Síntesis Nacional

Recuento semanal de las columnas del Periodista Fidel Ramírez Guerra, Columna de columnas, portadas del día y notas políticas.


Foto del día: Este día, Andrés Manuel López Obrador rinde protesta como Presidente de México y promete representar con dignidad al pueblo y estar a la altura de las circunstancias.



Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco


Migrantes


Por: Fidel Ramírez Guerra


A partir del uno de diciembre, como muchos otros temas. Problemáticas. El país todo, será responsabilidad de Andrés Manuel y de su gobierno. Es el caso de los migrantes que están en la frontera norte y de miles, en grupos, en caravanas e individualmente o en parejas, que andan por todo el país: los centroamericanos.


Pasaron los días en que un presidente: Lázaro Cárdenas, daba cobijo a grupos de migrantes europeos. Pasaron los años del presidente Anastasio Bustamante que promovió en Europa residencias colectivas en México para que enseñara a los lugareños a criar ganado. A cultivos diversos. Y para blanquear la raza.


Hoy son hondureños, salvadoreños, guatemaltecos, nicaragüenses. El nuevo gobierno tendrá que tomar medidas emergentes junto con gobiernos locales de la frontera. Incierto el futuro de poco más de 10 mil personas en por lo menos tres ciudades fronterizas. Las autoridades locales ya no pueden apoyar más los campamentos. El problema está creciendo y urge una salida momentánea y de largo plazo.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


No me arrepiento


No me arrepiento de votar por Andrés Manuel pero a estas horas del partido, en este día, me invaden momentos de incertidumbre, de dudas, pero en el fondo sigo confiando. Voté por él porque creo en que puede existir un cambio profundo de mejores oportunidades para la base social mexicana. Y cuando me refiero a oportunidades, detesto el apoyo a fondo perdido, más aún, si no es productivo.


Yo quiero un AMLO que escuche, que no esté siempre a la defensiva. Que tienda puentes para dialogar y llegar a acuerdos con los empresarios, con los gobernadores y con los alcaldes. Que no arrolle en las cámaras sino que llegue a consensos. No quiero un López Obrador que se contradiga. Que un día diga una cosa y mañana otra. Que mienta. No es sano que sea terco. Que se aferre a tener siempre la razón.


Confío en un presidente abierto, con altura de miras. Que sea congruente entre lo que ha dicho con lo que haga. Que combata en serio la corrupción. Que se acabe el dispendio en la función pública. Los saqueos. Que la burocracia trabaje de verdad y sea efectiva, con resultados. Con el papel principal de ser útiles a los ciudadanos.


¡No quiero sentirme traicionado, Andrés Manuel!


También, aspiro que el grupo de AMLO, desde el más encumbrado hasta el menor, deje atrás la soberbia. Que no se sienten dueños del país porque no lo son ni lo será nunca porque México es de todos.


¡Te encargo, AMLO!

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Ni Chairo ni Fifí


Tener aprecio político es como óptica periodística. La polarización nacional ha llevado a la sociedad chaira y a una sociedad fifí. El tiempo, el tiempo irá seleccionando al segmento intermedio: ni chairo ni fifí, sino lo que es: si Andrés Manuel está bien en un tema, hay que reconocerlo y, si no lo está, hay que reclamarlo. Así es el periodismo; ni todo es bueno en alguien, ni todo es bueno en ese mismo gobernante, gobierno, político, partido o legislador.


Este comportamiento del equilibrio, del sentido común entre lo bueno y lo malo, incluso debe de ser también en papel de los partidos opositores. No se trata de una oposición sistemática, ácida, que vaya siempre contra AMLO y su gobierno, ni se trata de ser más lopezobradorista que López Obrador. Interesante porque aquí estamos hablando de la profesionalización de la función pública y legislativa. Entre más ignorancia menos equilibrio. Entre más capacidad mayor aprecio para dejar atrás el fanatismo, lo militante y el odio.


Andrés Manuel es el presidente y será el responsable directo de la conducción del país. No habrá justificación de la vieja mafia del poder. De atribuir al pasado situaciones del presente de México. A todas las personas de sentido común les interesa que le vaya bien porque al país le irá bien. No se le puede apostar a su derrota porque todos caemos, cae el país. Inicia el gobierno de llamada por él mismo de la 4T. En efecto hay confianza, por unos e incertidumbre por otros. Ojalá que quienes nos movemos en estas redes sociales tengamos esas capacidades de entera neutralidad: ni chairo ni fifí.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Taibo


Es unánime en las voces externas: Taibo se equivocó y la exigencia es que emita una disculpa pública. Andrés Manuel y su esposa Beatriz, lo deben de entender.


Como ciudadano, como escritor libre, lo puede decir. Gritar y repetir. No como funcionario ya nombrado, tomando decisión en la antesala de las instituciones.


Esa es la diferencia: entre ser ciudadano, escritor, intelectual, con entera libertad, fuera de un cargo público, que ya con el nombramiento, en vías de tomar posesión del cargo.