Síntesis Nacional

Conoce la opinión del Periodista Fidel Ramírez Guerra, Columna de columna, portadas del día y notas políticas.


Foto del día: El presidente Andrés Manuel López Obrador exhortó al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, dar a conocer todo lo relacionado con el caso Odebrecht, “para que se entienda mejor, yo no voy, en casos de corrupción, a sudar calenturas ajenas”. “Todo el que se meta en un caso de corrupción tiene que asumir su responsabilidad, yo no voy a proteger a nadie, lo subrayo en casos de corrupción, si se trata de justicia, ahí sí sudo las calenturas ajenas”. Indicó que en los casos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) “no vamos a ocultar absolutamente nada y se va a proceder legalmente siempre. No vamos a proteger a nadie”, advirtió.

Editorial Centenarios-Kiosco de la Historia

Agencia de Información Especializada

Kiosco

Papel de los medios en la 4T


Por Fidel Ramírez Guerra


En México los medios subsisten por los presupuestos gubernamentales. Incluyo a la televisión, a la radio y a la prensa impresa. Venidos de un gobierno con partido único, el PRI, parte de las acciones corporativizadoras, el control de los medios vía publicidad.


Con los gobiernos panistas no cambió esa relación. Vicente Fox quiso frenar ese enorme presupuesto pero al final continuó, al igual que Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, dotando de presupuesto a los grandes medios.


El anuncio de Andrés Manuel López Obrador es que se va a reducir hasta en un 50 por ciento los presupuestos. Por su parte, Jesús Ramírez Cuevas, el vocero presidencial, habla de que también portales serán tomados en cuenta para la atención informativa y para los convenios publicitarios.


En un rápido recuento vemos que en el gobierno de la 4T se va a mantener la relación con Televisa y de manera especial con TV Azteca. Con la televisora de Ricardo Salinas Pliego los intereses económicos son mayores (Banco Azteca será el banco predilecto del presidente).


En la radio la periodista Carmen Aristegui tiene sus privilegios y en la prensa hay una relación sana y obligada con el diario La Jornada y con la revista Proceso.


En cuanto a los periódicos nacionales Reforma destaca por su papel crítico contra el actual gobierno, lo mismo que El Universal.


En todo esto, las plantillas de colaboradores, columnistas y articulistas juegan sus propios papeles en esta polarización nacional de sí o no la 4T.


Agregar a los actores en las redes sociales.


En cuanto al papel de los medios, periodistas y articulistas, al margen de los convenios publicitarios la vocación por un periodismo neutro, imparcial, debe de seguir prevaleciendo: ni guerra en contra de manera sistemática ni campañas propagandistas a favor de un gobierno.


La única alternativa sana, noble para quienes nos dedicamos a esta profesión por vocación y por negocio, es el fin social, el trabajo por la sociedad, que al final de todo debe de ser la beneficiada.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________


Nerviosismo en medios por asignación publicitaria

Contra Línea


Por: Miguel Badillo


En el gobierno de Andrés Manuel López Obrador aún no se ponen de acuerdo en el cómo y el cuánto respecto de la asignación de recursos públicos para publicidad gubernamental (2019), y menos en los porcentajes para cada medio de comunicación.


Por lo pronto, hay una enorme expectación y nerviosismo en el sector por el anuncio que hizo hace unos días el presidente de la República de una reducción del 50 por ciento en el presupuesto público destinado a las campañas publicitarias con relación a lo entregado en 2018 por Enrique Peña Nieto. El año pasado el presupuesto ascendió a 8 mil 751 millones 789 mil pesos, de tal manera que para este 2019 el monto bajaría a 4 mil 375 millones 894.5 mil pesos.


Hay varias propuestas sobre la mesa en esta repartición del pastel publicitario. Una de ellas –que es cabildeada por un grupo de empresarios– plantea seguir beneficiando con el mayor porcentaje de dinero público a los “grandes” medios de información (televisoras, radiodifusoras, periódicos y un portal en internet), bajo el argumento de que son masivos: llegan a un amplio público y dan empleo a miles de trabajadores, quienes, sin el apoyo económico del gobierno, podrían despedir a decenas de periodistas y trabajadores. Cabe aclarar que varios de esos medios ya han empezado los despidos desde el año pasado.


Esa propuesta ignora la calidad del trabajo periodístico, que incluye independencia editorial, investigación permanente a las acciones de gobierno y exclusividad, acompañada de los factores básicos del periodismo: responsabilidad, veracidad y contrastación de la información.


Además, el gremio de periodistas es uno de los más golpeados por las pésimas condiciones laborales en que se desempeña: bajos salarios, cero prestaciones sociales, escases de seguros de vida y médico, falta de equipo de trabajo y nulo apoyo legal y de seguridad cuando los reporteros son amenazados o demandas ante tribunales.


Lo anterior contrasta con las grandes sumas de dinero público que gobiernos priístas y panistas entregaron a los dueños de esos “grandes” medios. Sólo para ejemplificar diremos que en los 6 años de Peña Nieto se entregaron 26 mil 325 millones 552 mil pesos (que representan el 50.7 por ciento del total de publicidad) a sólo nueve medios de comunicación: Televisa, TV Azteca, Grupo Imagen, Grupo Fórmula, El Universal, Organización Editorial Mexicana, Grupo Milenio, Radio Centro y Grupo MVS.


Aclaro que esos miles de millones de pesos sólo corresponden a lo asignado por el gobierno federal, pues la prensa también recibe dinero público por las campañas de gobiernos estatales y municipales, así como de órganos autónomos, como el Instituto N