Síntesis Nacional

Conoce la Columna de columna, portadas del día y notas políticas.

Foto del día: El representante en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Jan Jarab solicitó a la Cámara de Diputados suspender la aprobación de la reforma constitucional para extender los supuestos de aplicación de prisión preventiva oficiosa del artículo 19, que se discutirá por el Pleno el próximo 5 de febrero. Existe un sólido consenso de los organismos internacionales de derechos humanos acerca de la incompatibilidad de la prisión preventiva oficiosa con los compromisos adoptados por el estado mexicano.Por lo anterior, lejos de ampliar los supuestos de aplicación, debería eliminarse la prisión preventiva oficiosa del ordenamiento jurídico mexicano”, señala la carta. Asimismo, el representante de Michael Bachelet refrendó en la misiva la disponibilidad para seguir brindando asesoría y cooperación técnica que requiera la Cámara de Diputados, “dentro del marco de respeto a los procedimientos parlamentarios". (Excélsior)


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Columna de Columnas

El “halcón” de Washington contra Maduro / ¿Así va a ser todo el sexenio?

26/1/2019

El “halcón” de Washington contra Maduro

Este sábado se cumple el plazo que dió Nicolás Maduro para que diplomáticos estadounidenses abandonen territorio venezolano, por lo que llegó la hora en la que, posiblemente, Estados Unidos muestre hasta dónde está dispuesto a llegar en su intención de que el Gobierno de Venezuela deje de estar en manos de Maduro. En El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “este sábado se cumple el plazo de 72 horas que el gobierno de Nicolás Maduro le dio al cuerpo diplomático de Estados Unidos para que se retire de Venezuela y cierre la embajada y los consulados norteamericanos en vista del rompimiento de relaciones diplomáticas decretado el miércoles pasado, luego de que el presidente Donald Trump desconociera la presidencia de Maduro y reconociera como nuevo presidente “encargado” de Venezuela al autoproclamado Juan Guaidó. Y aunque Trump y su secretario de Estado, Mike Pompeo, han dicho que no obedecerán a un gobierno al que ya no le reconocen autoridad, a partir de hoy se verá hasta dónde pretende llegar la Casa Blanca en su abierta ofensiva contra el régimen madurista y el apoyo a un nuevo gobierno provisional para los venezolanos. En Washington se afirma que “todos las opciones están sobre la mesa” en el plan de la administración Trump para obligar a deponer a Maduro de la presidencia […] ayer se produjo un hecho que confirma la operación de Estados Unidos, en la negativa del Banco de Inglaterra para que el régimen venezolano retirara mil 200 millones de dólares en oro que tiene depositados en la institución británica. La solicitud le fue negada a Maduro por el banco inglés por presiones directas de Mike Pompeo y del consejero de Seguridad Nacional de EU, John Bolton, a las autoridades británicas para que impidieran la operación […] Al tiempo que a Maduro le cortan las fuentes de financiamiento, la operación de Estados Unidos de ‘ayuda humanitaria de 20 millones de dólares’ para la oposición venezolana encabezada por Guaidó, es la parte visible de la intención descrita por John Bolton para que los activos venezolanos se traspasen ahora al ‘Presidente encargado’ y de esa manera apuntalar la consolidación del nuevo gobierno en Caracas. Lo único que hasta ahora no le han podido quitar a Maduro es el apoyo de las Fuerzas Armadas, cuyos comandantes le han jurado lealtad a su presidencia. Pero para eso, la Casa Blanca también empieza ya a operar con sus viejas tácticas”.


¿Así va a ser todo el sexenio?

En El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “está claro que Andrés Manuel López Obrador ha abdicado al uso legítimo de la fuerza que tiene el Estado para proteger la vida de la población, sus bienes, la planta productiva y su entorno […] todo se sacrifica a la popular lucha contra el huachicol, en la que las únicas víctimas han sido los 114 muertos en Tlahuelilpan, Hidalgo. No hay informes sobre detenciones de los delincuentes de “cuello blanco” de los que tanto habló el Presidente. Ni siquiera los de cuello sucio. Hay una clara confusión en su discurso […] El Gobierno Federal, eso sí, ya dio un adelanto de 200 millones de pesos en participaciones al gobierno de Michoacán, para saldar las deudas con los maestros. Según Aureoles, están resueltas las dos quincenas de enero, pero el magisterio disidente mantiene el bloqueo. Les deben mucho más. Alrededor de 500 carros de trenes se encuentran bloqueados en las vías férreas. Eso ha afectado el movimiento de combustibles, materias primas, autopartes, alimentos y otros insumos, según la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero.Hay más de 100 mil toneladas de materia prima detenida, así como 15 mil toneladas de productos terminados. Las pérdidas económicas ya se cuentan en miles de millones de pesos y contando. El presidente de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicios, y Departamentales (Antad), Vicente Yáñez, advirtió que la cadena de abasto está amenazada, pero ni así… ¿Así va a ser todo el sexenio? Es pregunta para irnos preparando. AMLO lo hace por el “pueblo bueno” y hasta le aplauden. La costosa tragedia de Tlahuelilpan, en Hidalgo —114 muertos— es otro ejemplo de las consecuencias de renunciar al uso legítimo de la fuerza”.


Tlahuelilpan y el poder de los símbolos

En Milenio, el columnista Liébano Sáenz, escribe que: “el símbolo no es lo que es, sino lo que representa. La encuesta reciente de GCE sobre la tragedia de Tlahuelilpan revela dos datos aparentemente contradictorios: por un lado, una elevadísima opinión positiva del presidente López Obrador y, por el otro, un franco desacuerdo con la narrativa oficial construida en torno al siniestro. La mayoría asume que los afectados por la explosión son responsables, no víctimas, que no debe haber ayuda económica a los familiares de las personas fallecidas y que el Estado debe fincar responsabilidad legal a los sobrevivientes […] Lo relevante es un aspecto en el que hay una sólida conexión y empatía entre lo que el Presidente representa y lo que aspiran los receptores de la imagen presidencial: la lucha contra la impunidad. Efectivamente, el presidente López Obrador es un símbolo antagónico contra lo que es el principal significante de los mexicanos frente a sus dificultades personales, las de su familia y las del país: la impunidad […] Por ello, abatir la impunidad fue el mandato de las urnas. Un hombre honesto, comprometido y con entendimiento, como fue el candidato José Antonio Meade, fue percibido como lo contrario […] López Obrador ganó la elección por lo que es y por lo que representa, y lo que vemos en estas semanas es la confirmación de que el Presidente entiende que el símbolo compromete y obliga a ser consecuente. Así ha sido en decisiones muy cuestionables y comprometidas desde una perspectiva convencional, como fue cancelar el aeropuerto de Texcoco o revertir la reforma educativa. En la medida de que su motivación pública sea la lucha contra la corrupción, todo será aceptado y aplaudido […] Los símbolos son poderosos. El Presidente por intuición o por experiencia lo entiende. La cuestión es que esto compromete a ser consecuente y a dar resultados. El aval generalizado, amplio y generoso de la población hacia el gobierno alcanza estos niveles porque la gente identifica que el principal compromiso del tabasqueño es contra la impunidad. Esto entraña, necesariamente, un desenlace que no requiere revisión o adjetivación. El gobierno federal debe preocuparse de que la tragedia de hace unos días no se convierta en el momento que marque el inicio de las diferencias, esas que minimizadas por la soberbia o por el simple desdén se profundizan y terminan marcando distancias con la sociedad. Tlahuelilpan obliga a revisar el discurso de legalidad para reafirmar el símbolo relevante del sexenio, que no es otro que el propio López Obrador”.


Tubos

En Reforma, el escritor Jorge Volpi, escribe que: “a lo largo de estas semanas, en México no hemos hecho otra cosa que hablar de tubos, convertidos de pronto en la justa metáfora de todo lo que no funciona en nuestro país. Vista con rayos X, nuestra República aparecería como esa gigantesca red de -llamémoslos ya así- ductos que transporta ese oro negro y sus derivados que López Velarde adscribió al diablo. Una inmensa retícula con petróleo, gasolina, diesel, gasóleo y otros derivados que circula de un extremo a otro de nuestro territorio para dotar, si no de vida, al menos de energía, a un sinfín de motores e industrias. Sólo que, como nos ha permitido ver nuestro Presidente, ese complejo sistema se he convertido en el principal objetivo de pequeños y grandes criminales que no dudan en perforarlo, cada pocos kilómetros, para sustraer el preciado combustible. El huachicol -palabra que parece derivar del latín aquati, aguado, para referirse a una sustancia adulterada- se ha convertido, de pronto, en el nuevo gran mal de México. A él se debe la violencia sin tregua que azota a buena parte del país -Guanajuato, por ejemplo, que tan bien se había librado de la guerra contra el narco- y éste ha sido el responsable, asimismo, de la reciente tragedia de Tlahuelilpan […] En su combate a la corrupción, López Obrador ha encontrado en la lucha contra el huachicoleo -por fortuna nunca llamada guerra- su primera gran batalla. Pese a los errores de su puesta en marcha, el respaldo social a esa aventura se ha revelado sólido: ¿quién puede tolerar que unos cuantos se aprovechen de una riqueza que nos pertenece a todos? Hay que reconocer no solo el valor sino la astucia del Presidente, que ha hecho olvidar casi todos los demás puntos de la agenda -incluida la Guardia Nacional-: había que hacer algo y, ajustando poco a poco su estrategia, parece que el gobierno se halla en camino de obtener algunos resultados positivos. ¿Quién hubiera podido imaginar, sin embargo, que justo en medio de la batalla se iba a producir un incidente como el de Tlahuelilpan? Un incid