Natalicio de Joaquín Fernández de Lizardo "El Pensador Mexicano"

El 15 de noviembre de 1776 nació en Ciudad de México José Joaquín Fernández de Lizardi, escritor y patriota que pasó a la historia como el Pensador Mexicano. Se graduó de bachiller en letras en la Universidad de México, en la que también estudió teología.


En 1805 empezó a escribir en el Diario de México, con lo que inició así una carrera periodística comprometida con la realidad social de su época y con la que a partir de 1808 se identificó con las posiciones independentistas de los primeros insurgentes.


En 1811, Fernández de Lizardi fue un asiduo visitante de doña Josefa Ortiz de Domínguez, recluida en Ciudad de México por su activa participación en la preparación del movimiento independentista de Nueva España, encabezado por Miguel Hidalgo.


En 1812 colaboró con el generalísimo Morelos en la toma de Taxco y, según algunas fuentes, encabezó una pequeña partida de insurgentes. Fue hecho prisionero por los realistas y liberado poco después.



El Pensador Mexicano


Tras su salida de la cárcel ese mismo año, Fernández de Lizardi se acogió a la nueva legislación española emanada de la Constitución de Cádiz, que permitía la libertad de imprenta, y fundó El Pensador Mexicano, un periódico que censuraba abiertamente al gobierno colonial, criticaba a la Iglesia católica y defendía a los indios y negros del virreinato.


En 1814, debido a una sátira escrita sobre el virrey Francisco Xavier Venegas, Fernández de Lizardi visitó por segunda vez la cárcel y su publicación fue clausurada.



El Periquillo Sarniento


En 1816 nace la encantadora e instructiva obra El Periquillo Sarniento, libro moralizante con el que se inicia la novela hispanoamericana y que a lo largo de dos siglos ha sido popular y apreciada, publicada durante la guerra de Independencia de México.


El Periquillo Sarniento es una novela que muestra el folclore y las tradiciones

mexicanas, las picardías de este pintoresco personaje, y el apogeo colonial mexicano.


La obra satírica trata de un personaje pintoresco de origen folclórico, Pedro Sarniento, alias “el Periquillo Sarniento”, sus venturas y desventuras, su vida y su muerte, todo lo que transcurre en finales de la colonia en México.


Sus tres primeros tomos aparecieron en 1816 mientras que el cuarto fue censurado por criticar la esclavitud.


Subasta de “la novela prohibida” de la Nueva España


La primera novela publicada en América causó tal conmoción que llevó a su prohibición.


La primera edición del título que generó debate en el Virreinato fue puesto en venta en julio de este año, en la “Subasta de Libros y Documentos de Historia de México: desde la Época Prehispánica hasta el Segundo Imperio”.


El primer volumen de esta novela fue valuado entre 140 mil y 160 mil pesos.


Conseguir la primera edición de este libro es raro por la época en la que fue impreso, tiempo en que México estaba en medio del conflicto armado a causa del movimiento de Independencia, además que los libros no estaban autorizados por la Nueva España.



Otras de sus obras


Entre 1817 y 1819 escribió tres novelas más: La Quijotita y su prima, Noches tristes y día alegre y Don Catrín de la Fachenda, publicada después de su muerte.


La Quijotita y su prima


La Quijotita y su prima refleja la preocupación del autor por el tema de la educación de la mujer. Bajo la influencia de los grandes escritores franceses que se habían ocupado del tema, Rousseau y Fenelón, presenta unas criaturas paradigmáticas, Pomposita y Prudenciana, por medio de las cuales alecciona acerca de las funestas consecuencias de la mala educación y las ventajas que de la buena se siguen.


Todos los críticos coinciden en que la frívola Pomposita y su irreflexivo padre son personajes mucho más atractivos que la juiciosa Prudenciana y sus no menos juiciosos progenitores, y ésta es la más implacable sentencia contra la falta de contención del bien intencionado autor a la hora de dogmatizar.


Noches tristes y día alegre


Noches tristes y día alegre es un relato de corte lacrimoso en el que se describen las vicisitudes de un hombre injustamente acusado y perseguido. La obra está manifiestamente elaborada sobre el patrón de las Noches lúgubres, de Cadalso, y rezuma por todas partes una sentimental apología de la fe católica y de la virtud frente al ateísmo y las corruptelas derivadas de una consideración materialista de la existencia.


Don Catrín de la Fachenda


Finalmente Don Catrín de la Fachenda, de publicación póstuma. El protagonista es un catrín o petimetre ocioso, a quien su insensato desprecio por el trabajo y su afán de gozar de los placeres conducen a la perdición. Hay, como puede deducirse fácilmente, una clara intención moralizante, siempre fundamental en las obras del Pensador, pero la técnica literaria, más afinada, da a la novela un particular interés.



Fuentes: Relatos e Historias en México, Efekto, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, El universal

Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon