Aguacate; la principal estrella del Super Bowl

Un súper tazón de guacamole es uno de los centros de mesa infaltable en el domingo del Super Bowl. Este popular plato de aguacate es uno de los aperitivos estrella de los fanáticos del fútbol americano en Estados Unidos, donde cada año se venden más de 100.000 toneladas en las primeras cinco semanas del año.


Eso coincide con la época de las finales (playoffs) de la NFL y con el Super Bowl, que se realiza el primer domingo de febrero.


El año pasado, los productores de México -país que cubre el 80% del consumo de EE.UU.- enviaron una cifra récord de 120.000 toneladas.


De México sale cada seis minutos un camión lleno de aguacate hacia Estados Unidos, pues aquí existen más de 28 mil productores y 62 empresas empacadoras de exportación de aguacate, mismas que aprovechan también la ‘fiesta deportiva’ para promocionar su producto en la nación vecina del norte.


Las empresas más importantes que mandan este alimento a Estados Unidos son Del Monte, Mission de México, Grupo West Pak, Sar Quality Avocados, entre otras.


República Dominicana, Perú, Chile y Colombia son los otros proveedores del mercado estadounidense.




Fotografía: El Financiero



¿Por qué se volvió popular?



El guacamole es un plato cuya receta proviene de la época prehispánica de México.


Su nombre proviene de la conjunción de ahuacatl, la palabra de la lengua náhuatl para la palta, y "molli", que significa salsa. El ahuacamolli o guacamole, entonces, significa literalmente salsa de aguacate.


En Estados Unidos es uno de los aperitivos favoritos de los restaurantes de comida mexicana.


Nielsen, una de las principales consultoras de estudios de mercado y consumo en EE.UU., atribuye su popularidad al crecimiento que se ha registrado en el país de los consumidores multiculturales.


"En Estados Unidos es muy notable la influencia de la cultura latina, principalmente en música, baile y comida", explica Nielsen en un informe de 2015.


"Hemos visto un crecimiento importante en la compra de productos de consumo como tequila, tamales, aguacates, guayabas, limón verde, guacamole, carnitas, entre otros, y no precisamente impulsado por los latinos, sino por los consumidores no hispanos", añade.


El guacamole se ha beneficiado de esa dinámica de consumo multicultural, la cual Nielsen identifica como la de "mayor crecimiento en la economía" estadounidense.




De la prohibición al Super Bowl



A pesar de su popularidad en los últimos años, hasta hace dos décadas los compradores estadounidenses no tenían acceso al aguacate mexicano.


El gobierno de EU mantuvo una prohibición a las importaciones de aguacate procedente de México durante 87 años, de 1914 a 1997, porque consideraba que representaba un riesgo para la agricultura.


El gran éxito del aguacate mexicano y el gusto por el guacamole llevó a la APEAM a aliarse con la Asociación de Importaciones de Aguacate Hass Mexicano estadounidense y crearon la identidad publicitaria Avocados From Mexico (“Aguacates de México”).


Esta fue la primera marca del sector agrícola en pagar un comercial de televisión en el Super Bowl, evento en el que un anuncio de 30 segundos cuesta alrededor de 5 millones de dólares.



También lo quieren en guacamole



Muchos estadounidenses no sólo compran el aguacate, también lo buscan ya procesado en guacamole y listo para comer.


Información del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos muestra que entre enero y noviembre de 2019 ingresaron a su país 99 mil 318 toneladas de aguacate preparado para consumo, 8.8 por ciento mayor a lo registrado en igual periodo de un año antes.


Fuentes: La Silla Rota, BBC, El Financiero


Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon