Síntesis informativa (Nacional)

Conoce la opinión del Periodista Fidel Ramírez Guerra, columna de columnas, portadas del día y notas políticas.



Foto del día: El presidente de México, Enrique Peña Nieto presentó el programa ‘Esta es tu casa’, para apoyar a los migrantes que están en México, quienes al tramitar una “identificación oficial temporal” les permitirá recibir atención médica, “mandar a tus hijos a la escuela”, “entrar y salir a albergues” y acceder al programa de empleo temporal.


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco

Freno a la corrupción


Por Fidel Ramírez Guerra


No sabemos en realidad qué tan a fondo llegará Andrés Manuel López Obrador al combate a la corrupción. De momento, en el ánimo de la opinión pública hay dos temas que él ofrece combatir:


Por un lado, erradicar toda corrupción de los procesos de licitación y de construcción para el nuevo aeropuerto Texcoco. La información con la que cuenta el presidente entrante es corrupción tras corrupción. Licitaciones amañadas para fortalecer a la constructora carnala y enormes listas de sobreprecios.


Su promesa es que una vez que se den a conocer los resultados de la consulta buscará a empresarios y lo que AMLO espera en caso de que la tendencia sea Texcoco, una limpia.


Al final no hay muchas constructoras de dónde escoger. En este abanico de prioridades está Carlos Slim, a quien conoce bien por trabajar juntos en el rescate del centro histórico de la ciudad de México.


El propio Slim ya habló de la posibilidad de un crédito europeo con pocos intereses. No hay duda de que el presidente y el rico del pueblo se pondrán y están de acuerdo, desde luego, con nuevos jugadores, como es el caso de José María Riobóo, a quien prensa capitalina ubican como el constructor carnal de López Obrador.


Desde la campaña misma AMLO se refirió al aeropuerto de Peña. En una ocasión, en su visita a Irapuato, Guanajuato, se refirió a los múltiples intereses que existían. Recuerdo bien que públicamente habló de la Constructora VISE, de este estado, de la familia Villanueva, e hizo referencia también al periódico Correo, propiedad de los mismos (Santiago y Pablo).


A propósito de los compromisos de Andrés Manuel, como el de combate a la corrupción, también se refirió en Guanajuato, en este caso en León, al combate del huachicoleo.


Tiene días lo que ya es un escándalo en las redes sociales de Guanajuato: la petición de que la PGR investigue a la empresa Sonigas, del empresario leonés Salvador Oñate. La exigencia es de dos senadores de Morena.


Sobre este señalamiento ya el columnista capitalino Francisco Rodríguez se había referido al tema en junio del 2007 y a raíz del punto de acuerdo en el Senado lo retoma el columnista de Guanajuato, Arnoldo Cuéllar: el señalamiento va en el sentido de que esta empresa de Oñate sustrae hidrocarburos de manera ilegal.


No sabemos hasta dónde llegará verdaderamente la proclama de combate a la corrupción ni qué ocurrirá en este río revuelto con ganancia de pescadores.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________

Columna de Columnas

Lecciones del 68 / ¿Una Presidencia acotada? / Migraciones

27/10/2018


Lecciones del 68

El movimiento estudiantil de 1968, y que este año conmemoró el50 aniversario de uno de sus episodios más sangrientos, nació con el objetivo de exigir a las autoridades que abandonaran el autoritarismo y transitaran hacia una verdadera sociedad democrática. Cinco décadas más tarde, es posible considerar que aquellas exigencias plasmadas en el pliego petitorio que dio voz al movimiento no han sido cumplidas, pues aspectos como la exigencia de justicia y castigo para los culpables, reparación del daño y conocer a los responsables de las agresiones, siguen siendo exigencias comunes en la sociedad mexicana actual. Al respecto, en Reforma, el escritor Jorge Volpi, escribe que: “a lo largo de estos diez meses, el rector de la UNAM me concedió la responsabilidad de coordinar las actividades conmemorativas de los 50 años del movimiento estudiantil de 1968 llevadas a cabo por esta institución con el Instituto Politécnico Nacional, el Colegio de México, la Universidad Autónoma de Chapingo y la Universidad Iberoamericana, es decir, aquellas que participaron activamente en la revuelta: más de 300 actividades culturales y académicas, cuyo evento final ha sido la inauguración del nuevo M68 y Museo de los Movimientos Sociales en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, encabezado por Ricardo Raphael […] A diferencia de otros movimientos estudiantiles -de Berkeley a Praga o de París a Nueva York-, el mexicano optó por ser una acción colectiva que buscaba acotar el poder e instaurar un auténtico Estado de Derecho en nuestro país. No fue, en este sentido, un esfuerzo revolucionario ni radical, sino una apuesta antiautoritaria y democratizadora. Por eso conviene volver a su Pliego petitorio, cuyas consignas podrían inspirar a los jóvenes de hoy a resolver la pesadilla en que se convirtió México cinco décadas más tarde. En primer lugar, los miembros del Consejo Nacional de Huelga exigían la libertad de los presos políticos. Más allá de los detenidos en esta condición, no cabe duda de que nuestro fracturado, torpe y corrupto sistema de justicia provoca que miles de inocentes llenen las cárceles […] Es hora, de nuevo, de luchar por un sistema de justicia independiente y eficaz, que no permita que quienes no tienen poder o dinero terminen en prisión. Los estudiantes del 68 clamaban asimismo por la derogación de los delitos de disolución social, instrumentos del poder para justificar la represión. Hoy se impone abrogar la Ley de Seguridad Interior […] Ahora son el Ejército y la Marina quienes, siguiendo la errónea política de drogas de Calderón y Peña Nieto, combaten al narcotráfico y, al hacerlo, se han visto involucrados en incontables violaciones de derechos humanos. La consigna debe ser, pues, la de contar con una policía eficiente, capacitada y confiable, de modo que soldados y marinos regresen a sus cuarteles cuanto antes. Si los jóvenes del 68 pedían la destitución de los jefes policiacos responsables de la represión, en nuestros días se impone que los miembros de nuestras fuerzas de seguridad que han violado derechos humanos sean enjuiciados y sentenciados. Resolver, pues, Ayotzinapa, Tlatlaya y tantos otros casos semejantes. Además, los estudiantes de entonces querían que se indemnizara a las víctimas de la represión: lo mismo que buscan hoy las víctimas de la guerra contra el narco: justicia, reparación del daño y garantías de no repetición. Por último, el Pliego petitorio exigía un deslinde de responsabilidades: en otras palabras, conocer la verdad sobre la represión. Eso que tanta falta nos hace ahora: conocer la verdad de la guerra contra el narco, con sus 220 mil muertos y 30 o 50 mil desaparecidos; conocer cómo ocurrieron esos crímenes; y conocer la responsabilidad que nuestros políticos y nuestras fuerzas de seguridad han tenido en ellos”.


¿Una Presidencia acotada?

En Milenio, el columnista Liébano Sáenz, escribe que: “el eje articulador de la transición a la democracia ha sido acotar el poder de la Presidencia en sus capacidades formales e informales, reales y simbólicas. El tránsito no ha sido fácil, ha sido un camino accidentado, con episodios trágicos y a veces traumáticos. H