Síntesis Guanajuato

Conoce la opinión política del Periodista Fidel Ramírez Guerra, columnas locales y notas políticas del estado de Guanajuato.


Foto del día: Diputados de Morena, PRI y PVEM protestaron enérgicamente en la tribuna del Congreso debido a que el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo les envió la notificación de que ratificó a Carlos Zamarripa Aguirre como procurador de Justicia del Estado, sin someterlo a la aprobación del Congreso como lo marca la Constitución del Estado y las Leyes Orgánicas del Poder Ejecutivo y del Ministerio Público.


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Columnas Locales:

Kiosco

Diego decidió el costo político


Por Fidel Ramírez Guerra


Con la decisión de Diego Sinhue de mantener a Alvar Cabeza de Vaca y a Carlos Zamarripa en Seguridad y Procuraduría, el gobernador estuvo consciente de un costo político y mediático que aún asume. Las apuestas estaban porque no repitieran. Las ratificaciones se fueron llevando hasta el final. Y al final se quedaron. No sabemos por cuánto tiempo permanecerán. Tampoco si CZ será el fiscal carnal.


Los comentarios alrededor del equipo de Diego Sinhue y de Miguel Márquez, en su momento, coincidían en que aun cambiando a estos funcionarios por otros, el enfrentamiento entre los grupos no cesaría ni tampoco la delincuencia aislada, callejera. La delincuencia común. Por consiguiente, que el problema de fondo no se resolvería. Y que posiblemente se cayera en un riesgo mayor.


En la ratificación de Alvar y de Zamarripa también debió de prevalecer la relación con Márquez, el padrino de DS. Seguramente el consejo al nuevo gobernador fue que los funcionarios continuaran, que era lo mejor.


Y tiene sentido. Aquí pudo aplicar aquello de más vale conocido que nuevo por conocer. También, seguramente se midieron los escenarios de las eventuales reacciones de los grupos menchos y marros al saberse que los identificados jefes policiacos habrían sido cambiados. El conocimiento de A y de Z debe de ser más profundo de lo que uno imagina acerca de la guerra local entre los grupos delincuenciales.


Alvar Cabeza de Vaca está ratificado en Seguridad Pública y Carlos Zamarripa en la Procuraduría. La decisión. A casi un mes de haberse tomado, no significó una catástrofe. Algunos medios de la prensa nacional comentaron el caso. Ha habido insistencia en medios locales. Opositores morenistas lo han recalcado. Empresarios se manifestaron originalmente en contra pero luego se fueron por la suave de que esperarían resultados.


Pareciera en general que el equipo de DS y de MMM en su momento, tenían y tienen tomada la medida. Tener mayoría en el Congreso del Estado cuenta. Haber ganado de manera inobjetable la gubernatura y en los principales y en la mayoría de los municipios del estado, cuenta.


La sociedad, la sociedad en general está muy indiferente a toda la cosa pública. La sociedad está en la profunda reflexión de que todos son iguales. Y lo preocupante es la las ejecuciones siguen. La guerra sigue y en ocasiones con daños colaterales, cobrando vidas de inocentes.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Yerbamala

19/10/2018


Don Giovanni


1.-La aplanadora del silencio


Reproches, amagos y hasta propuestas de la oposición por el ‘Caso Zamarripa’ no tuvieron respuesta alguna de la mayoría panista.


Ni siquiera para defender al procurador de Justicia, pues todo indica no tiene argumentos.


Antes, la presidenta del Congreso, Lorena Alfaro, había dado cuenta del asunto como si se tratara de algo intrascendente entre el montón de notificaciones que llegan al Congreso:


‘El Gobernador del Estado hace del conocimiento su determinación de que el licenciado Carlos Zamarripa Aguirre continúe en su cargo de Procurador General de Justicia del Estado’.


Exactamente como dijeron los priistas, el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez, tomó al Congreso como su ‘Oficialía de Partes’…


El coordinador priista, José Huerta, señaló violación a la soberanía del Congreso. El morenista Ernesto Prieto dijo que llevarían el caso a los tribunales. La ecologista Vanessa Sánchez propuso, vanamente, que la Comisión de Justicia analizara el asunto…


Alfaro justificó la anulación de la intervención del Congreso con un dictamen del director de Apoyo Parlamentario, el priista Eduardo Aboytes, a quien recién ratificaron. Es decir, para eso lo pusieron…


Diego repitió el pecado de Miguel Márquez: no someter a la ratificación del Congreso el nombramiento de Zamarripa, contrariando a Ley Orgánica del Poder Ejecutivo. Esto, entonces como ahora, deja en cuestión la legalidad del acto.


Y ahí estaría la razón de la negativa panista para, al menos, discutir el asunto, pues si ahora se entraba a la ratificación se controvertiría el nombramiento que hizo Márquez y todo lo actuado por Zamarripa.