Síntesis Nacional

Conoce la opinión del Periodista Fidel Ramírez Guerra, Columna de columna, portadas del día y notas políticas.


Foto del día: Durante su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer la terna que presentará para encabezar la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas. Los aspirantes son: Leonor de Jesús Figueroa Jácome, Juan López Villanueva y Karla Irasema Quintana Osuna.


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada



Kiosco

Banco Azteca, privilegiado


Por Fidel Ramírez Guerra


Dentro del torbellino de anuncios y temas en la 4T ha pasado fugazmente y sin mucha atención la decisión del gobierno de López Obrador de otorgar a Banco Azteca, de Ricardo Salinas Pliego, la decisión de manejar millones de tarjetas para los programas Jóvenes Construyendo el Futuro y Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores.


Esta orden es directa del presidente y obedece a las gestiones de Alfonso Romo y de Esteban Moctezuma como parte de una serie de acuerdos desde antes del inicio de la recién campaña. El anuncio sorprende por la pésima imagen que tiene Banco Azteca, la de abonos chiquitos para toda la vida.


De las pocas reacciones que se presentaron fue la de Ramón Imperial Zúñiga, dirigente de las cooperativas financieras de México y con un reconocimiento internacional dentro del sector cooperativo. Y es que desde inicios del gobierno de Vicente Fox las cajas de ahorro reguladas insistieron en ser parte del sistema financiero nacional con estas posibilidades de participar en los programas sociales. Se señala que estas adjudicaciones directas son un riesgo para la libertad de mercado por su discrecionalidad.


El riesgo, latente, es que conociendo las formas de mercadeo de Banco Azteca y sus tiendas Elektra, conviertan a esos millones de jóvenes y de adultos en un mercado cautivo de abonos chiquitos y lejos de darles el dinero en efectivo les vendan productos caros.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________

Columna de Columnas

Gobierno VS Estancias infantiles / Esperanza / Gertz revisa la nómina

08/2/2019


Gobierno VS Estancias infantiles

El recorte de recursos a las estancias infantiles, ha sido una medida duramente criticada, pues aseguran se atenta contra la infancia mexicana. Aunque la administración Federal ha argumentado que su intención es acabar con la corrupción y desvío de recursos a través de estas estancias, este argumento aún no ha sido demostrado. Por ello en Milenio, el periodista Carlos Marín, escribe que: “la unanimidad con que la Junta de Coordinación Política del Senado acordó exhortar a las secretarías de Bienestar y Salud a no trasquilar el apoyo a las estancias infantiles retrata la gravedad de la torpeza que se ha intentado contra más de 350 mil niños y niñas […] menores de cuatro años y de sus madres trabajadoras. Es de reconocerse la sensibilidad del Presidente de la Mesa Directiva y su mayoritaria fracción de Morena, Ricardo Monreal, para entender la preocupación por tan silvestre embestida contra esos centros, basada en supuestos de ‘corrupción’ jamás precisados para escamotearles dinero y bajar a dos años la edad de los pequeños necesitados de atención profesional. La idea de quienes convencieron al Presidente de atentar contra el derecho superior de la infancia es en extremo innoble: en palabras del Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, se pensaba que ‘el gobierno lo que hace es dar el dinero a las estancias. Tengo entendido que la Secretaría […] lo que está diciendo es: en lugar de darle el dinero a las estancias infantiles, se les da a los papás; y que los papás se lo den a las estancias, o a lo mejor otra cosa. A lo mejor con eso se puede ayudar a la abuela que va a cuidar a las niñas y niños; que va a cuidar quizá mejor que las propias estancias’, porque lo que se pretende (o se quería) es (o era) ‘dar flexibilidad a los padres de familia…’. Y en boca de Andrés Manuel López Obrador: ‘Se va a proteger a todos los niños de las estancias infantiles. Se les va entregar el apoyo directo a los padres, a las madres, no a las estancias infantiles, porque hay irregularidades en el manejo de las estancias infantiles’ […]. Sobre tan endebles premisas como las misteriosas ‘irregularidades’, en vez de aclararlas y perseguir a los desconocidos ladrones, se ha pretendido entregar solo 2 mil 41 millones de pesos, contra 4 mil 70 de 2018, afectando la operación de 9 mil estancias infantiles que, además, dan empleo a cocineras, pedagogas, especialistas, enfermeros, personal de limpieza y asistentes. Es el programa de estos establecimientos lo que contribuye […] a mejorar la calidad de vida de los niños y sus madres trabajadoras. Se comparta o no la idea, puede entenderse que el gobierno pellizque de aquí o de allá lo que se le ocurra para costear la cuarta transformación, pero quitarle a las estancias infantiles un solo centavo revela una voracidad que ahora, gracias al acuerdo de los senadores de todos los partidos, quizá conmuevan a las secretarías de Estado en cuyas manos están las repugnantes tijeras…”.


Sobre las decisiones de la Secretaría del Bienestar y las estancias infantiles, en el Excélsior, la periodista Yuriria Sierra, escribe que: “los recortes presupuestales no serían tan cuestionados si se anunciaran acompañados con el detalle de sus razones. No basta sólo acusar malos manejos sin hacerlos públicos. Menos aun cuando los afectados son miles de niños y sus madres. Sabemos desde hace un par de días que el programa de Estancias Infantiles […] pasó de recibir 4 mil 70 millones de pesos el año pasado a sólo 2 mil 41 millones para este 2019. Pero seguimos sin conocer cuáles fueron los actos de corrupción que, nos dicen, provocaron este descuento presupuestal. Ni siquiera los dueños de las estancias infantiles que pertenecen a este programa saben de la evidencia con la que se sustenta el recorte. Tampoco lo saben los empleados y trabajadoras de éstas. Tampoco las madres de los 300 mil niños inscritos en el programa. Ellas sólo saben que en enero recibieron la mitad del subsidio y que tienen que buscar la manera de cubrir el restante si desean, por ahora, continuar con la dinámica diaria que las orilla a dejar a sus pequeños bajo el cuidado de este servicio. Desde el gobierno de México sólo apresuran a decir que el dinero se utilizaba para otros fines. Informes adulterados en el manejo de recursos. Actos de corrupción. Y la lucha contra éstos son, nos dicen, la batalla principal de la administración federal […]. ¿Cuál es la finalidad de estas decisiones? ¿Dar apoyo o cooptarlo? Si se deseara limpiar los manejos en programas e instituciones públicas, las estrategias llegarían acompañadas de una alternativa que aseguraran mejora operativa, sin afectar a los beneficiarios. Son preguntas que se generan por la desinformación con la que se anuncia este nuevo recorte que, sabemos, no es el único que tiene como afectados a los más necesitados. En el presupuesto 2019, por ejemplo, los comedores comunitarios desaparecieron como destino de recursos federales. ¿Pues no que primero los pobres?”.


Esperanza

La aprobación del Presidente Andrés Manuel López Obrador ha crecido a dos meses del inicio de su gobierno, loo que significa que pese a sus desaciertos los mexicanos mantienen la esperanza de cambio en el país. El respecto en Milenio, el periodista, novelista e historiador Héctor Aguilar Camín, escribe que AMLO: “obtuvo 53 por ciento de los votos en julio de 2018. El 47 por ciento de los votantes no sufragó por él. Alguna encuesta hecha por un medio electrónico hace un mes dice que si las elecciones fueran hoy, votaría por él 7 por ciento menos. No es eso lo que sugieren las cifras de aprobación de 70 y 80 por ciento, alguna de 90, que ha recibido López Obrador en los últimos tiempos. No solo ha crecido el poder del Presidente, sino también su aprobación. Paradójicamente, durante su errático inicio de gobierno ha crecido el número de ciudadanos que lo aprueban. Al parecer, más mexicanos que en julio pasado sueñan hoy con altos resultados en esta nueva aventura nacional de un Presidente que promete resolverlo todo. Aprobación no quiere decir incondicionalidad, pero es un hecho que ha crecido la mayoría que cree en el nuevo mandatario o le da el beneficio de la duda. Al punto de que, en medio del mayor desabasto de gasolina que se recuerde, se reporta un alza en las expectativas favorables de los consumidores del país. No entiendo muy bien esto de que un gobierno errático gane en lugar de perder la confianza de sus ciudadanos. Enigmas de la mayoría. Entiendo en cambio, y me preocupan, dos cosas que suceden en la minoría. Primero, la cascada de controversias legales y constitucionales ante decisiones del gobierno que han salido en estos dos meses de la oposición y de los organismos autónomos. Es un aviso sobre la discrecionalidad con que procede el nuevo gobierno ante sus restricciones legales. Segundo, el temor , la cautela y aun el miedo que genera la falta de límites del nuevo gobierno, y que pueden percibirse con claridad en los inversionistas, en los medios, en las ONG, en los burócratas y en los gobiernos locales. Discrecionalidad de un gobierno poderoso ante la ley y temor de las minorías al gobierno no son síntomas de salud de una democracia. Más bien de lo contrario. Mi temor personal lo he dicho ya: que la democracia mexicana se ahogue en la hegemonía que ella misma creó”.


Gertz revisa la nómina

Por otro lado en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, revisa minuciosamente la nómina de la institución a su ca