Una primavera sin el Maratón de Boston, la primero en 124 años

Tom Grilk, presidente ejecutivo de la Asociación Atlética de Boston, compartió este martes que no resultará nada fácil trasladar del 20 de abril al 14 de septiembre la edición 124 del Maratón de Bostón, el cual se reprogramó a causa de la pandemia del COVID-19.


Dicha competencia se debió desarrollar en la víspera, como tradicionalmente se disputa durante la mañana del tercer lunes de cada abril, pero la pandemia obligó a que no fuera así.


“Hacer que un evento de 30 mil corredores en abril suceda repentinamente en septiembre, no es fácil, además de encontrar un espacio en un calendario inmensamente ocupado en Boston”, expresó Grilk a la página oficial de World Athletics.


Ante este traslado, se mostró agradecido con todo el personal que labora en la organización y también hacia los patrocinadores, las autoridades de seguridad pública y de la comunidad médica.



Una tradición interrumpida


“Aquí es donde todo comienza”. La consigna aparece en la página online de Hopkinton, labrada en el piso de la escuela primaria Marathon, pintada en el anuncio que da la señal para que los participantes del Maratón de Boston salgan rumbo a la plaza Copley. Desde 1924, este poblado fundado hace 300 años, situado fortuitamente a una distancia de 42 kilómetros al oeste de Boston ha sido el punto de largada de la carrera, que nació en 1897, y como Maratón y Atenas, las dos están unidas estrechamente.


“Es un vínculo que se hace más fuerte año tras año”, dijo Tim Kilduff, residente de Hopkinton y exdirector del Maratón de Boston. “Lo vemos de esta forma: el espíritu del maratón reside en Hopkinton, y lo cedemos un día al año”.


Desde la salida en esta localidad hasta la meta en la calle Boylston, residentes y corredores contemplan una primavera sin el Maratón de Boston, el primero en 124 años. Los organizadores y las autoridades pospusieron la carrera, prevista inicialmente para el lunes. Quedó reprogramada para septiembre.


“Se abusa mucho de la palabra tradición. Pero este realmente es uno de los ritos de la primavera”, dijo Kilduff. “Lo de este año permitirá tener un otoño más bonito en Nueva Inglaterra”.


En un fin de semana normal previo al maratón, la población de Hopkinton triplica su número de 16,000 residentes para absorber a una masa de 30,000 corredores, además de los participantes con capacidades diferentes. Su plaza central se llena de gente, con carritos de comida y otros vendedores atendiendo tanto a turistas como a los participantes que estudian la pista.


Mientras otros quizás solo se acuerdan de Hopkinton en el tercer lunes de abril, el maratón y su esencia permea en la localidad todo el año. Los residentes conducen sus autos desde el punto de salida pintado en la calle Main rumbo al trabajo o a conciertos en la glorieta. Hay un plan para un construir un Centro Internacional del Maratón en el pueblo, ciudad hermana de Maratón, Grecia, donde nació la tradición de las carreras de larga distancia.



La tragedia del maratón




El atentado del Maratón de Boston ocurrió un lunes 15 de abril del 2013 alrededor de las 14:50 tiempo local en Boylston Street, Estados Unidos, un poco antes de la línea de meta, donde fueron detonados dos artefactos explosivos de fabricación casera.


El ataque en la famosa carrera causó la muerte de tres y otros 282 resultados heridas. Además, estas explosiones provocaron la suspensión del partido correspondiente a la Temporada 2012-13 de la NBA, entre los Pacers de Indiana y los Celtic de Boston.


El maratón inició son ningún indicio de ataque inminente, los funcionarios recorrieron la zona en busca de más artefactos explosivos previo a que iniciará la competencia, las bombas que estaban hechas con ollas a presión rellenas de metralla, que fueron detonadas dos horas después de que el ganador cruzará la meta.


Ocho minutos después de las detonaciones hicieron estallar las ventanas de los edificios; sin embargo, no sufrieron daños estructurales, los perpetradores del atentado fueron los hermanos, Tarmerlán y Dzojar Tsarnaév.


Tarmelán fue abatido por la Policía mientras que su hermano menor intentó escapar y tras varios días de persecución fue finalmente arrestado y procesado, siendo condenado a pena de muerte bajo el Sistema Federal estadounidense.



Llevado a la pantalla grande



La película “El Día del atentado” dirigida por Peter Berg, basada en el libro “Boston Strong”, se estrenó el 17 de noviembre del 2016 y su estreno comercial el 13 de enero de 2017 ambientado en el atentado de la maratón de Boston, actualmente se encuentra disponible en la plataforma de streaming en Netflix.



Fuentes: Excélsior, 24 horas, Heraldo de México



Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon