Síntesis Nacional

Conoce la opinión del Periodista Fidel Ramírez Guerra, columna de columnas, portadas del día y notas políticas.


Foto del día: El Presidente Enrique Peña Nieto se despidió del Estado Mayor Presidencial (EMP) y reconoció a ese órgano técnico-militar por su contribución a la gobernabilidad y seguridad nacional, tras más de un siglo de cuidar la investidura presidencial. En un vídeo, el Presidente les dijo “Puedo afirmar integrantes del Estado Mayor Presidencial que han cumplido con su labor a cabalidad. Misión cumplida".


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco

Taibo


Por Fidel Ramírez Guerra


Es unánime en las voces externas: Taibo se equivocó y la exigencia es que emita una disculpa pública. Andrés Manuel y su esposa Beatriz, lo deben de entender.


Como ciudadano, como escritor libre, lo puede decir. Gritar y repetir. No como funcionario ya nombrado, tomando decisión en la antesala de las instituciones.


Esa es la diferencia: entre ser ciudadano, escritor, intelectual, con entera libertad, fuera de un cargo público, que ya con el nombramiento, en vías de tomar posesión del cargo.


Sobre todo, porque se trata de quien será el apóstol de la lectura en México. En que integrará todos los esfuerzos para que los niños y los jóvenes lean.


No es argumento válido decir que él es así. Que este tipo de frases son de la cultura mexicana. Que aún no toma el cargo. Que los priistas y panistas son peores. Cualquier pretexto tratando de defender a Taibo es menor para el grado de agresión pública.


Esto debe de estar en el escritorio del presidente.


Si Andrés Manuel es sensible, político-político. Como creo que lo es, debe de motivar para que Taibo se disculpe. Y su esposa, Beatriz, ambos referentes del escritor, también debe de conminar al escritor a la humildad.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Columna de Columnas

Gobiernos de izquierda / ¿Por qué no nos interesa la justicia? / Lucha de poderes

29/11/2018


Gobiernos de izquierda

A días de que por primera vez en México tome el mando del país un Gobierno de Izquierda, la expectativa respecto a cómo manejará Andrés Manuel López Obrador el poder que millones de mexicanos le confirieron; si bien, en el mundo hay ejemplos tanto positivos como negativos de gobiernos de izquierda y de derecha, lo que es cierto es que ninguna administración, sin importar su inclinación política, ha logrado ir en contra de las leyes de la economía. En el Reforma, el analista y periodista Sergio Sarmiento, escribe que: “hemos visto buenos y malos gobiernos de izquierda… y de centro y de derecha. No tiene mucho sentido juzgar a los gobiernos por su orientación política, solo por su capacidad para gobernar […] Andrés Manuel López Obrador, quien asumirá la Presidencia de México este primero de diciembre, se ha presentado a veces como un político de izquierda, aunque otras como liberal, que no es lo mismo. ¿Será buen o mal Presidente? Los ideólogos de uno u otro lado tienen ya opiniones definidas, a pesar de que no ha empezado siquiera su gobierno, pero el verdadero juicio no se podrá hacer sino hasta dentro de seis años o quizá más. Hay muchas formas de distinguir entre un buen gobierno y uno malo, pero la ideología no es buen instrumento […] ¿Qué tipo de gobernante será López Obrador? En un momento en que Ricardo Monreal desde el Senado manda amenazas a los bancos y se queja de la mano invisible del mercado, provocando desplomes de la Bolsa y depreciaciones del peso, López Obrador se muestra respetuoso de los mercados. Ésta es una buena señal. Ningún gobernante ha tenido buenos resultados cuando ha tratado de ir en contra de las leyes de la economía […] El respeto a la ley es muy importante. Ninguna economía prosperará sin él. Por eso la cancelación del aeropuerto de Texcoco, con cientos de contratos firmados, generó tanta incertidumbre. Ningún gobernante puede garantizar las inversiones ni los rendimientos, pero sí dar certeza de que la ley se aplicará de manera justa. Si López Obrador cumple, todos nos veremos beneficiados. Si se une a las amenazas contra la mano invisible del mercado, la crisis financiera será inevitable”.


¿Por qué no nos interesa la justicia?

En Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe acerca del diagnóstico de la Comisión Nacional de Derechos Humanos hizo respecto a la procuración de justicia en México, misma que ha sido omisa en casos de suma importancia: “ayer la (CNDH) ha puesto por escrito en más de un millón de hojas algo que de alguna manera sabíamos: la Procuraduría General de la República está devastada. Ayer fue el caso Iguala, pero han sido muchos otros desde hace mucho tiempo. Esta es la Procuraduría General de la República de La Paca y Muñoz Rocha. La misma. Y desde entonces una y otra vez, en casos pequeños y grandes, fracasa en su misión. Es la Procuraduría General de la República que no ha hecho justicia en múltiples casos de graves violaciones a los derechos humanos de muchos mexicanos. ¿Por qué, si hace tanto tiempo no funciona, no ha cambiado? […] Años de fracasos no han culminado en una institución que procure justicia. Es para mí un misterio. Dijo ayer el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos: ‘Es indispensable que se generen instituciones con recursos y capacidades suficientes, así como autonomía real del poder político, que permitan la real y efectiva investigación de los delitos […] Requerimos mecanismos concretos de supervisión de las acciones del poder público que detecten situaciones de debilidad institucional, prevengan que la corrupción y la impunidad […]Lo sucedido en Iguala no debe verse como un caso aislado, sino como un reflejo de la situación por la que atraviesan diversas regiones del país y en las que la posibilidad de que se vuelva a generar un episodio de dimensiones y características similares es un riesgo latente’. Creo que tiene razón. Hasta hoy, no parece que la fiscalía sea una de las prioridades de la 4T, como no lo ha sido de los últimos gobiernos. Y es ahí donde revientan tragedias como lo que ha sucedido con el caso Iguala”.


Lucha de poderes

Las reformas impulsadas por Morena tales como la reducción salarial a altos funcionarios públicos no tienen muy contentos a muchos, por lo que de cara a la toma de posesión de AMLO ya preparan acciones para contrarrestar estas medidas. Al respecto en El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: ” 48 horas del inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el Poder Judicial de la Federación (PJF) comenzó una batalla jurídica y constitucional para defender su independencia y autonomía ‘de los intentos de Morena por intervenir en la organización interna y en su funcionamiento’ que consideran violatorios a la división de poderes consagrada en la Constitución y en los Tratados y Convenciones internacionales de las que forma parte el Estado mexicano […]. En lo que representa una estrategia conjunta de todo el Poder Judicial federal […] lo que se busca es dar la batalla contra los otros Poderes, el Ejecutivo y el Legislativo, controlados por Morena, porque según ministros, jueces y magistrados, lo que hay detrás de esas iniciativas ‘es un intento de sometimiento y control al Poder Judicial’. La primera acción de esa defensa son los amparos en contra de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos que obliga a disminuir y poner tope a los ingresos salariales de los ministros, magistrados, jueces y otros funcionarios judiciales […]. Por su parte, la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación presentó otra gran demanda colectiva de amparo, para lo cual esa asociación civil ha circulado entre sus miles de integrantes en todo el país una ‘demanda de amparo modelo’ que elaboró una comisión redactora, en la que se propone combatir diversas leyes e iniciativas de reformas legales y constitucionales por parte del Congreso de la Unión y de diversos legisladores por estimarlas violatorias de la independencia y autonomía del Poder Judicial […]. Una vez que todos esos recursos lleguen finalmente a la Suprema Corte de Just