Historia de la Universidad de Guanajuato

En el siglo XVIII llegaron a Guanajuato los jesuitas Mateo Delgado, José Redona, Bernardo Lozano, Diego Camarena y José Volado, y el 1° de octubre de 1732 establecieron el Hospicio Escuela de la Santísima Trinidad. Hospicio que a la cuenta del tiempo sería la nacional e internacionalmente reputada Universidad de Guanajuato, esta institución que se estableció en la finca donada por Doña María Teresa de Busto y Moya. Más tarde se agregaron los donativos del minero y agricultor don Pedro Bautista Lascuráin de Retana.


Actualmente rodeada por construcciones, tiene ahora varios edificios en diversos puntos de la ciudad y el Estado.


La adaptación de la casa para fines escolares se inició en 29 de octubre de 1759 y concluyó en 1761.



Historia



El 20 de agosto de 1744, Felipe V, erigió en Colegio lo que antes solo fuera un simple hospicio y escuela de primeras letras.


Los jesuitas ocuparon ese lugar hasta que fueron expulsados por orden de Carlos III de España, el 26 de junio de 1767. Más tarde en 1785, una parte del colegio pasó a ser propiedad de los felipenses quienes instalaron un seminario que llevó el nombre de Real Colegio de la Purísima Concepción.


Después de permanecer cerrado durante la revolución de la Independencia fue destinado a Casa de Moneda por orden de Agustín de Iturbide el 26 de abril de 1821, permaneciendo como tal durante seis años.


Posteriormente fue destinado a la institución pública mediante el Decreto del 29 de agosto de 1827, expedido por el Congreso del Estado. Con este fin fue ampliado y reinaugurado por el Primer Gobernador del Estado, Lic. Carlos Montes de Oca.


En 1870 cambió su nombre por el de Colegio del Estado a iniciativa del entonces gobernador Florencio Antillón. A partir de 1945, se transforma en la Universidad de Guanajuato, instalándose el primer Consejo Universitario el 16 de mayo de ese año.

El edificio central ostenta el aula magna a la cual de acceso la escalera monumental, este conjunto es una sinfonía de colores de las canteras de Guanajuato.


En el interior se encuentra dos capillas de los siglos XVI y XVII, y constituyen actualmente al salón del Consejo y la biblioteca Lic. Manuel Cervantes. Anexo al edificio se encuentra el que fuera convento de los jesuitas, antes escuela de Relaciones Industriales y hoy centro de exposiciones, ostenta bellísimas fachadas del siglo XVIII; este patio con sus arcadas, sus escalinatas, sus balaustradas, sus fachadas y cúpulas de la Compañía, hacen uno de los conjuntos arquitectónicos más soberbios de Guanajuato.




Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon