Fiscal




Diego Sinhue estuvo consciente desde el inicio de su gobierno del desgaste que enfrentaría al mantener a Carlos Zamarripa como procurador y promoverlo como fiscal general. El gobernador asegura que su colaborador está bien calificado.


Los críticos del gobierno panista lo ven como herencia de Miguel Márquez y señalan que por los altos índices de violencia Zamarripa no debe de ser el fiscal. Las versiones de palacio dicen de origen que el cambio de un hombre no va a detener los índices de violencia. Poco atrás, con MMM, se decía que los asesinatos suceden entre los malos.


Guanajuato está arriba, en el número de la violencia en los últimos meses. Actualizando el dato y al margen del factor Zamarripa ahora hay responsabilidad compartida entre los municipios, el gobierno del estado y el gobierno federal. La responsabilidad ahora es del presidente López Obrador, del gobernador DS y de los alcaldes. El fiscal Zamarripa tendrá su propia responsabilidad.


Sobre la paz social, la tranquilidad anhelada por los ciudadanos guanajuatenses, no hay un responsable único: la responsabilidad en de los tres niveles de gobierno y mientras la sociedad no identifique esto, se seguirán repartiendo culpas que no conducen a nada. En el caso del fiscal Zamarripa, sobre su actuación, el responsable es él mismo y el propio gobernador de Guanajuato y alcanza incluso al ex gobernador Miguel Márquez … en tanto, las ejecuciones siguen.

Entradas destacadas

1/2