que ésta pueda ser uno de los componentes de la delincuencia […]. Los ayuntamientos y gobiernos estatales encontraron una excusa perfecta para no cumplir con su obligación constitucional de proveer seguridad a los habitantes de sus respectivas demarcaciones: el apoyo de las Fuerzas Armadas en esas tareas. Hoy nos encontramos en un punto en que lo único que nos separa de una completa anarquía en muchas ciudades del país es el Ejército y la Armada […]. Los militares, lo han dicho ellos mismos, no están para eso. Las fallas de los civiles han hecho que el Ejército y la Marina tengan que cargar una losa sobre sus hombros. Habría que retirárselas lo más pronto posible. Y eso sólo se puede hacer con un plan concreto de construcción de cuerpos policiacos confiables […]. Las autoridades futuras tienen un extraño enfoque sobre la violencia que se vive: hablan de ella como si México estuviese saliendo de un conflicto armado de corte ideológico y lo que se requiere es pacificar y reconciliar a los bandos en pugna. El sábado, López Obrador mezcló la conmemoración de la masacre de Tlatelolco con el combate a la inseguridad que vive el país, dos temas diametralmente distintos […]. Y habló de la creación de una ‘Guardia Civil a nivel nacional’. Ya no se refirió a la Guardia Nacional, como hizo en campaña, pues esa figura está contemplada en la Constitución, pero no con el propósito que él busca. Quizá por los señalamientos que al respecto hicieron algunos consti