Síntesis Nacional

Conoce la opinión del Periodista Fidel Ramírez Guerra, Columna de columna, portadas del día y notas políticas.


Foto del día: Con la finalidad de que exfuncionarios públicos trabajen en empresas privadas relacionadas con el sector en el que se desempeñaron en el gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la Ley de Austeridad Republicana plantea una veda de 10 años. El mandatario explicó en conferencia que actualmente la ley permite a los exfuncionarios trabajar con firmas privadas luego de un año de haber dejado su cargo público, hecho que ha considerado que no debería suceder así, ya que por ser servidores y contar con información sobre el Estado Mexicano, podría existir conflictos de interés. “Se va a hacer para los funcionarios que dejen sus cargos, Chapulines fifís, brincan, chapulines conservadores, a trabajar a las empresas relacionadas con ellos, con el desempeño que tenían, como el caso del sector energético”. (Excélsior)


Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada



Kiosco

Cuarta vía, la alternativa


Por Fidel Ramírez Guerra


López Obrador ganó por la crisis del sistema de partidos políticos y hoy su piso siguen siendo las bases sociales. El antipriismo, antiperredismo, antipanismo, antisistema. La luna de miel no es para siempre. Los desgastes en el poder tienen su ciclo. Todos los imperios caen. AMLO sigue con el coliseo mexicano a su favor como buen gladiador que anunciar borrar un pasado de corrupción de reinados.


Andrés Manuel sigue con la popularidad y en ascenso, pero esa base social que lo apoya es de opinión, no de acción. Opinan, pero no son activistas permanentes del movimiento. Un ejemplo son los censos de los siervos de la nación. Hay retrasos porque la tarea es titánica, lleva tiempo y cuesta mucho dinero.


Son a estos censos, a este listado clientelar al que le apuesta AMLO para cumplir sus metas. Sí aquí falla, esto implicaría un serio tropiezo. Otros compromisos ineludibles es el combate serio a la corrupción con detenciones de grandes peces de por medio. De otra manera esta justicia social se quedará meramente en el discurso.


Ante todo esto los partidos opositores no encuentran las coyunturas para ser oposición inteligente. No aparecen en los debates serios. No implican equilibrio.


En el horizonte lejano aparecen algunas voces aisladas que plantean la organización de civil, ciudadana, para causas locales, regionales y nacionales. Esta organización ciudadana es la cuarta vía, la vía social.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________

Columna de Columnas

Empoderamiento Militar / Las mañaneras / Nuevos espacios

12/2/2019


Empoderamiento Militar

Sobre la discusión de la Guardia Nacional al parecer culminará con su aprobación, o al menos así lo pronostican los expertos en el tema. Esta acción simboliza el inicio del empoderamiento de las fuerzas militares, pues en Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe que: “hoy pienso que habrá Guardia Nacional. Creo será aprobada y creada a pesar de la evidencia, de lo que saben todos los que la han estudiado. De todas las opiniones de expertos, de todos los riesgos que ello implica, de las advertencias de organizaciones internacionales; en fin. En contra de todo eso habrá una guardia nacional militar y militarizada. La habrá porque lo dijo López Obrador. La habrá porque su gabinete y sus operadores políticos tienen que cumplirle. La habrá porque eso quiere el Ejército y la Marina, la habrá porque mirado el país desde lo electoral, los aplausos y los votos que se necesitan en el futuro es lo que más reditúa; y sí, frente a la población el Ejército y la Marina tienen mayor respeto que cualquier policía. Habrá Guardia Nacional porque a veces en el fondo y otras en la superficie los gobernadores, en su mayoría, adoran la idea de la Guardia Nacional que los releva de responsabilidad en el más grave de sus problemas. Tendrán a alguien a quien culpar y serán otros los que se verán obligados a dar explicaciones cuando suceda la próxima tragedia o cuando no cese la que ya vivimos […]. Habrá Guardia Nacional tal y como la quiera la 4T, aunque quede claro que el ejercicio de esos días al que llamaron parlamento abierto resulte una simulación donde por 10 minutos todo mundo puede ir a decir lo que quiera para que se haga lo que López Obrador quiere y sus delegados en el Congreso ya le prometieron. Y habrá Guardia Nacional no solo porque así lo quiere López Obrador, sino porque durante los últimos 12 años la mayoría de los gobiernos anteriores, el federal y los locales, abandonaron la tarea de construir policías serias, confiables. Porque a los pocos que hicieron su tarea[…] nunca les redituó en votos inmediatos”.


Sobre la posibilidad de otorgar más poder a las fuerzas militares en el Excélsior, el periodista especializado en temas parlamentarios, Francisco Garfías, escribe que: “el reciente anuncio de AMLO sobre que los militares no sólo van a construir el aeropuerto civil de Santa Lucía, sino que, además, lo van a administrar, confirma los temores expresados por el ombudsman, Luis Raúl González Pérez, en su último informe de labores ante el Congreso. El titular de la CNDH está convencido de que otorgarles potestades para que asuman tareas que no son de su competencia ‘es una apuesta arriesgada para la democracia y la institucionalidad’. ¿Por qué el ombudsman considera que es una apuesta arriesgada? ‘Una vez que transcurra la emergencia va a ser difícil que devuelvan esas potestades a las instituciones civiles’, dijo. No ignoro la gran deuda de los mexicanos con el Ejército y la Marina en el combate al narcotráfico. Estoy consciente de que están mero arriba en el índice de confianza ciudadana […]. Las palabras del ombudsman en su informe regresaron a mi mente durante la sesión matutina del Parlamento Abierto convocado por el Senado para llevar a cabo el análisis del proyecto sobre la Guardia Nacional. Más allá de las posturas conocidas de los distintos grupos parlamentarios […], aquello se convirtió en el debate de uno contra tres ponentes. Era Julio Sabines Chesterking, maestro en seguridad nacional, hijo del ex Gobernador de Chiapas, contra todos los demás: Sergio López Ayllón, director del CIDE; Álvaro Vizcaíno Zamora, extitular del Sistema Nacional de Seguridad Publica, y el activista Santiago Corcuera Cabezut. Sabines fue el único que dijo ‘sí’ a la integración de ese híbrido cívico-militar que AMLO quiere crear para combatir el crimen y la violencia. López Ayllón enfatizó que la Guardia debe ser ‘inequívocamente civil’. Vizcaíno enfatizó que, tal como viene en la minuta de la Cámara de Diputados, ‘se asemeja al modelo venezolano; y Corcuera de plano dijo que ‘no es un cuerpo policial, es militar'”.