Síntesis Nacional

Conoce la opinión del Periodista Fidel Ramírez Guerra, Columna de columnas, portadas del día y notas políticas

Foto del día: El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, y el director del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Mario Rodríguez Casas, anunciaron, durante una reunión en la Cámara de Diputados, que a partir de la primera quincena de enero regresarán la diferencia salarial que sobrepase el ingreso del Presidente de la República, el cual es de 108 mil pesos mensuales netos. Al ser cuestionado sobre si ese ajuste también aplicará a los investigadores, -toda vez que hay percepciones de 300 mil pesos-, el rector de la UNAM resaltó que sólo hablaba por él, pero que esa institución trabajará para tener una ley de salarios en los siguientes tres meses; por lo pronto, añadió, su reembolso será durante toda su gestión. Dijo que el monto a devolver rondará los 22 mil pesos, mientras que el director del IPN indicó que serán entre 12 y 15 mil pesos mensuales los que dejará de percibir. (24 Horas)


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco

Sin errores con consecuencias


Por Fidel Ramírez Guerra


No es lo mismo la campaña que el gobierno. No es lo mismo grillar que gobernar. No es lo mismo torear que ver los toros desde la barrera. Andrés Manuel y su equipo ya son gobierno y si cometen errores puede haber consecuencias… lamentables consecuencias para el país, para todo ciudadano, para nuestros hogares. En nuestro trabajo.


Al presidente se le han señalado mucho sus errores y a la fecha él ha reconocido la falla en la reducción de presupuesto por 5 MMDP a las universidades y tiene sentido: no tiene explicación lógica que por un lado se de becas a jóvenes para que estudien y por otro lado se reduzcan plazas para maestros, horarios de clase y espacios.


AMLO no reconoce como error la cancelación del aeropuerto pese a las cuantiosas inversiones públicas y privadas. Tampoco ve como desacierto la reorientación del presupuesto de ProMéxico al Tren Maya ni los efectos contra la flora, la fauna y contra los vestigios arqueológicos por la construcción de estas vías.


Errores, aciertos y consecuencias.


Este sexenio será de mucha evaluación y de seguimiento diario. Es positivo.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Columna de Columnas

Los errorcitos / Guardia Nacional: adiós al federalismo / Puma desamarrado

20/12/2018


Los errorcitos

El inicio de la administración de Andrés Manuel López Obrador ha estado marcado por “errores” que han desatado reacciones de todo tipo en la sociedad mexicana; desde el “error” en la reducción del presupuesto a las universidades, hasta el “dedazo” que eliminaba la autonomía universitaria en la nueva Reforma Educativa propuesta por el tabasqueño, el hecho es que las sospechas se centran en si se trató realmente de errores. En el Reforma, el analista y periodista Sergio Sarmiento, escribe que: “la contrarreforma impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, esa que busca derogar la ‘mal llamada reforma educativa’, fue sometida al Congreso de la Unión sin el párrafo VII del artículo tercero constitucional. Este da a las universidades a las que se ha otorgado autonomía ‘la facultad y la responsabilidad de gobernarse a sí mismas’. Cuando esta abrogación de la autonomía universitaria quedó de manifiesto, surgieron de inmediato cuestionamientos y protestas de los rectores de las universidades públicas y de muchos estudiantes y profesores. El tema lo resolvió el nuevo gobierno declarando que la omisión había sido un error. La Secretaría de Educación Pública, encabezada por Esteban Moctezuma, afirmó que se había suprimido el concepto de la autonomía universitaria de la Constitución ‘debido a un error en la captura mecanográfica’ […] No sé qué preocupa más: si los funcionarios del nuevo gobierno están realmente cometiendo tantos errores o si están intentando llevar a cabo cambios importantes de política pública de manera subrepticia, solo para echarse para atrás cuando se les exhibe. ¿Realmente podemos creer que un error de mecanografía iba a borrar las autonomías de las universidades? ¿Podemos pensar que las reducciones en los presupuestos de todas las principales universidades del país fueron un mal cálculo? ¿Son tan descuidados los funcionarios a los que el Presidente les ha encargado temas delicados como la contrarreforma educativa o el presupuesto? No sorprende que el Presidente se haya echado para atrás en estos dos casos. La autonomía universitaria y el presupuesto de las universidades son causas políticamente correctas, y Andrés Manuel siempre trata de ser políticamente correcto. El problema es que si estos dos temas han saltado ahora es por el trato especial que siempre reciben las universidades en la discusión política de nuestro país. El presupuesto, sin embargo, está lleno de recortes inquietantes a programas muy importantes para dejar recursos para los proyectos políticos del Presidente, que no son ni los más sensatos ni los más rentables”.


Guardia Nacional: adiós al federalismo

En El Universal, el periodista Ricardo Raphael, escribe acerca de todas las implicaciones que traería la creación de la Guardia Nacional respecto a las modificaciones a la Constitución, lo cual traería como consecuencia la pérdida de poder de gobernadores y legisladores respecto a la seguridad en sus entidades: “la pregunta relevante ya no es dónde comenzó, sino dónde terminará la Cuarta Transformación; y no hay otro tema que nos diga más al respecto que la iniciativa presidencial para poner en marcha la todopoderosa Guardia Nacional. Ni la cancelación del aeropuerto de Texcoco, ni la austeridad en los sueldos de la burocracia, ni los superdelegados, ni el tren maya, ni toda la pejefobia o la amlofilia, juntos, son temas que vayan a dividir tanto al país como esta iniciativa que el día de hoy será discutida, y probablemente aprobada, en la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados. Se trata de una cirugía mayor a la Carta Magna —acaso sin comparación con ninguna otra desde 1917— porque quiebra la columna vertebral del federalismo mexicano, normaliza indefinidamente la presencia de las fuerzas militares en cualquier parte del territorio mexicano y deja en las manos exclusivas del presidente de la República, el control civil sobre este cuerpo bélico […] una vez que sea aprobada la reforma constitucional que dará vida a la nueva Guardia Nacional, los gobernadores y sus Congresos se volverán actores silentes de la política de seguridad. No podrán oponerse para que las tropas militares tomen control de los caminos, las poblaciones o las ciudades de cualquier entidad federativa, a la hora que decida y cómo lo decida el presidente de México […] Por último, hoy todavía está prohibido que el Presidente de la República ordene a la Guardia Nacional estacionada en una entidad, cruzar la frontera hacia otra entidad —por ejemplo, de Michoacán a Guerrero— sin que el Senado (o la Comisión Permanente) lo autorice expresamente y el Ejecutivo fije ante la Legislatura a cuántos efectivos de ese cuerpo y con qué armamento se cruzarán los límites entre los estados de la República. Pues la iniciativa elimina también este control fundamental del Congreso que ayudó a pacificar México en otros tiempos de nuestra historia. Derogando dos fracciones de los artículos 76 y 78, el presidente podrá movilizar a la Guardia Nacional por todo el país sin tener que rendirle cuenta alguna al Poder Legislativo. En la política de seguridad, tal como sucedería con los poderes locales, también el poder Legislativo se volverá intrascendente”.


La amenaza y la bronca en Morena

En Milenio, el periodista Carlos Puig, habla acerca de las diversas reacciones a favor y en contra de la creación de la Guardia Nacional que se han generado al interior de Morena, especialmente desùés de las declaraciones del Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, respecto a retirar a las fuerzas armadas a sus cuarteles en caso de que dicha iniciativa no sea aprobada: “algo se está complicando en el proyecto de seguridad del nuevo gobierno. La apuesta a hacer constitucional la militarización de las fuerzas federales se ha enredado. Solo así se entiende la amenaza, no hay otra manera de llamarla, de Alfonso Durazo cuando advirtió que si no se aprueba la iniciativa de reforma constitucional como está planteada, regresaría a todas las fuerzas militares a sus cuarteles. El tamaño de la absurda amenaza: oigan ciudadanos, los vamos a dejar que se defiendan solitos; debe ser del tamaño de la posibilidad que la iniciativa no esté reuniendo los votos necesarios, y no solo hablo de la oposición. Frente a la orden de Durazo, morenistas que importan han reaccionado. El coordinador de los diputados del partido en el poder, Mario Delgado, tuiteó: ‘Los @DiputadosMorena somos un grupo plural. Vamos a hacer ajustes al dictamen de