Síntesis Nacional

Conoce la opinión del Periodista Fidel Ramírez Guerra, columna de columnas, portadas del día y notas políticas de México.



Foto del día: El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, informó que su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller dirigirá el consejo asesor de Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México. Que tendrá el objetivo de tender puentes y enlaces del gobierno Federal y el Archivo General de la Nación con todos los niveles de gobierno para darle un soporte más amplio a la memoria del país. Además tendrá como integrantes a Cristina Barros, Horacio Franco, Carlos Pellicer, Elena Poniatowska, Miguel León-Portilla, entre otros.



Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco

Memoria


Por Fidel Ramírez Guerra


De forma audaz Andrés Manuel López Obrador anunció la creación de un consejo asesor de rescate de la memoria histórica y cultural. Estará al frente su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, y en la práctica el coordinador será Eduardo Villegas, doctor en filosofía y quien despachará desde el Palacio Nacional y dependerá del presidente.


En audaz porque pretende centralizar todo esfuerzo por las conmemoraciones y todos los esfuerzos por tener en una sola plataforma toda nuestra historia. Todo documento histórico. Coordinación nacional. Digitalización de documentos del Archivo General de la Nación.


La audacia de que el gobierno de la Cuarta Transformación sea un parteaguas. Ese antes y ese después en la historia de México. La 4T que pretende hacer un recuento de la historia para decir qué ha sido bueno y qué ha sido malo. En efecto hay una dispersión y nulo orden en el acervo de nuestra historia. Entonces será el nuevo gobierno y sus escritores e intelectuales quienes reescribirán la historia y la pondrán en las benditas redes sociales ante la extinción del libro.


Por lo pronto, AMLO ya anunció eventos por los 100 años del asesinato de Zapata y sobre los 200 años de la consumación de la Independencia.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Columna de Columnas

Recuperando la confianza perdida / Reformas de la cuarta transformación

20/11/2018


Recuperando la confianza perdida

En fechas recientes, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ha buscado un acercamiento con el sector empresarial, al grado de nombrar a algunos empresario “asesores” para su administración. Aunque esta nueva alianza ha despertado la suspicacia de mucho, hay otros que han reconocido en esta acción un paso para recuperar la confianza del sector empresarial y la certidumbre en los mercados. En este tono se expresa en el Excélsior, el periodista Jorge Fernández Menéndez, quien escribe que: “la última semana, Andrés Manuel López Obrador […] se dedicó a reconstruir relaciones y confianza con los grupos empresariales. En política y economía reconstruir algo que se perdió o deterioró siempre es complejo. Si todo lo sucedido con el aeropuerto de Texcoco fue traumático en la relación con los empresarios, la iniciativa de desaparecer las comisiones bancarias presentada en el Senado, resultó un golpe a la confianza de carácter global […]. Finalmente, antes de que concluyera la semana, López Obrador convocó a un grupo de grandes empresarios a conformar lo que se llamó Consejo Asesor Empresarial. Allí están Ricardo Salinas Pliego, Carlos Hank y Olegario Vázquez Aldir, entre otros pocos, que analizarán junto con el Presidente electo la política económica y las principales decisiones. Difícilmente, un grupo de estas características tendrá posibilidades ejecutivas, pero sin duda se trata de buscar, por una parte, una interlocución directa con el Presidente electo en un momento de turbulencia y de muchas ocurrencias individuales en el entorno de Morena, pero también de amortiguar con su sola presencia la desconfianza que se ha generado […]. Hay varias enseñanzas que se desprenden de todo esto. En primer lugar, que no hay margen en un gobierno con tanto poder y con tanta hegemonía para ocurrencias legislativas, aunque tengan alguna base argumental […]. El área financiera del próximo gobierno debe tener mayor presencia. Ante tormentas financieras y convulsiones de este tipo, Carlos Urzúa y su equipo deben estar mucho más presentes. Se supone que ellos son los que llevan la política económica y financiera y no pueden estar desaparecidos o apareciendo varios días después de que ocurran los hechos […]. Ha habido errores que han lastimado la confianza y confiabilidad de los mercados con el próximo gobierno, pero se debe reconocer que éste está intentando recuperar esa confianza y credibilidad, sin dejar una pugna que será constante en el sexenio, la del poder político con el poder económico, la de la Presidencia y los mercados, condenados ambos a convivir estrechamente para no perder la estabilidad política, económica y social que el país requiere para que unos gobiernen y los otros inviertan y produzcan”.


Sobre las dificultades que enfrenta el nuevo gobierno en lo referente al tema económico, también en el Excélsior, su director, el periodista Pascal Beltrán del Río, escribe que: “hace un mes, el 19 de octubre pasado, la incertidumbre sobre el rumbo económico de México en el próximo sexenio comenzó a manifestarse claramente en los mercados. Primero fueron los planes de suspender las exportaciones de crudo, lo cual dejaría a Pemex sin acceso a monedas fuertes para hacer frente a su enorme deuda […]. Después vino el anuncio de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco, ante el cual diversas calificadoras y corredurías incorporaron la noticia en su visión de la deuda soberana del país […]. La puntilla la dio el anuncio por parte de senadores de Morena de que impulsarían una iniciativa para eliminar muchas de las comisiones que los bancos cobran a sus clientes por sus servicios, el pasado jueves 8 de noviembre. La noticia provocó un día negro en la Bolsa Mexicana de Valores, donde el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se desplomó 5.8 por ciento, su mayor caída en 11 años. La reacción hizo que esa misma noche el próximo Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, sacara un comunicado conminando a los legisladores de Morena a ser responsables. Y como eso no fue suficiente para calmar a los mercados, el propio Presidente electo debió salir a prometer que durante tres años no se tocaría el marco legal que rige a las instituciones financieras […]. Uno tiene que preguntarse en qué estaban pensando el próximo gobierno y los legisladores de Morena al permitir que las variables macroeconómicas se deterioren así, como si las señales de la volatilidad internacional no fuesen suficientemente claras. ¿Por qué querer comenzar el primer año del nuevo sexenio […] con estos indicadores en contra? ¿Por qué darse un tiro en el pie? Si el nuevo gobierno de verdad quiere cerrar la brecha entre quienes más y quienes menos tienen, la manera de hacerlo pasa por generar un mayor crecimiento. Y eso implica, necesariamente, fomentar mayor inversión”.