Síntesis nacional

Conoce la opinión de Periodista Fidel Ramírez Guerra, la columna de columnas, portadas del día y notas políticas de México.


Foto del día: Como pago de fin de año, en la Cámara de Diputados se asignó para cada legislador federal una bolsa de 208 mil 851 pesos netos.

Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada



Kiosco

¿Qué hace con César Yáñez?



Por Fidel Ramírez Guerra


La boda Fifí sigue escalando – ahora – a temas internacionales. Diversas publicaciones plantean las contradicciones de exhorto a la austeridad con el dispendio, reconociendo que aunque no son recursos públicos, es el mal ejemplo.


Es como el nuevo rey, que pide a los plebeyos apretarse el cinturón y a toda su corte y, uno de los suyos, cercanos, el de mayor confianza y estimación, echa la casa por la venta con princesa rica… aun pagando la esposa: es el mal ejemplo en tiempo de austeridad en el reino.


Se entiendo que César Yáñez sigue de vacaciones, de luna de miel. Por lo pronto tiene un cargo proyectado en Palacio Nacional y tendrá que ejercerlo… a menos que renuncie o lo renuncien.


La repercusión del hecho es lo que ha afectado la atmósfera de la cuarta transformación. El discurso mismo de Andrés Manuel López Obrador. Ha significado un gran golpe que sigue y sigue… tanto o más como la designación de Manuel Bartlett Díaz como director de la CFE.


Como todos los temas mediáticos, tiene un inicio, un clímax y un fin. El eventual regreso de César Yáñez a la vida pública ya como funcionario lo volverá a colocar en la vista de los medios y de la opinión pública.


¿Qué hacer con César Yáñez, el acompañante fiel de López Obrador en las malas?


Este escándalo ha sido de utilidad para la autocrítica: propios colaboradores de AMLO, propios articulistas proMorena están siendo críticos, alelados de la militancia y del fanatismo.


La boda Fifí caló hondo con Hola.


Andrés Manuel tiene la última palabra.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Columna de Columnas

Extorsionados / El exilio español de Peña / La simiente del 68

06/10/2018


Extorsionados

Es evidente que mientras gran parte de los mexicanos fijan su atención a temas de la vida diaria que parecen irrelevantes, aquellas situaciones que requieren de nuestra atención pasan desapercibidos, prueba de ello es el reciente anuncio hecho por el Instituto Federal de Telecomunicaciones, respecto a la falla en los sistemas de seguridad que impiden que se realicen llamadas desde el interior de los penales, situación preocupante cuando recordamos que la mayoría de las llamadas de extorsión que se hacen a diario tienen su origen alguno de los centros de reclusión mexicanos. En el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que: “en el país la realidad, la que duele, la que debería ser tema de agenda de todos, avanza de manera abominable […] ‘Cada año, 3.7 millones de llamadas vía celular salen de siete penales estatales y federales para realizar alguna extorsión a ciudadanos, revela un estudio que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) entregó al Senado (…) Realizado por telefónicas de junio de 2017 a junio de 2018, el estudio halló 947 equipos terminales ‘sospechosos’, es decir, que se conectan a la radiobase más cercana al penal y tienen un número atípico de llamadas salientes. También explica que desde los 947 celulares se hicieron 219 mil 700 llamadas en tres semanas, por lo que, al anualizar el dato, arroja 3.7 millones de llamadas…’. No es un tema nuevo […] El informe entregado al Senado sólo dimensiona mejor la gravedad del problema. No es un asunto exclusivo de los centros de reclusión de la Ciudad de México […] ¿Cómo hace un preso para tener acceso a un dispositivo móvil? ¿Cómo se tolera la vida dentro de un penal que escribe tácitamente sus propias leyes? […] Hay muchos pendientes en México, pero, sin duda, la reinserción social es uno de los grandes temas en materia de seguridad. Tantas extorsiones todos los días, los centros de reclusión operando como call centers, con la misma cotidianidad con la que operan los que están dentro de la legalidad. ¿Cuántas personas habrán caído en la trampa? ¿Cuántos habrán pagado un rescate por un secuestro que jamás sucedió? Tal vez valdría la pena que volteáramos a ver más esta realidad, que las veces que sirvieron langosta en una misma noche”.


El exilio español de Peña

En El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “un rancho en el sur de España, ubicado entre las ciudades de Sevilla y Málaga, será el destino a donde se vaya a vivir Enrique Peña Nieto al terminar su presidencia el próximo 1 de diciembre. Ya en su condición de ex Presidente, el mexiquense tiene planeado radicar en territorio español, por lo menos un año, después del cual volvería a su casa en el Estado de México […] La fuente que confirmó los preparativos dijo que el traslado del mandatario mexicano a su nuevo lugar de residencia ocurriría a finales de este año o principios del próximo […] lo que es un hecho es la decisión del presidente saliente de poner tierra de por medio y pasar sus primeros meses como ex mandatario fuera del país, seguramente en lo que se asientan las aguas, él se adapta a su nueva realidad y mientras arranca el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Decía el guatemalteco Augusto Monterroso que ‘el exilio es uno de los grandes bienes que puede recibir un escritor’, mientras que para los políticos las razones para emprender el exilio suelen ser distintas y casi siempre necesarias. En el caso de Peña está claro que su exilio es voluntario pero ¿será también necesario? Al menos sí es prudente”.


La simiente del 68

En Milenio, el columnista Liébano Sáenz, escribe que: “el martes 2 de octubre se cumplieron 50 años desde que la Plaza de Tlatelolco se manchó con la sangre de un número indeterminado de jóvenes mexicanos. Cometen un error quienes piensan que lo que recordamos ese día es la tragedia que marcó al país. Olvidan, y por ello es justa la memoria, que el 68 fue un año de construcción simbólica para nuestra democracia […] Lo que se debate entre el olvido y la memoria es la huella de la juventud que construyó el 68 […] Y es que el movimiento fue ante todo un signo de la vitalidad de la juventud que lo construyó. Si hoy pesa y preocupa la posibilidad del olvido es porque la justicia no solo es un elemento pragmático para castigar a los responsables. Como lo planteó Ulpiano, la justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno su derecho. Es un acto de justicia no olvidar, pues así la memoria mantiene vivo en los ciudadanos el origen de los derechos de los que son sujetos. Parte de la democracia mexicana nació en muchos sentidos en 1968. No solo se trata de la indignación que produjo el acto de abuso y represión del Estado contra los jóvenes en la Plaza de las Tres Culturas, sino del poder de sensibilización que los jóvenes ya habían logrado para ese momento […] La conmemoración del 2 de octubre debe trascender a la tradicional marcha y los lugares comunes. Debe trascender a la Noche de Tlatelolco y los gritos que invitan a no perdonar ni olvidar. Debe dignificar a los actores de aquellos episo