Muerte de Venustiano Carranza




Nació en Coahuila, con una familia reconocida de la región, con un padre empresario, político y militar que creía en las posturas de Benito Juárez, cuyas ideologías inculcó a Venustiano, quien también estuvo involucrado en la política que lo llevó a formar parte de la segunda etapa de la Revolución mexicana, y a su vez el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista (1917 a 1920).


Desde muy joven se involucró en los movimientos políticos, gobernó Coahuila. También ocupó el puesto de senador y diputado en el Congreso de la Unión, sin avanzar en los puestos.


1915 en Veracruz reorganizó su ejército que ayudarían a los generales Salvador Alvarado, Álvaro Obregón, Francisco Coss, Pablo González Garza, Cándido Aguilar, Jacinto B. Treviño y otros, con los que compartía ideales políticas diferentes del movimiento revolucionario.


Para el año, 1916, convocó a una reunión para reformar la Constitución de 1857, en donde se dijo que se nombrarían diputados, decretó que proporcionó conflictos internos. Sin embargo, logró establecer derechos y garantías sociales.



Presidencia de Venustiano Carranza



Carranza gobernó en el periodo preconstitucional y constitucional (Constitución de 1917), la cual debía haber senadores y diputados establecidos de acuerdo con la cantidad de habitantes de cada estado, menos los enemigos de Venustiano. Fue un periodo de reorganización, hacer valer la constitución y pacificar el país.


En el año de 1920 llegaba a su fin el período del gobierno del Presidente Venustiano Carranza y pese a su intención de estabilizar el país, no fue posible debido a las acciones tomadas en su gobierno.


El tema de las elecciones presidenciales motivó a que el 23 de abril de 1920 se diera a conocer el Plan de Agua Prieta, promovido por el General Adolfo de la Huerta, por medio del cual se desconoció al gobierno de Carranza.


A manera de respuesta, el Presidente Venustiano Carranza lanzó un manifiesto a la Nación el 5 de mayo de 1920, en el que lamentó la lucha política prematura, condenó la propaganda subversiva obregonista a base de ataques a su gobierno y la ambigüedad de Pablo González al hacer campaña sin dejar el mando militar. Además, convocó a las fuerzas leales a sumarse al esfuerzo para trasladar a los poderes federales a Veracruz, denominando a esto “Columna de la Legalidad”.


Para evacuar la capital, Carranza empleó la línea de Ferrocarril Mexicano y consideró que las fuerzas de caballería eran suficientes para proteger la salida de los convoyes. El día 7 de mayo salieron los trenes del patio de la Estación Buenavista.


El día 9 de mayo, las fuerzas carrancistas fueron atacadas en Apizaco, Tlax., donde destacó la caballería del Colegio Militar, quien logró rechazar al enemigo, después de este evento, se presentaron deserciones que se acentuaban cuando eran atacados; a pesar de todo, las fuerzas carrancistas lograron rechazar al enemigo en varias ocasiones.


Posteriormente, los miembros de la “Columna de la Legalidad” decidieron abandonar los trenes y por medio de partidas de caballería, conducir en carruajes a las haciendas más cercanas, el dinero, ametralladoras y municiones.


Cuando empezó la organización para abandonar los trenes, el enemigo atacó otra vez, en esta ocasión, las fuerzas carrancistas no contuvieron el ímpetu del ataque y el resultado fue la derrota total.


Por lo anterior, Venustiano Carranza escapó con un pequeño grupo de militares y civiles y continúo la marcha. La tarde del 19 de mayo llegaron a la ranchería de Coamachalco, después pasaron por el río Necaxa y se hizo un alto en el pueblo de Patla, Pue., en este lugar, el General Rodolfo Herrero se incorporó a la Columna y debido a que conocía la región se le nombró guía.


Muerte de Carranza


Venustiano Carranza llegó con un pequeño grupo de leales a Tlaxcalantongo, entre las tres y cuatro de la tarde, pero en la noche del 21 de mayo de 1920, aproximadamente a las cuatro y media de la mañana, un grupo de hombres armados encabezado por Rodolfo Herrero dispararon sobre la choza donde descansaba Don Venustiano Carranza dándole muerte.


Carranza tenía 60 años de edad.


Con el asesinato de Venustiano Carranza se declaró el triunfo de la Rebelión de Agua Prieta, en consecuencia, el poder Ejecutivo fue tomado de manera interino por Adolfo de la Huerta, el 1/o. de junio de 1920, producto del movimiento que derrocó a don Venustiano Carranza. Finalmente el 1/o. de diciembre de 1920, el Gral. Álvaro Obregón asumió el cargo de Presidente de la República.


Su cadáver fue llevado a la Ciudad de México, el día 24, y fue sepultado en el Panteón Civil de Dolores. El 5 de febrero de 1942, sus restos se trasladaron al monumento a la Revolución, convertido en panteón de caudillos, por decreto del 4 de febrero de 1946.


Fuente: Excélsior, México.As, Archivo Histórico, Secretaría de Cultura.

Publicidad

1/1