18 de marzo: Día de la expropiación petrolera



El 18 de marzo es una fecha conmemorativa en México sin asueto oficial, motivo por lo que muchas veces pasa desapercibida para mucha gente en el país.


Siempre que llega la efeméride del día de la expropiación petrolera cada año muchas personas aún no saben la historia detrás de la conmemoración; al igual que la Independencia, la Revolución y otros hechos de la historia de México, cuando se celebran las efemérides nos damos cuenta que sabemos muy poco de la historia.


La historia del petróleo en México comenzó prácticamente desde 1876 en cuanto a la exploración, explotación, consumo y distribución. La actividad petrolera se organizó en el golfo de México, en los estados de Tamaulipas, Veracruz y San Luis Potosí, desde 1906 de manera intensiva. Llegaron varias compañías de Estados Unidos, Gran Bretaña y Holanda que recibieron amplias concesiones para explotar los yacimientos petroleros.


Hacia finales de los sucesivos gobiernos de Porfirio Díaz, la actividad en este ramo no era del todo significativa para el país, aunque ya representaba altos dividendos para las compañías y los países de donde provenían.


Expropiación petrolera




Después de haber pasado por la Revolución Mexicana, en la década de los años 30 México estaba iniciando una nueva etapa con el sexenio del presidente Lázaro Cárdenas quien era del entonces Partido Nacional Revolucionario (PNR), ahora mejor conocido como Partido Revolucionario Institucional (PRI).


Uno de los hechos por los que Lázaro Cárdenas es reconocido es que decretó la expropiación petrolera, logrando la nacionalización de dos grandes industrias de México, la petrolera y la ferrocarrilera.


El 18 de marzo de 1938 Lázaro Cárdenas del Río expidió el decreto de la expropiación petrolera, el cual consistió en la apropiación legal por parte del gobierno del petróleo que explotaban 17 compañías extranjeras, las cuales en ese momento tenían el control de la industria petrolera. Con esto, el petróleo pasó a convertirse en propiedad de los mexicanos, lo cual provocó la fundación de Petróleos Mexicanos (Pemex). Sin embargo, un antecedente importante a la expropiación fue la implementación de la Ley de Expropiación de 1937 y del Artículo 27 Constitucional en el ramo del petróleo.


La expropiación estableció que el Estado mexicano tendría control total sobre la producción y comercialización del petróleo en territorio nacional, es decir en mar y tierra. Esto significó que el gobierno obtuviera más recursos económicos, con lo cual se fortalecieron las finanzas públicas, y al tener buenos ingresos la actividad económica del país tuvo un incremento significativo. Después de esta medida, México tuvo una década de crecimiento económico mayor al 5 por ciento, por lo que fue conocida en Europa como “el milagro mexicano.


Causas y consecuencias de la expropiación petrolera



El antecedente de la expropiación petrolera es el Plan sexenal de 1933, el cual fue la propuesta electoral de Lázaro Cárdenas y donde se concentraban algunos temas de importancia para Cárdenas, como políticas económicas de apoyo a los trabajadores, el crecimiento industrial, cultural y agrario del país. En este documento, Lázaro Cárdenas vislumbraba adoptar la política del nacionalismo económico como recurso de legítima defensa.


Cuando Cárdenas tomó posesión de la presidencia de México en 1934, la industria petrolera en nuestro país pasaba por tiempos complicados ya que una conflicto entre trabajadores y las compañías petroleras extranjeras luchaban para defender sus intereses. Por un lado los trabajadores pedían contratos justos, mientras que las empresas se negaban a otorgarles mejores salarios.


Esta situación fue aprovechada para que Lázaro Cárdenas lanzara la expropiación petrolera, pues contaba con el apoyo del sindicato de trabajadores petroleros, además, la coyuntura por el mal momento de Estados Unidos y Europa generado por la Gran Depresión ayudó a que el presidente anunciara la expropiación petrolera.



Historia de PEMEX



Tras la creación del Sindicato de Trabajadores Petroleros, en 1937 los empleados de las empresas petroleras extranjeras estallaron una huelga en contra de las compañías para exigir un mejor salario y condiciones laborales justas. La problemática llegó hasta la Junta de Conciliación y Arbitraje, la cual falló a favor de los trabajadores lo cual significó una importante victoria para el sindicato, sin embargo, las compañías promovieron un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero el recurso les fue negado.


Tras la negativa de las empresas petroleras extranjeras para cumplir el mandato judicial, el 18 de marzo de 1938 el presidente Lázaro Cárdenas decretó la expropiación de los bienes muebles e inmuebles de 17 compañías petroleras a favor de la Nación. Así, en ese mismo año se creó Petróleos Mexicanos (PEMEX). En 1942 PEMEX y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana firmaron el primer contrato colectivo de trabajo.


En 1992 se expidió la Ley Orgánica de Petróleos Mexicanos y Organismos Subsidiarios, la cual define a PEMEX como un órgano descentralizado de la Administración Pública Federal.


¿Quién fue Lázaro Cárdenas?




El presidente Lázaro Cárdenas gobernó al país durante los años de 1934 a 1940, Cárdenas fue el presidente número 49 de México y es uno de los personajes que han dirigido a la nación más reconocidos en la historia de México, ya que logró cambios importantes en el país que impulsaron la creación de instituciones educativas y culturales, además de la construcción de caminos y carreteras.


Antes de que Lázaro Cárdenas llegara a la presidencia, se abrió paso en el ámbito de la política como presidente del Partido Nacional Revolucionario (PNR), fue gobernador de Michoacán, secretario de Gobernación y secretario de Guerra y Marina.


Con la expropiación petrolera, Cárdenas logró que la producción de petróleo perteneciera a la nación y quedara libre de manos extranjeras. Además consolidó la reforma agraria y nacionalizó la red ferroviaria con la creación de la compañía Ferrocarriles Nacionales de México. Sin embargo, no todo lo que Lázaro Cárdenas realizó se tradujo como un beneficio para el país, la nacionalización de los ferrocarriles nunca logró convertirse en una red de trenes que llegara a todo México, y la reforma agraria que impulsó no fue acompañada de una manera integral.


Fuentes: Cultura Colectiva, Relatos e Historias en México, Heraldo de México

Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon