Síntesis Nacional

Conoce la opinión de Periodista Fidel Ramírez Guerra, Columna de Columnas, portadas del día y notas políticas de México.


Foto del día: El eje de Seguridad Pública de Andrés Manuel López Obrador será la creación de una Guardia Nacional que estará adscrita a la Secretaría de la Defensa Nacional. Para dar cabida a la participación constante de militares en labores que hoy están constitucionalmente restringidas a corporaciones civiles, se anunciaron reformas constitucionales de gran calado. “Policías militares, de la Naval y de la Policía Federal conformarán la Guardia Nacional y serán las encargadas de abatir la delincuencia y violencia en el país, a partir del próximo 1 de diciembre, informó, “llegar a esta decisión llevó su tiempo, y hubo que tomarla en busca de la unidad”. (La Crónica)

Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco

La resistencia



Por Fidel Ramírez Guerra


Vicente Fox no tenía mucho que perder cuando se lanzó, primero como gobernador y luego a la presidencia. Financieramente estaba en quiebra. Sus amigos cercanos lo conocían como mal empresario. José Luis González (+) lo rescató en varios momentos. También, en Guanajuato, los empresarios Ricardo Alanís y Elías Villegas. Otro, importante, don Javier Usabiaga Arroyo.


Recuerdo a Fox en Irapuato a principios de los noventa consiguiendo un local para poner una franquicia de Domino's. Más aún, recuerdo a Vicente acudiendo a la ciudad de México y de regreso a Guanajuato en una troca modesta y con una tarjeta menor del viejo banco Serfín. En un vocho e incluso con casa deteriorada en el rancho San Cristóbal.


No es el mismo Vicente Fox Quesada. Sí se avienta en Twitter y dos tres declaraciones de prensa pero ya no es el mismo. Evidentemente la edad se le vino encima. Dos décadas después no es el mismo. Tampoco es el mismo financieramente. Hoy tiene un sólido patrimonio. Está tranquilo de dinero pese al retiro de la pensión. Sin embargo, sí le va a batallar para los gastos de operación del Centro Fox.


Hablé con él ayer unos minutos en Irapuato y le comentaba lo que dicen algunos de sus simpatizantes en las redes: que posiblemente veamos al Fox de los 90. De alguna manera asentó y río.


Lo que creo es que no se va a aventar al ruedo duro contra Andrés Manuel López Obrador. Aprovecho para decir que Fox nunca vio bien a AMLO. No es un secreto pero lo que me decía Vicente hace más de 15 años es que Andrés estaba loco. Y de hecho la ha expresado públicamente.


Vicente Fox está convocando a la resistencia nacional en un frente amplio. Nada mal. Trae olfato y eso procede. Procede de manera natural. Es decir, esa será la consecuencia del proceso que sigue (con qué tanta fuerza… quiénes lo van a encabezar… no sabemos), pero de que se dará, se dará.


Pero de ver a Fox otra vez a las calles, convocando, lo veo complicado. López Obrador no es tarugo y seguramente ya tiene información confidencial de su gobierno, de sus empresas – de Vicente – y las usará en su contra, si es necesario y creo que VF lo sabe. No se aventará en serio porque a diferencia de hace 25 años ahora sí tiene que perder.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Columna de Columnas

Calderón y Peña: ¿socios de El Chapo? / ¿Quién manda aquí? / Tacleados

15/11/2018


Calderón y Peña: ¿socios de El Chapo?

Los primeros dos días en el juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán han estado llenos de sorpresas por parte de la defensa del narcotraficante, la cual inició la defensa de su cliente asegurando que ex Presidentes mexicanos recibieron pagos por parte de la organización criminal comandada por Guzmán Loera a cambio de protección, además de que pretende exculpar al capo señalando como el verdadero líder del Cartel de Sinaloa a Ismael ‘El Mayo’ Zambada, y a su familia. Ante estas acusaciones tan severas, el Juez se limitó a recordarle a la defensa del acusado que se encontraba bajo juramento, por lo que debía tener estas acusaciones bien sustentadas. En El Universal, el periodista Ricardo Raphael, escribe que: “antes que narcotraficante, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán es un formidable maestro de la propaganda. Por eso ocupa un lugar tan destacado en el almanaque de la historia criminal, porque posee un instinto hollywoodense para crecer su personaje en proporciones que ya son míticas […] Fiel a sí mismo y a su talento para producir una fuerte impresión entre sus espectadores, Guzmán Loera volvió escandalosa la primera jornada del largo juicio que acaba de comenzar en Nueva York. De tal dimensión fueron los fuegos de artificio que el juez decidió regañar al abogado defensor por su demagogia y la falta de pruebas que sustentaran sus dichos. Bastó con que el defensor Jeffrey Lichtman señalara como beneficiarios del Cártel de Sinaloa a dos presidentes mexicanos, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, para que el ambiente se volviera explosivo. El juez Brian Cogan reconvino al abogado recordándole que está prohibido mentir en su tribunal. Es decir que esas graves afirmaciones solo serían toleradas en caso de que hubiera evidencia contundente para respaldarlas […] ’El Chapo’ y sus abogados intentaron inocular la mente del jurado, y también los oídos de la opinión pública, con el argumento de que este mítico criminal podría no ser la cabeza de su organización, sino el engranaje medio de una maquinaria mucho más grande, que le trasciende y supera. Con este mismo propósito el abogado Lichtman señaló a Ismael ‘El Mayo’ Zambada, y a su familia, como los verdaderos gerentes de la empresa criminal. Desde el punto de vista jurídico fue genial haber comenzado el proceso con este discurso […] La narrativa según Lichtman sería como sigue: el narcotráfico en México tiene fuero otorgado desde la Presidencia de México y por tanto es injusto otorgarle tanta importancia y culpa a un peón menor de la partida. Para echar a andar esta fábula jurídica, y también mediática, es que el martes habrían sido mencionados Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto en el parlamento del abogado defensor. Fue un acto de propaganda típico de ese prestidigitador que siempre ha sido El Chapo Guzmán”.


¿Quién manda aquí?

En el Reforma, el analista y periodista Sergio Sarmiento, considera que el próximo Presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha debilitado instituciones con el fin de llegar a la silla presidencial sin encontrar contrapesos u oposición a su proyecto de nación: “Andrés Manuel López Obrador afirmó este 12 de noviembre, en vísperas de su cumpleaños, que esperaba vivir seis años más porque es el tiempo que piensa permanecer en el poder. La declaración es significativa porque, aun antes de rendir protesta, se ha advertido en redes sociales que el Presidente electo podría modificar la Constitución para reelegirse como Hugo Chávez en Venezuela, Evo Morales en Bolivia o Daniel Ortega en Nicaragua. Supongo que López Obrador tiene el suficiente conocimiento de nuestra historia como para no pretender reelegirse, pero es evidente que está dando a la Presidencia poderes que ésta no tenía desde los tiempos del viejo Partido Revolucionario Institucional […] Cada vez parece más empeñado en acabar con el diálogo que la democracia impuso sobre los grupos políticos del país para volver a los monólogos sucesivos. La nueva Ley de Administración Pública es un paso en esa dirección […] El trato entre el nuevo Presidente y los empresarios ya quedó delineado con la cancelación unilateral del aeropuerto de Texcoco y su oferta de compensar a los contratistas con nuevas obras. La Ley de Obras Públicas prohíbe al Ejecutivo entregar proyectos sin licitarlos, pero cuando el Presidente controla el Congreso puede modificar cualquier ley que le estorbe. El Presidente electo está también tratando de debilitar al Instituto Nacional Electoral, la institución que desde sus tiempos como Instituto Federal Electoral permitió a México tener una verdadera democracia e hizo posible acabar con la hegemonía del Partido Revolucionario Institucional […] López Obrador no quiere ser florero ni gobernar como los presidentes acotados de los últimos tiempos. Está buscando construir un sistema sin contrapesos en el que nadie pueda preguntarle: ¿Quién manda aquí?”.


Que no me da para todo de golpe

En Milenio, el periodista Joaquín López Dóriga, reflexiona acerca de todo el cúmulo de acontecimientos suceden al mismo tiempo en el País, las consultas ciudadanas, la cancelación del aeropuerto de Texcoco, las declaraciones de Morenistas y demás sucesos que han impactado a la sociedad mexicana: “son tantas las cosas