Se considerará el servicio social estudiantil como experiencia profesional


La Asamblea del Congreso Gto aprobó reformas a las leyes de Profesiones y de Educación para el Estado de Guanajuato con las que se establece el servicio social estudiantil como experiencia profesional.


En el documento se señala que el servicio social estudiantil será el que se preste por estudiantes en sus últimos años y previo a iniciar su vida laboral, y le sirva como garantía con su futuro empleador.


Se agrega que la dependencia o institución educativa encargada de emitir la acreditación del servicio social estudiantil deberá hacerlo estableciendo en el documento los elementos logrados por el estudiante, es decir, lo que realizó durante esa práctica y que al emplearse le otorgue esa experiencia que se necesita para trabajar


Además, se precisa que la reforma permitirá fortalecer el perfil profesional de los jóvenes que se encuentran estudiando en el nivel superior, facilitándoles el acceder a mejore oportunidades de empleo y contar con un respaldo oficial de la experiencia que ya han obtenido.


La reforma garantizará una expectativa real a los jóvenes


El congresista Juan Elías Chávez indicó que los jóvenes guanajuatenses eran sujetos estratégicos en todos los procesos de desarrollo. Agregó que la experiencia profesional era la principal barrera para que los jóvenes accedieran al mercado laboral, por lo que resultaba de vital trascendencia generar y definir acciones que les brinden la oportunidad de obtener dicha experiencia y, con ella, logren un trabajo formal, digno y bien remunerado.


Enfatizó que con la reforma planteada se garantizará una expectativa real para que los jóvenes guanajuatenses, al contar con un servicio social profesional avalado jurídicamente como experiencia profesional, abriéndoles las puertas del mercado laboral.


La diputada Ma. Guadalupe Guerrero Moreno subrayó que la propuesta en discusión brindaba respuesta a una realidad social estudiantil y laboral, en la cual el valor superior se centraba en la eficacia que se brinda a los jóvenes estudiantes que se empiezan a incorporar a la vida laboral para que su servicio social sea considerado como experiencia profesional.


“Esta reforma trata de dar respuesta a la paradójica situación de nuestros jóvenes recién egresados de la universidad que buscan su primer empleo y se encuentran con que no los ocupan porque no tienen experiencia, pero no pueden acreditar la práctica necesaria porque no les han dado oportunidad de tener contacto con la planta laboral o nunca les han extendido constancia alguna de sus eventuales incursiones a la misma”, dijo.


Asimismo, precisó que con esta modificación se contribuye a generar en los jóvenes un proyecto de vida profesional, otorgándoles jurídicamente la oportunidad de que cuenten con una herramienta que les permita obtener y comprobar la experiencia práctica obtenida en su servicio social, como elemento de prueba para abrirse paso y ser empleados en el mundo laboral.


Por su parte, la diputada Emma Tovar Tapia indicó que las acciones propuestas consistían en brindar a los estudiantes un respaldo que los ayude a superar el requisito de la experiencia de una manera ágil y efectiva y, para lograrlo, era fundamental reforzar el papel del servicio social en la formación profesional y reconocer de manera formal a experiencia que adquieren los jóvenes en este proceso formativo.


"El tema toral es que, cuando los jóvenes profesionistas acudan a solicitar empleo puedan presentar un documento oficial que acredite dicha experiencia, para que ese primer paso en el mundo laboral les resulte más sencillo y puedan comenzar cuanto antes a poner en práctica su aprendizaje y a construir un proyecto de vida profesional en beneficio de ellos, de sus familias y comunidades”, enfatizó.

Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon