50 años de la histórica visita de Pelé a Irapuato



Una gran expectación se vivió a 50 años de distancia, que difícilmente se vuelva a repetir, con el partido de exhibición entre la Trinca Fresera del Irapuato y la Selección de Brasil, en el estadio Irapuato, ahora “Sergio León Chávez”, donde el astro brasileiro Edson Arantes Do Nascimento “Pelé” celebraba su partido número 100.


Un estadio lleno en su totalidad, al inmueble cabían 16 mil 500 gentes y no fue suficiente el espacio donde muchas personas se quedaron afuera, incluso llegaron de varias partes del país para ver este encuentro.



La efervescencia por la presencia de Pelé en el estadio Irapuato se reflejó en las tribunas del inmueble que desde el 28 de octubre de 1968 fecha en que se inauguró nunca había lúcido lleno hasta la presentación de la selección brasileña.


El costo del boleto para sombra era de 30 pesos, sin embargo se empezaban a revender incluso hasta seis o siete veces su valor, y en ese entonces el salario mínimo era de 21 pesos, pero “fue un hecho inusitado que no se ha vuelto a repetir. Un acontecimiento fuera de lo común para la ciudad. Fue un ambientazo indescriptible, nunca se había vivido tanta euforia como en esa ocasión”.




Tres días antes de aquel 24 de mayo de 1970 Irapuato y la Selección de Brasil sostuvieron otro partido a puerta cerrada en el que el equipo local se impuso a los amazónicos con marcador de 3 goles a 2, por Irapuato anotó Miguel Ángel Perrichón en dos ocasiones y Marco Antonio Sánchez Moya, por Brasil convirtió "Pelé" Los dos goles.

Los brasileños descansaban en Guanajuato capital y de ahí se desplazaban a las sedes donde sostenían sus partidos de carácter amistoso, pues incluso fue la ciudad donde estuvieron antes de partir a Guadalajara.


Se llegaron los partidos previos al inicio del Mundial de México 1970 y Brasil requería enfrentarse a un rival fuerte que evidenciara sus errores defensivos, ya que los partidos ante Guadalajara y León fueron de poca utilidad para el técnico brasileño por la permisividad de dichas escuadras y el estratega Mario Zagallo encontró en Irapuato un sinodal fuerte que puso en apuros a su defensa.


El partido de Irapuato ante Brasil es histórico y fue una fiesta, ya que es la única ocasión que uno de los mejores jugadores del mundo piso el césped del estadio Irapuato.

Los anotadores cariocas en ese partido fueron Paulo César, Carlos Alberto y Tostao quienes mostraron su talento futbolístico ante la afición de Irapuato que se dio cita al estadio.


Edson se acercó a la afición fresera y como forma de agradecimiento les regaló claveles por la forma en que los seguidores lo recibieron, posteriormente el entonces director general de El Sol de Irapuato, Alfonso Chico Patiño, entregó al golpeador brasileño el sombrero charro de plata por su partido número 100 vistiendo la playera de Brasil.



Con información y fotos de: El Sol de Irapuato


Entradas destacadas

1/5
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon