López Obrador y la 4T. Inclusión social como derecho humano


“Por el bien de todos, primero los pobres”

Lic. Andrés Manuel López Obrador

Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos


Con el ex sacerdote de la Arquidiócesis de México, maestro Alberto Manuel Athie Gallo, comprometido de siempre como defensor de los más pobres, consultor en ética, servicio público y derechos humanos en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), he compartido en algunos foros por los derechos de las víctimas de abuso sexual clerical.


A invitación expresa de la activista por los Derechos Humanos, abogada Dalia Ramírez Delgado (nominada a la presea “Sor Juana Inés de la Cruz” que otorga la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión), viajamos de Irapuato, lugar del encuentro, al Congreso del estado de Guanajuato, en donde se había convocado, manera previa, a rueda de prensa sobre el caso del sacerdote Jorge Raúl Villegas Chávez sentenciado a 60 años por abuso sexual en el Colegio Atenas en esa ciudad.


En ese contexto litigioso y mediático comprendí que los abusos de índole sexual son un asunto grave en Guanajuato, México y el mundo, pero que existen temas sociales, como el de la pobreza, que no son menos relevantes.


Con el maestro Athié Gallo, quien durante el trayecto dialogaba, con su inherente carácter jovial, sobre el tema de los desequilibrios sociales y económicos, y la política estructural, entendí a la pobreza como una serie de limitaciones impuestas, consecuencia de diversas variables personales, familiares, económicas, políticas y sociales.


Evoco hoy el tema rememorando ese diálogo de abril del año pasado con el maestro Alberto Athié ante la convocatoria del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador a todos los sectores y particularmente de la sociedad civil a impulsar una modernidad, forjada desde abajo, como columna vertebral de la Cuarta Transformación (4T) para combatir la pobreza, lo que ha generado un ánimo motivador de inclusión social.


La pobreza, antítesis de la inclusión social, como Derecho Humano de Cuarta Generación, (4G) engendra la privación sistemática y grave de los derechos humanos políticos, económicos y sociales y, a la vez, hace más difícil mejorar el ingreso, lo que genera un callejón sin salida, o por lo menos un círculo vicioso.


El presidente López Obrador ha colocado muy altas las expectativas, respecto de reducir la pobreza; para muchos, objetivo inalcanzable si no se combate la corrupción y la impunidad de manera real y efectiva.

*Comisionado de Desarrollo Social del Consejo de Periodistas del estado de Guanajuato A.C.

Maestro en Derecho en el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio Adversarial

Diplomado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon