Síntesis Nacional

Conoce la opinión política del Periodista Fidel Ramírez Guerra, la columna de columnas, portadas del día y notas políticas de México.


Foto del día: El expresidente Felipe Calderón Hinojosa renunció este domingo al Partido Acción Nacional (PAN), tras 30 años de militancia y votar en las elecciones internas del PAN a favor de Manuel Gómez Morin, presentó su renuncia por medio de una carta dirigida al presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Marcelo Torres Cofiño: “Porque la camarilla que controla al partido ha abandonado por completo los principios fundamentales, las ideas básicas y las propuestas del PAN”.


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco

Maduro en México


Por Fidel Ramírez Guerra


Marcelo Ebrard confirmó la visita de Nicolás Maduro a México y ya se dio la primera marcha contra Andrés Manuel López Obrador.


Todo indica hasta este momento que asistirá. Su visita va a incrementar las críticas al nuevo gobierno y va a subir de tono los discursos y las movilizaciones.


Ya se habla de un plantón pacífico a lo largo de la avenida Reforma y en el Ángel de la Independencia.


AMLO no cederá. Es decir, difícilmente retirará la invitación a Maduro. Y difícilmente los panistas y distintos grupos de la sociedad mexicana y ciudadanos dejarán de protestar.


Seguramente todos estos escenarios están perfectamente analizados por el propio López Obrador y por su equipo. Los de enfrente también velan armas.


La visita de Maduro va a continuar polarizando al país al inicio de un sexenio con una figura altamente controvertida que subió cuatro punto en las encuestas a raíz de la cancelación del NAIM.


Si en la toma de protesta los llamados anarquistas tomaron las calles en la ciudad de México y destrozaron fachadas y saquearon tiendas, ahora la clase media se organiza para tomar las calles y protestar contra AMLO y contra Maduro.


En lo mediático también hay filias y fobias. También hay chairos y fifís, la nueva polarización del país.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Columna de Columnas

Monrealazo / Adiós Calderón / Seguridad

12/11/2018


Monrealazo

La reciente caída de las acciones de los bancos en la Bolsa Mexicana de Valores, presuntamente ocasionada por la propuesta impulsada por Ricardo Monreal, encendió las alertas en Morena, que de inmediato salió a deslindarse de la iniciativa y que aprovechó para hacer un llamado a las instituciones bancarias para conversar de cara al cambio de gobierno. Por ello en Milenio, el periodista, novelista e historiador Héctor Aguilar Camín, escribe que: ·el anuncio de que se cancelarían las comisiones de los bancos no fue un error político ni una descoordinación del nuevo gobierno, sino una manera anticipada de traer a los bancos a negociar en condiciones desventajosas. Un trutrú maquiavélico. Otros comentaristas ven en el acontecimiento una prueba más de la ceguera del nuevo gobierno ante la reacción de los mercados, o de su indiferencia hacia ellos, ya que de lo que se trata es de establecer quién manda aquí, cueste lo que cueste. Lo que registran y sugieren los medios es un hecho igualmente interesante: que estamos acudiendo a la primera disputa por el poder en el corazón del futuro gobierno. De un lado, el Presidente del senado, Ricardo Monreal, anuncia soberanamente, como poder independiente del Ejecutivo, una legislación de alto impacto. Asume un alto protagonismo. Frente a él, al día siguiente, la Presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, desconoce el anuncio de Monreal y lo descalifica diciendo que Morena no hace ‘bomberazos’. Al día siguiente, en una declaración tajante el Presidente electo define la querella: dice que su gobierno no piensa hacer cambios legales que afecten el ámbito fiscal, económico o financiero. Es decir: Monreal juega sus cartas para ser un personaje autónomo en el gobierno de sucesión de López Obrador, su jefa de partido intenta frenarlo sin éxito y finalmente el jefe pone orden. La prensa de ayer añade una nota interesante a la deriva de la lucha interna. En la elección del coordinador de Morena en el congreso de Ciudad de México, el candidato afín a Monreal, José Luis Rodríguez, le ganó por un voto a Ricardo Ruiz, el candidato afín a Claudia Sheinbaum, la futura jefa de Gobierno. Los perdedores impugnarán. Puesto todo junto, lo visible es el pleito político interno, lo dominante es la autoridad del próximo presidente y lo interesante para ociosos y conocedores es el primer indicio , tan prematuro como inevitable, del mexicanísimo juego adelantado de la sucesión”.


Por otra parte están quienes aseguran que esta acción de Monreal, podría tratarse de una acción premeditada por parte del gobierno entrante. Al respecto en el Excélsior, el periodista Jorge Fernández Menéndez, escribe que: ” lo ocurrido el viernes pasado fue, muy probablemente, más grave aún para la confianza de los mercados en la próxima administración que la ya de por sí grave cancelación del aeropuerto de Texcoco. En la mañana, Morena anunció en la Cámara de Senadores la presentación de una iniciativa para cancelar el cobro de prácticamente todas las comisiones bancarias […]. Quitar repentinamente el cobro de todas las comisiones al sector financiero provocaría un caos en el sector, pero, por sobre todas las cosas, generaría el colapso del sistema bancario y financiero. Los bancos viven, básicamente, de las diferencias que obtienen entre los intereses que cobran y los que pagan, sumados a las comisiones que perciben por sus servicios […]. Lo cierto es que pasaron algunas horas de pánico hasta que habló López Obrador y dijo que no habría cambios en el sistema financiero, al tiempo que Monreal defendía la iniciativa en el Senado, pero la retiraba para establecer, dijo, mecanismos de diálogo […]. La crisis se superó, pero el daño, el que ocasiona la desconfianza, estaba hecho […]. A estas alturas, no se sabe si se trata simplemente de la confusión que genera la larga transición y la inexperiencia en labores de gobierno o de una estrategia consciente de confusión. En un extraordinario documental de la BBC, HyperNormalisation, de Adam Curtis, éste habla sobre la manipulación de la política y la información modernas, a través de una estrategia de ‘manejo de la percepción'[…]… una estrategia de poder que mantiene a toda oposición completamente confundida, una interminable metamorfosis que es invencible porque es indefinible. La teoría de la conspiración y la confusión como una forma de ejercer el poder”.


Sobre la insistencia de Monreal sobre este tema en Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe que: “Ricardo Monreal no se rinde fácil […]. Como había tuiteado después de la reacción del Presidente electo y su equipo económico frente a su iniciativa para acabar las comisiones de los bancos: ‘Pese a los puntos de vista de políticos, y grupos económicos y financieros, sigo sosteniendo que son un abuso cercano a la usura las comisiones bancarias y los intereses que se cobran a usuarios en #México. Es inadmisible, y continuaremos nuestro trabajo legislativo’. Monreal no es nuevo en esto. Lleva muchos años en la política para que lo que vivimos la semana pasada fuera un accidente, un descuido. Él sabía que una iniciativa de su grupo parlamentario y la mayoría que tienen en ambas cámaras sería leída por los afectados —los bancos— como una iniciativa del gobierno. No puedo imaginar que el ex Gobernador, ex Diputado, dos veces antes Senador, ex jefe delegacional no supiera que después de la sacudida que causó la cancelación del NAIM, otro susto para los mercados no sería bien recibido por el equipo económico que está armando un complicadísimo presupuesto federal que, sin nuevos impuestos, cumpla con las promesas de gasto hechas por López Obrador. ¿Entonces? ¿Qué quiere Monreal? ¿De quién quiere llamar la atención? Monreal no da batallas inútiles, algo quiere que suceda al interior de ese movimiento, que hoy se intenta convertir en partido, que se llama Morena. En primera instancia no parece haberle ido muy bien, salió regañado por la Presidenta del partido, el próximo secretario de Hacienda, el líder de la bancada morenista en la Cámara de Diputados y el Presidente electo”.