top of page

Síntesis Nacional

Conoce la opinión del Periodista Fidel Ramírez Guerra, Columna de columnas, portadas del día y notas políticas.



Foto: @JesusAnayaTv

Foto del día: Al menos ocho entidades del país padecen escasez de gasolina en las estaciones de servicio. En la Zona Metropolitana de Guadalajara, al menos 37 gasolineras reportaron desabasto. En Guanajuato, nueve municipios del corredor industrial reportan el mismo problema, generando compras de pánico en algunas localidades donde gasolineras venden sus reservas. En Querétaro se reportó el cierre de al menos 65 estaciones. La zona sur del Estado de México también presenta problemas de desabasto, pues el servicio es interrumpido sin previo aviso en Valle de Bravo, Temascaltepec y Tejupilco. La escasez de gasolina afectó asimismo a Tepeaca, Acatzingo y Tecamachalco, en Puebla. Y en Monterrey varias estaciones reportaron un desabasto de combustible Premium. En Morelia, unas 85 gasolineras cerraron desde la última semana de diciembre, lo que representa un 90 por ciento de las estaciones ubicadas en la capital. Ante el desabasto de combustible en diversos estados, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió la comprensión y el apoyo de los ciudadanos. (Reforma)

Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada




Kiosco

Meade y los números



Por Fidel Ramírez Guerra


José Antonio Meade perdió las elecciones pese a su reconocida capacidad como economista. Los 30 millones de votos de AMLO fueron producto de la acumulación de decepciones del PRI, partido de Meade, del PAN y PRD. La votación de López Obrador fue un castigo al sistema de partidos políticos.


En efecto pasa a la historia que viniendo de la dura oposición contra la “mafia del poder”, con nuevo partido político, Andrés Manuel haya ganado la presidencia. En su lucha como idealista fue haciendo alianzas con viejos priistas de otrora poder pero recientemente marginados. Este triunfo contundente da bono democrático.


Si de por sí AMLO se mantuvo arriba en las encuestas los años 2016, 2017 y 2018, previo a la elección, como presidente electo se mantuvo con amplia agenda pública por una transición muy activa. De esta manera LO ha estado muy expuesto ante los medios, ante la opinión pública.


Los detractores de AM le adjudican muchos errores. Innumerables, y una coincidencia en su propio equipo, entre empresarios, en el extranjero, ante analistas imparciales, es la cancelación del NAIM. Gravísimo error, le dicen.


El NAIN sigue en el debate nacional e internacional. Estos días últimos del 2018 lo avivó Meade, quien antes de irse de vacaciones arrojó números que implican pérdida económica para el país por la cancelación de esa obra.


Publica JAM:


“Podría seguirle dando vueltas, pero mejor pongamos número a la casa. Dejar de hacer el aeropuerto nos cuesta 145,000 millones de dólares”.


Por su parte, Javier Jiménez Espriú, contesta:


La “enorme pérdida” -145 mMde USD- que el ex Candidato presidencial y Ex Secretario de HyCP, José Antonio Meade le asigna a la cancelación del NAIM, son “las cuentas alegres de un hombre triste”.


Este debate va para largo y en la medida que Meade logre captar la atención con números y fortalezas, en esa medida se convertirá en un necesario contrapeso contra AMLO.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Los buenos propósitos de AMLO


Por lo regular inicio de año son buenos propósitos para todos. Unos los cumplen, otros no. Entre ser líder social es un momento. Ser candidato presidencial otro y ser presidente uno muy distinto, pero lo visto Andrés Manuel no va a cambiar y su forma de actuar es un nuevo estilo al que la clase política, el empresariado, los medios y la sociedad en general va comprendiendo y se va adaptando.


Para los críticos de López Obrador las mañaneras son el sermón de cada día. En su discurso, reiteraciones a su forma de pensamiento, del ideal de la 4T. Algunos elementos novedosos y en la parte de preguntas y respuestas los temas del momento. En general un nuevo estilo, en general aceptable la disposición presidencial.


Chango viejo no echa maromas nuevas, dicen justamente los viejos. Hoy AMLO se va contra el periódico Reforma por su nota de que en el inicio de la nueva administración federal se han incrementado los homicidios.


López Obrador confronta también al EZLN. Es decir, no muestra apertura al diálogo. En conclusión, Andrés Manuel es como es y ya tiene muchos frentes abiertos y esta posición lo coloca como un presidente sectario, que no es presidente para todos sino para unos. Es un nuevo estilo.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


EZLN, EZLN…


A 25 años lo recuerdo como hoy: una activa participación de la sociedad civil organizada en la selva de Chiapas, muy al sur, casi frontera con Guatemala. Intelectuales, líderes sociales. Más de 500 periodistas de todo el mundo y un personaje central: Marcos…


Incierto que pudo haber ocurrido si no hubiera caído esa gran tormenta, de las tormentas de la selva… como nunca… como pocas veces en muchos años, comentaban los lugareños:


Se desarrollaba la Convención Nacional Democrática – 14 de octubre de 1994 – y, habiendo terminado el discurso de Marcos, la asamblea discutía qué camino seguir y se planteó:


1.- La guerrilla

2.- Participación activa de la sociedad civil

3.- Iniciar un nuevo partido político.


Y, en el momento más elevado de la discusión, cae una ruidosa tormenta que en cuestión de minutos invisibilizó la zona, creó confusión, provocó que el escenario cayera y decenas de casa de campaña caída, arrastradas.


Yo no dormí esa noche ni la madrugada del día siguiente. Realmente ahí estaba la crónica, con líderes entumidos. Escritoras e intelectuales acurrucados y, al día siguiente, todo mundo pidiendo que les adelantaran los vuelos.


Concluí: esta pinche sociedad civil organizada es de escritorio. Nada de garra, más aún, cuando al amanecer lancé un grito: “EZLN, EZLN”, en espera de que la asamblea se animara, pero por el contrario yo fui callado. Es decir, no faltó un cabrón que dijera: ya, tranquilo, ya nos vamos.


En la madrugada ya del 15 de octubre, entre mis recorridos por la zona, me encontré a Marcos y le lancé la pregunta:


-Marcos, ¿el barco se hunde?

-No, naufraga, contestó.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Columna de Columnas

El año de los buitres / Inicio de año, despegue de gestión / Camila

05/1/2019


El año de los buitres

En Reforma, el escritor Jorge Volpi, escribe que: “el problema no radica en si debemos llamarlos fascistas o no, si aplicar categorías del siglo XX a individuos y problemas del XXI: lo crucial es identificar los peligros que representan y las políticas que están definiendo nuestro tiempo. Donald Trump, Jair Bolsonaro, Vladímir Putin, Viktor Orbán, Benjamin Netanyahu, al igual que sus pares que por fortuna (aún) no están en el poder o los partidos ultraderechistas o ultranacionalistas en Alemania, los países escandinavos y de Europa del Este, Grecia o, incluso ahora, España, encarnan una ola de pensamiento y de acción que está conduciendo al mundo a otra de sus eras oscuras. Las condiciones que condujeron al ascenso del fascismo a principios del siglo pasado son, por supuesto, muy distintas de las que prevalecen hoy: acaso el desencanto y la furia hacia los políticos fuera semejante a la de ahora -se les veía como responsables tanto de la Gran Guerra como de la Gran Crisis de 1929-, pero la construcción de enormes Estados nacionales, con sus gigantescas maquinarias económicas, políticas y militares, contrasta con el endiosamiento de la globalización y del mercado de nuestro tiempo. Acaso solo el nacionalismo, la discriminación y el racismo, esas añejas taras, se repitan de algún modo: si entonces había que echarles a los judíos o los comunistas la culpa de todas las penurias, esa misma condición hoy la tienen los migrantes. El neoliberalismo que triunfó en los ochenta y noventa ha seguido marcando la impronta de nuestra época: ese movimiento ideológico, que en esa época se presentaba como ejemplo de libertad frente al totalitarismo comunista, terminó no sólo por imponerse en todo el orbe, sino en definir su ética y sus principios. La defensa de un individualismo a ultranza, basado en la idea de que la avaricia es buena, el desmantelamiento del estado de bienestar y la consagración del mercado como único dios generó sociedades que, al día de hoy, son mucho menos solidarias, sensatas y abiertas que en otros tiempos. Cuando la Gran Recesión demostró, para colmo, que sus promesas de redistribución de la riqueza eran una falacia, ello no bastó para eliminar su predominio: sólo aumentó las dosis de miedo y rencor en una población de por sí ya desencantada por el descenso en su nivel de vida. El fracaso del modelo neoliberal, puesto en evidencia en 2008, no trajo como remedio un nuevo modelo, sino la preservación del anterior, defendido con los dientes por las élites políticas y económicas a fin de preservar sus privilegios supranacionales. Es aquí donde la comparación con el fascismo clásico vuelve a resultar eficaz: a fin de conservar el poder -y una incalculable cantidad de recursos-, estas élites se dieron a la tarea de inventarse nuevos enemigos a los cuales volver responsables de las mermas en el nivel de vida de buena parte de los ciudadanos. Consecuencia funesta del neoliberalismo ha sido, pues, que buena parte de nuestras clases medias, así como numerosos trabajadores, campesinos y pequeños empresarios se han vuelto profundamente conservadores, en el sentido de querer mantener el statu quo a toda costa. Nos hallamos ante grandes sectores de la población que, debido a esta manipulación y adoctrinamiento, aborrecen a los políticos tradicionales -a aquellos que, por corrupción o simple desidia, se desinteresaron de ellos-, tienen pánico de perder su nivel de vida y aceptan, por tanto, el dictado de que sus rivales son esos extranjeros dispuestos a desplazarlos y ocupar sus trabajos. Poco importa que toda esta construcción sea falsa: la operación ideológica ha sido lo suficientemente eficaz como para que estos energúmenos, de Trump a Orbán, hayan conseguido hacérselo creer a sus votantes. El escenario es muy desalentador: mientras la izquierda (o los sectores progresistas) no sean capaces de articular antídotos eficaces contra esta gigantesca operación ideológica, seguiremos viendo, en este año, el triunfo de los buitres


Inicio de año, despegue de gestión

En Milenio, el columnista Liébano Sáenz, escribe que: “los problemas que existen y el reto de resolverlos no son de una administración o de un partido que gobierna, sino de un país. Desde luego que las autoridades tienen la obligación primaria de actuar en consecuencia, más las de mayor jerarquía, pero se trata de asuntos que nos atañen a todos. Sin embargo, una cosa es el ideal de la razón y otra, la realidad. Lo cierto es que el país vive en un entramado de sentimientos: mientras la mayoría suscribe optimismo sobre el futuro, una minoría importante se instala en la incertidumbre y otro tanto en el rechazo a lo que ve y percibe. Lo sano y deseable para que las cosas resulten de mejor manera es que no sean tiempos de cheques en blanco, como tampoco de condenas anticipadas. El consenso y el apoyo popular al gobernante son un importante activo, más ahora cuando la sociedad desconfía de las instituciones, autoridades e instituciones políticas, sean partidos o legisladores. Sin embargo, un gobierno popular no lo hace por sí mismo eficaz, particularmente en una perspectiva de largo plazo. Hay decisiones necesarias, que seguramente habrán de tomarse, independientemente de que conciten o no aceptación. En el caso del Congreso, éste actúa a partir de las condiciones de su propia integración, esto es, una coalición gobernante con suficiente mayoría para aprobar los proyectos que vienen del Ejecutivo. Esta no es una realidad política nueva, pero el país ha vivido más de dos décadas de gobierno dividido y si bien es cierto que esto frenó el proceso reformador cuando el PRI tenía mayoría legislativa, también lo es que la oposición aprendió a participar del gobierno, más con la alternancia. Los resultados de la corresponsabilidad son encontrados; la parte más discutible es la pérdida de piso ético en el conjunto de la pluralidad política y que en parte explica el desenlace de la elección del pasado 1 de julio. El Poder Legislativo ha actuado a partir de la dinámica que impuso el voto. Es explicable que los proyectos del Ejecutivo tangan acogida mayoritaria y que esa misma circunstancia sea aprovechada por la oposición. La redefinición sobre el destino del gasto es un tema discutible cualquiera que sea su fundamento. Lo relevante es que el gobierno mantenga las condiciones que le permitan mantener el equilibrio macroeconómico, fundamental para la estabilidad económica y el crecimiento sostenido. Sin embargo, la ausencia de una sólida y eficaz oposición legislativa deja al país con un preocupante déficit para el buen ejercicio del poder; los pesos y contrapesos del sistema democrático son fundamentales para la funcionalidad del sistema. Por ello es muy alentador la manera como el Senado resolvió la designación del ministro que ocuparía la vacante de Ramón Cossío, en favor del jurista Juan Luis González Alcántara. Igualmente, fue positivo el acuerdo del pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para designar como su presidente al ministro Arturo Zaldívar, designación que concilia renovación con un sentido de independencia del Supremo Tribunal respecto a cualquier factor de influencia, no solo la proveniente del gobierno. Pero la debilidad de la oposición no la puede ni debe resolver la Corte o el Poder Judicial de la Federación. No es su tarea. En todo caso es a la sociedad civil a quien le corresponde emprender la labor del escrutinio al poder. Esto convoca especialmente a los medios de comunicación y a la sociedad organizada. No se trata de confrontar; sí de reconocer, apoyar y en su caso, ejercer la crítica de manera constructiva, así como convocar y proponer las mejores vías para la solución de los problemas. En su arranque, el nuevo gobierno necesita lo que muchos no están dispuestos a conceder: tiempo. Las cifras de la economía no son alentadoras para este primer año. Tampoco se puede esperar que en materia de seguridad pública se tenga un punto de quiebre en el corto plazo, aunque sí es una postura razonable advertir una tendencia a la baja de los delitos violentos o de alto impacto, hacia el segundo semestre de este año. Muchos mexicanos se verán favorecidos con los programas sociales, así como el sur de país tendrá obras de infraestructura con un gran potencial para el desarrollo de las regiones más pobres del país. Sin embargo, no queda claro todavía los términos de la participación privada, fundamental para dar respuesta estructural al problema de la pobreza. El empleo productivo es la mejor respuesta a la falta de oportunidades. Además, muchos otros sectores, así como el centro y el norte del país, están a la espera de una respuesta que dé cauce a su potencial y capacidad de generación de desarrollo y riqueza. El inicio de año, que coincide con el despegue del nuevo gobierno, es una gran oportunidad de reflexionar sobre las tareas que tenemos que emprender colectivamente, para hacer realidad el país que anhelamos.


Camila

En el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que: “cuarenta o setenta años, incluso prisión vitalicia. Eso le espera a Marciano “N”, presunto asesino y violador de Camila, en Chalco. Me lo dijo Dilcya García, fiscal de Delitos Vinculados a la Violencia de Género en el Estado de México, tras la primera audiencia del inculpado, detenido la noche del jueves en Puebla. Tras comparecer ante el juez se le imputó feminicidio. Cabeza abajo, sin mirar a la familia de la menor, según me lo reportó la corresponsal Ángeles Velasco, en Imagen Noticias, escuchó los testimonios de siete personas que lo vieron en las inmediaciones del lugar donde fue encontrado el cuerpo de Camila. Su destino parece estar dictado. La cárcel, los años que pase dentro ya dependerán de las autoridades, ya la fiscal me adelantó a cuánto podría ascender su sentencia. “Este señor no se va a salvar por ningún lado. Yo quería que me viera a la cara, pero nunca lo hizo. Va a tener que pagar…”, me expresó ayer José Manuel Espinosa, padre de Camila, en entrevista. “Agradecí a Dios que lo hubieran encontrado. Mi esposa se puso a llorar por la impresión, pero también se puso contenta porque gracias a las autoridades detuvieron a quien le hizo esto a mi hija…”, me agregó. Un día antes, luego de los disturbios aparentemente provocados tras una falsa alarma de la presencia del sospechoso, y que dejó al menos 10 casas violentadas y un herido, en una conversación previa, el papá de la menor me comentó: “Las autoridades han estado apoyándonos en todo momento y pues ya va muy avanzado (…) Quiero decirle a toda la gente, vecinos, amigos, compañeros, no conocidos, que yo sé que están muy dolidos como yo, les pido que dejen trabajar a las autoridades que han hecho su trabajo para que esto se esclarezca lo más pronto posible…”. El peligro de la mano propia como última herramienta de acceso a la justicia. El tigre fuera de la jaula mostró los peligros y la torpeza: la familia de Camila no quería su muerte, lo quiere ver tras las rejas, pagando su delito. Luego de salir de la audiencia, el llamado de la familia de la pequeña fue uno: “Yo le pido la gente que conoce a este tipo, que, si sabe de algún delito que haya cometido, que lo denuncien, que no se queden callados…”, me dijo el señor Espinosa. La razón: trascendió, tras la captura de Marciano “N”, que existen dos denuncias previas por violación, una de ellas a una mujer de 70 años. “Hay que hablar, hay que gritar las cosas para que se sepan…”, remató el padre de Camila. A la pequeña la encontraron horas después de haber sido reportada como desaparecida. Salió de casa para jugar. Este sujeto acabó con su vida, no sin antes someterla a aquel, tal vez uno de los actos más abominables. Tristemente, su caso es uno de tantos que se cuentan en el Estado de México y en todo el país. A todo esto: ¿alguien sabe dónde está Alfredo Del Mazo? Públicamente, ni un tuit ha dedicado el gobernador a este caso, ni como mero acto de solidaridad. Ni a éste ni a tantos otros. El Estado de México cerró el 2018 como la entidad puntera en feminicidios en el país. Según números del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante el año pasado una mujer fue asesinada cada 24 horas en territorio mexiquense. Sólo 70 de ellos, ocurridos en los primeros 274 días del año, fueron tipificados como feminicidios. Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tecámac y Zumpango son los municipios que más casos registraron. Si bien, en el caso de Camila las autoridades actuaron con velocidad, incluso evitaron el posible linchamiento del responsable, es claro que éste es un asunto que requiere de más rigor, de más fuerza al interior de la Fiscalía para resolver las investigaciones ya en marcha, pero más aún, para detener la incidencia.


No intervención

En El Universal, su Editorial, asegura que: “por décadas, la bandera de la política exterior mexicana fue el derecho a la libre autodeterminación de los pueblos, en una época en la cual la característica de nuestro país era el régimen de partido único y una escasa apertura en materia de derechos ciudadanos y de libertad de expresión. A inicios de este siglo, con la llegada de gobiernos panistas, se modificó la línea de la política exterior; lo cual se hizo evidente con la ríspida relación que se tuvo con Cuba. Desde entonces, los vínculos de México con el mundo han sido los del gobierno en turno. Actualmente se habla de la neutralidad mexicana al exterior, una posición que implica riesgos. Ahora un nuevo capítulo de la diplomacia mexicana se abre con la postura adoptada por el recién estrenado gobierno de nuestro país, al manifestar su oposición a la declaración signada por trece naciones americanas, englobadas en el Grupo de Lima, mediante la cual éstas desconocen el resultado del proceso electoral en Venezuela y, por consiguiente, un nuevo periodo de Nicolás Maduro al frente de la presidencia en esa nación sudamericana. Nuestro país ha invocado una vez más el derecho de los países a autodeterminarse y clama por la no injerencia del exterior en asuntos internos, por lo que expresó su negativa a secundar la posición del grupo, el cual califica de ilegítima la forma en que Maduro llega a asumir un nuevo periodo de su presidencia. Con este acto, vuelve a hacerse presente el principio mexicano de no intervención, tesis principal de la denominada Doctrina Estrada, llamada así por su creador Genaro Estrada, secretario de Relaciones Exteriores durante la presidencia de Pascual Ortiz Rubio. Dicho documento de 1930 exponía, entre otros puntos, el “derecho de las naciones para aceptar, mantener o sustituir a sus gobiernos o autoridades”. Si bien no se puede negar que el actual régimen venezolano ha demostrado ser en los hechos un gobierno represor y antidemocrático, que persigue y reprime a sus opositores, se puede entender también la posición de México de decidir sostener relaciones con la autoridad que representa el presidente Maduro, explicando que sólo busca mantener abiertos los canales diplomáticos con Venezuela para ayudar a encontrar una solución a su crisis política y humanitaria. Ahora, el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, si bien se apega al principio diplomático que tanta fama diera a nuestro país durante buena parte del siglo XX, debería también tener cuidado de no cruzar la delgada línea que divide el mantenerse neutral con la de legitimar un gobierno que prácticamente todas las democracias del mundo condenan.

.-.-.-.-.-

DENTRO de los pasillos de Palacio Nacional se comenta que la relación entre Andrés Manuel López Obrador y Olga Sánchez Cordero no pasa por su mejor momento. De hecho, dicen que entre ambos hay una distancia del tamaño de una declaración patrimonial.


SEGÚN ESTO, la secretaria de Gobernación no está de acuerdo en hacer pública su fortuna, que no debe ser poca cosa dado que viene de familia de abolengo, está casada con un exitoso notario público, vive en una mansión en Las Lomas y sus ingresos como ministra de la Suprema Corte son millonarios (sueldo y pensión). Y el problema no es la riqueza de la funcionaria, sino la insistencia del Presidente para que haga públicos sus bienes.

.-.-.-.-.-.-.

QUIENES SABEN del asunto dicen que la relación se ha puesto bastante tensa y les preocupa que pudiera darse un rompimiento. A menos, claro, que Sánchez Cordero aplique la misma estrategia de AMLO, que resultó más humilde que un San Francisco, pues no posee bienes (todo está a nombre de su familia) y en su declaración ya ni siquiera incluyó las regalías de sus libros… esas de las que siempre dijo que vivía.

.-.-.-.-.-.

la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, solicitará el próximo lunes al presidente Andrés Manuel López Obrador, en la mesa del gabinete de seguridad nacional, que haya presencia permanente de un representante de las fuerzas armadas en las reuniones equivalentes a nivel local, con el fin de garantizar la coordinación en el combate a la delincuencia en la capital. No sea que se vayan a hacer bolas como con el lío en Morelos, que apenas ayer aclaró Alfonso Durazo Montaño en el sentido de que el gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo es el que tiene a cargo la seguridad en la entidad.

.-.-.-.-.

Estrategia. El exprocurador de Nayarit, Edgar Veytia, se declaró culpable de cargos de narcotráfico en el mismo tribunal donde enjuician a Joaquín El Chapo Guzmán. Tanto él como Guzmán están siendo enjuiciados por distintos casos en la corte federal de Brooklyn. Veytia dijo haber aceptado dinero de los cárteles para ayudarlos a contrabandear cocaína, heroína y metanfetaminas a EU de 2013 a 2017. Hizo arreglos para evitar la captura de narcotraficantes o para que fueran liberados de custodia. El clan, con su compadre, el exgobernador inhabilitado Roberto Sandoval, no acabó bien. Y tienen pendientes aún despojos, levantones y desapariciones durante su macabra administración.

.-.-.–.

La muina de Noroña


Tremendo disgusto pasó el diputado federal del PT, Gerardo Fernández Noroña, quien posteó en su cuenta de Twitter fotografías de sus vacaciones en Nueva York. Por supuesto, nos hacen ver, el legislador fue duramente criticado por señalar que es una fregadera que ya no exista el lugar donde él solía ir a escuchar blues en la Gran Manzana. Don Gerardo respondió a sus detractores: “Si digo donde ando, joden, si no digo, joden. Lo suyo es la jodienda. Me refiero a los derechosos”. ¡Hombre, dejen en paz a Fernández Noroña!, pues a él jamás critica al prójimo ni se mete con los políticos, líderes sociales, opositores o periodistas. Ahora déjenlo volver en paz de NY a la Ciudad de México para que luego asista a la toma de protesta del presidente Nicolás Maduro en Caracas, el próximo 10 de enero. ¡Faltaba más!

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Principales Nacionales:

Escasea gasolina en ocho estados / Desabasto de gasolinas, por el nuevo combate al “huachicoleo”

05/1/2019