Síntesis Nacional

Conoce la opinión del Periodista Fidel Ramírez Guerra, Columna de columna, portadas del día y notas políticas.


Foto del día: El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, informó en una conferencia de prensa, que hay 64 funcionarios bajo investigación en cuatro investigaciones abiertas y de éstas, seis personas están vinculadas a proceso (en averiguaciones previas que datan del 2015) por un presunto fraude por 839 millones de pesos de recursos públicos de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) en la denominada Estafa Maestra. Indicó que estas personas, de quienes no reveló sus nombres para no intervenir en las diligencias, llevan sus procesos en libertad, ya que los delitos por los que son investigados no son graves. (La Crónica)


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco

Se agrega Venezuela a la polarización nacional


Por Fidel Ramírez Guerra


Éramos muchos y parió la abuela. Estábamos divididos y vino Venezuela. Parece que será un sexenio largo, con debates y confrontaciones de todos los días en las redes sociales. En los noticieros, en las planas de los periódicos y en las calles, opinando, difiriendo. Lo que no se deseaba: la polarización nacional, ya, ahora, como ejercicio democrático, de diversidad en las ideas.


El combate al huachicoleo cuestionados por unos y defendido por otros. Los críticos: que ha sido muy costoso y no arroja detenciones ni sentencias, pero sí un grave problema de desabasto particularmente en los estados de Jalisco, Guanajuato y Michoacán que arroja pérdidas por 25 mil millones de pesos y que a la vista no se ve un plan federal ni regional de emergencia económica para resarcir el daño.


Otro aspecto que polariza a la sociedad mexicana es el anuncio de apoyo económico a familiares huachicoleras, que se toma como un premio a la delincuencia, en vez de un castigo. La crítica: López Obrador y sus seguidores piden que se respete la constitución en la Doctrina Estrada, artículo 89 constitucional, pero no promueven lo mismo en otros casos.


Y viene Venezuela, precisamente, con opiniones divididas: a favor de Maduro y en contra.


Parece un sexenio muy largo, lleno de debates y de confrontaciones todos los días. La polarización llegó para quedarse.


¿Qué sigue después de un país enconado?

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Columna de Columnas

Las cuentas de la 4T / La apuesta AMLO-Ebrard / Diplomacia apremia

25/1/2019


Las cuentas de la 4T

Las encuestas realizadas por el Instituto Nacional de Geografía (Inegi)son una de las herramientas principales para la medición de avance y desarrollo de nuestro país; sin embargo, dichas herramientas están en riesgo debido a los recortes presupuestales a la entidad, mismos que ponen en riesgo casi una decena de mediciones. En Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe que: “he escrito aquí más de una vez que en los últimos años el país se había convertido en un experto en hacer cuentas de sus tragedias. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública es preciso y puntual en dar a conocer nuestra tragedia de violencia y delito. Construimos el Coneval, que nos recuerda la pobreza y la desigualdad en la que vivimos y no hemos podido comenzar a remediar. El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación publica el duro diagnóstico de nuestros alumnos y nuestras escuelas. Sabemos, tenemos los datos. Detrás de muchos de estos esfuerzos y haciendo muchísimos más desde hace muchos años con un profesionalismo ejemplar, está el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el Inegi, que lo cuenta todo […] una conferencia de prensa del director del Inegi, Julio Santaella, en la que entre otras cosas anuncia que los proyectos que no podrán realizar por el recorte presupuestal en el nuevo gobierno son:

Encuesta Nacional Agropecuaria

Encuesta Nacional de Gasto en los Hogares

Encuesta Nacional de Consumidores de Sustancias Psicotrópicas

Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas

Encuesta Nacional de Micronegocios

Encuesta Nacional de Población Privada de Libertad

Encuesta Nacional del Trabajo Infantil

Encuesta sobre Confianza del Consumidor con cobertura regional

Encuesta Nacional de los Hogares.

Ya sabemos que el censo para programas de bienestar se había mandado a hacer por fuera, que el gobierno empezó a hacer sus propias cuentas de víctimas, que quiere desaparecer el INEE… y ahora el Inegi. Creo que, en el fondo, además de lo de la austeridad hay un asunto de confianza. Desde Palacio Nacional estas instituciones se ven como parte del pasado que detestan, sin matices ni distinciones. Fueron construidas en el “periodo neoliberal” que hay que enterrar a cuatro metros de profundidad. Pero me pregunto: ¿cómo se transforma algo que no se conoce con precisión? ¿Y cómo se mide el avance de esa transformación? En fin, preguntas de un viernes”.


La apuesta AMLO-Ebrard

En El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que: “mientras las calles de Venezuela ardían de fervor político y los gobiernos del mundo se pronunciaban sobre la situación y el régimen de Nicolás Maduro, el subsecretario para América Latina y el Caribe de la cancillería mexicana comía en Casa Bell, uno de los restaurantes más tradicionales de la Ciudad de México, también de los más socorridos por la élite mexicana. Un restaurante fifí, pues. A Maximiliano Reyes, brazo derecho del canciller Marcelo Ebrard para los asuntos de la región hermana, le tocó a las pocas horas salir a defender en medios de comunicación la posición del gobierno federal mexicano sobre la crisis venezolana desatada el miércoles a mediodía. El primero en fijar la línea fue el vocero presidencial, Jesús Ramírez Cuevas: estableció que México seguía reconociendo a Nicolás Maduro como presidente, alineado con Rusia, China, Bolivia, Cuba y Nicaragua, y en contra de Canadá, Estados Unidos, Argentina, Chile, Colombia, Brasil y la OEA, que reconocieron como presidente al autoproclamado Juan Guaidó. Luego la Cancillería emitió una posición en la misma dirección del vocero presidencial y en varias entrevistas el subsecretario la explicó. La postura de México encendió un reciclado debate en redes sociales y medios tradicionales […] Paralelamente, durante la mañana de ayer, el canciller Ebrard y su equipo debatieron endurecer un grado la posición de México sobre el régimen de Maduro, y hacerlo diplomática y oficialmente en la ventana que les ofrecía la sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA). Al final no tomaron esa ruta. Por el contrario, México pidió a la OEA explicar su autoridad jurídica para desconocer al régimen de Venezuela (entre funcionarios mexicanos circuló mucho la copia digital de un documento del opositor Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela… ¡fechado en Washington!). Detrás de la posición oficial mexicana, me dicen fuentes gubernamentales allegadas a este proceso, subyace el mensaje que ha mandado el presidente López Obrador: no nos metemos en los asuntos de otros países porque no queremos que se metan en los nuestros. Esta posición ha sido gasolina en el debate interno en México”.