Síntesis Nacional

Conoce la opinión del Periodista Fidel Ramírez Guerra, columna de columnas, portadas del día y notas políticas de México.


Foto del día: El encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, Alberto Elías Beltrán, en comparecencia ante la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, informó que la PGR tiene abierta una carpeta de investigación con fines de extradición contra Karime Macías, esposa del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, y solicitó una orden de detención contra la ex primera dama de esa entidad.


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco

Empresarios de México, uníos



Por Fidel Ramírez Guerra


El sector empresarial mexicano tiene su propia historia. En los últimos sexenios pasó del PRI al PAN, luego al PRI y ahora con Morena. Quizá en ningún otro momento como ahora los empresarios estén inquietos. Con los priistas había diálogo y se superaron crisis de relación. Con los panistas en general buen entendimiento. Con Andrés Manuel López Obrador hay inquietud y seguramente en los próximos meses los veremos más activos, fijando posiciones, tratando de convertirse en factor de equilibrio frente al cúmulo de decisiones polémicas que vienen en el nuevo gobierno, de entrada, arrancando con el tema del aeropuerto.


Llegó el momento de los empresarios. Atrás la frase aquella de “dejarle la política a los políticos”. Hoy se requiere de su participación como integrantes del Estado mexicano. A través de sus cámaras o con un nuevo asocianismo pero los empresarios están llamados a participar en la vida pública en un momento distinto (Ya no está el PRI ni el PAN en el gobierno, con quienes conciliaban: ahora está AMLO, con estilo e ideología distinta y, mucho de esto, genera controversia con el sector empresarial)


Lo que estamos viviendo como país y lo que viene son momentos distintos, jamás experimentados en los últimos sexenios: por un lado tenemos un presidente sobre legitimado. Con más de 30 millones de votos a su favor. Tenemos un presidente que se ha formado en la lucha social, en el activismo, en la oposición. Hay un presidente con pensamiento social que mantiene como eje de su gobierno el combate a la corrupción. Tenemos un presidente que se escucha así mismo, que tiene sus propias ideas y que siente estar llamado – y lo ha dicho – a cambiar para bien la historia de este país. Por todo esto estamos en momentos distintos no experimentados.


Es el momento del sector empresarial. Para que se articule, actúe, analice, se manifieste, fije posiciones. Hoy los empresarios están llamados por esta historia a asumir precisamente su papel histórico. El futuro del país es el que hay que determinar. No se le debe de dejar todo al presidente. Andrés Manuel López Obrador requiere contrapesos, reafirmaciones, apoyos. Muchas decisiones serán acertadas y habrá qué aplaudirlas. Otras deberán de ser confrontadas.


México requiere un sector empresarial vivo, lúcido, que esté al pendiente de la vida nacional. No un sector empresarial agachón, sumiso. Lo presente es una oportunidad para que en esta llamada cuarta transformación la sociedad civil tenga su propio desarrollo. Como parte de esta sociedad civil el sector empresarial tiene que ser un excelente exponente.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Columna de Columnas

Las señales de López Obrador / Vivir sin agua / Manto protector a EPN

01/11/2018


Las señales de López Obrador

Las actitudes y señales que ha mostrado recientemente Andrés Manuel López Obrador hacen pensar a más de uno que durante su administración todos deberán someterse a su voluntad, o al menos así lo hace ver el próximo Presidente, especialmente luego de la reunión que sostuvo con os de los inversores del Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Parece ser que López Obrador pretende dejar claro que él es quien manda y que todos deben someterse a sus designios. En El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que: “a la decisión de cancelar el aeropuerto de Texcoco, el presidente electo López Obrador le dio enorme relevancia como mensaje político de lo que será su gobierno. No sólo está mandando señales de que el poder político estará por encima de los intereses económicos privados, está dejando sentir que todo se tiene que someter a la voluntad del presidente. Tres muy claras: 1.— La consulta, que hoy ya muchos consideran irrelevante, es la primera señal ominosa: no se trata de que ‘tuvo errores pero es perfectible’ ni de que ‘antes no preguntaban, es preferible así’. No, es clarísimo: no fue una consulta. Fue una maniobra política pensada, planeada y ejecutada para dar el resultado que quería el presidente electo […] 2.— Dice respetar la libertad de expresión, pero a quien la ejerza y lo critique, lo descalifica, lo acusa de ser corrupto, tener intereses, ser conservador o cualquier otra cosa que rinde su prolífica imaginación […] 3.— Tomada la decisión de cancelar Texcoco, también generaliza en sus acusaciones. Los que se oponen a la cancelación son corruptos. Y a los contratistas e inversionistas los acusa, de manera general, de tener intereses inmobiliarios en los terrenos del actual aeropuerto y dice que así se combate la corrupción. Pero al mismo tiempo, les nombra una comisión para tranquilizarlos y les ofrece continuar como contratistas del gobierno trasladados a Santa Lucía, o a otros. No se trata entonces de aplicar la ley si detecta casos de corrupción. El punto es claro: no es la ley ni la protección ecológica ni la economía ni nada. Es: se someten al presidente y les irá bien. No se someten y les irá mal. ¿Quién manda aquí? En la primeras señales todo apunta a que la ley, la democracia, la economía, las libertades, se someten al Presidente. Buscarle ángulos positivos a la consulta, al ideal de separación del poder político y el económico (con el contratista Riobóo en calidad de asesor estrella y el empresario Romo como mandamás de la Oficina), y a su derecho a ‘debatir’ con la prensa es consentir un arranque inequívocamente autoritario.


Vivir sin agua

En el Reforma, el analista y periodista Sergio Sarmiento, escribe acerca del actual corte de agua que afecta a la Ciudad de México y de como con las obras e inversión adecuada pudo haberse evitado el desabasto de vital líquido en la capital del país: “ayer se quedó sin agua una parte importante del Valle de México. La razón fue un corte total de la provisión del sistema Cutzamala. El corte se realiza para llevar a cabo un mantenimiento mayor en la planta número 5 de origen del Cutzamala […] Podríamos estar tranquilos con esta información y pensar que el recorte no es más que una simple pausa indispensable para mantener un buen servicio en el futuro, pero sería engañarnos. El simple hecho de que una planta de bombeo no haya tenido mantenimiento mayor en 30 años es señal de lo que está mal con la forma en que nos estamos preparando para un futuro de escasez. En todo el mundo hay constantes trabajos de mantenimiento en los sistemas de agua, pero no se deja sin líquido durante varios días a una ciudad. En los últimos años, los gobiernos federales y locales han desviado una parte creciente del gasto público a obras de relumbrón, como distribuidores viales y segundos pisos […] Se han abandonado, en cambio, los servicios públicos a los que no se les puede poner una placa del gobierno, como el bacheo, o la infraestructura subterránea, como la del agua, que no se puede ver […] No hay visos de que las cosas vayan a mejorar; por el contrario, todo parece indicar que empeorarán. El calentamiento global probablemente hará que sea más difícil obtener agua para la agricultura y para consumo humano, pero la falta de inversión hará que los equipos de bombeo, las redes de irrigación, las potabilizadoras, las tuberías y las plantas de tratamiento pierdan capacidad y se descompongan con mayor frecuencia. Ya las fugas desperdician el 40 por ciento del agua en la Ciudad de México. Las malas políticas públicas acelerarán el proceso. La nueva Constitución de la Ciudad de México ha prohibido la inversión privada en el manejo y mantenimiento de las redes de agua. El resultado ha sido la cancelación de obras de reparación, prevención y mejora que iban a ser realizadas por empresas privadas […] Parecería que la nueva clase política tiene un interés especial en aumentar el problema de la falta de agua en nuestro país.


Todos seremos buenos (y rezaremos)

En Milenio, el periodista Carlos Puig, habla acerca del reciente anuncio de López Obrador para poner fin a las fiscalizaciones y a los inspectores federales, esto con la intención de terminar con la corrupción y eperando que los mexicanos se sometan voluntariamente a las normas por su propia voluntad: “vivo en un país donde todos seremos buenos, será en pocos días, cosa de un mes. Me cuesta creerlo, pero tal vez soy solo yo que hace mucho tiempo perdí la fe. Ayer el Presidente electo subió a las redes sociales un gran anuncio […] Se terminarán todas las inspecciones e inspectores federales. Cito a Andrés Manuel: ‘Ya no va a haber fiscalización a las tiendas, a las empresas, a los talleres, a los consultorios, a los restaurantes, ya no va a haber inspectores del gobierno federal, de todo el gobierno federal, inspectores de salud, de medio ambiente, de economía, etcétera, etcétera…’. Cuando la iniciativa sea ley, si usted tiene