Mezcal, un elixir cargado de tradición e historia

Cuando hablamos de licores mexicanos, lo primero que se nos viene a la cabeza es el tequila pero hay un trago aún más emblemático que está encantando al mundo con la magia de su tradición. La historia de los pueblos indígenas de México la vivimos en un trago de Mezcal



¿Qué es el mezcal?



El mezcal es un trago de origen mexicano que desde hace más de una década está brillando a nivel internacional. Esta bebida es creada por la destilación del corazón del agave o maguey; una planta muy parecida a la penca.


Así como las uvas en el vino, también existen muchos tipos de agaves. Cada uno le da al mezcal un sabor y aroma únicos. Según el Consejo Mexicano Regulador de la Calidad del Mezcal, existen más de 20 variedades que pueden darle vida, una de las más usadas y conocidas es el agave angustifolia más conocido como espadín.



¿El mezcal es el alcohol más perfecto para el consumo?



De todos los licores y alcoholes que existen en el mundo, el más perfecto para el consumo humano son los mezcales mexicanos, así lo señaló Sergio Inurrigarro, presidente de la asociación Pro Cultura de Mezcal y Embajador del Mezcal ante el mundo.


Explicó que los alcoholes son monosacáridos que el hígado tiene que romper, es decir, hacer un proceso para transformarlo y sacarlo; de ahí el efecto conocido como “cruda” que provocan.


El mezcal proviene de polisacáridos que en el momento de tocar la boca empiezan a desdoblarse y la transformación del alcohol en el organismo es más rápido que cualquier otro. Recordó que los antiguos mexicanos comían agave incluso antes que maíz.



La popularidad del mezcal no pone en riesgo ni al mezcal ni al agave



Iván Saldaña Oyarzábal, doctor en Botánica, explicó que el boom del mezcal no pone en riesgo ni al mezcal ni al agave.


El boom que se está viviendo es una demanda y un reconocimiento que en si mismas no son malos, al revés, son una oportunidad de desarrollo para las regiones donde se produce. Sin embargo, satisfacer esta demanda implica ir resolviendo los retos de crecer de manera organizada: de pasar de un producto que se consumía de forma regional, en pequeñas comunidades y pueblos de sus lugares de origen a una bebida con presencia mundial en las grandes capitales del mundo”.


Explicó que “lo que quiero enfatizar es que hacer, o consumir mezcal no es sinónimo de destrucción, ¡sino todo lo contrario!” y reconoció que “es necesario ir desarrollando una agricultura sustentable que soporte el consumo de una de las bebidas más extraordinarias del mundo”.


Mencionó que lo que hay sembrado son plantaciones que son principalmente espadines y es necesario establecer plantaciones con una mayor diversidad de variedades, y dejó claro que “La siembra de variedades tradicionalmente silvestres es indispensable para las marcas que deciden comercializar de manera internacional expresiones de los mismos”.



5 datos sobre el mezcal



1.- En México muchos se pelean por ser la casa del mezcal: la denominación de origen del mezcal se amplió en 2018. Además de Oaxaca se incluyeron a 3 municipios de Morelos, 15 del estado de México, 6 de Aguascalientes y 1 de Puebla. Pero Oaxaca logró que un juez federal suspendiera la ampliación a Aguascalientes y quiere hacer lo mismo con las demás entidades.


2.- Un nuevo estatus: por mucho tiempo el mezcal fue considerado una bebida corriente, pero ahora se ha ganado terreno internacional y junto al tequila es una de las bebidas mexicanas más populares del mundo.


3.- Origen ancestral: la teoría más reciente de cómo surgió dice que hay indicios de que el proceso de destilación se desarrolló en Mesoamérica, entre los años 1.500 y 1.000 a.C.


4.- Su diferencia con el tequila: el tequila comenzó a diferenciarse del mezcal a finales del siglo XIX, para el tequila la norma permite que solo se use el agave azul, mientras que para el mezcal se permite que se utilicen otras variedades.


5.- ¿Por qué se llamó mezcal?: Su origen es el término mexcali, en lengua náhuatl, que a su vez se deriva del vocablo metl, que significa maguey, e ixcalli, que significa cocido.




Fuentes: El Economista, Vinos Nobles, Periódico Correo, CNN

Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon