Recordamos a los primeros científicos de la Universidad de Guanajuato



Entre el final del siglo XIX y los comienzos del siguiente, en la Universidad de Guanajuato había un ambiente de gran efervescencia académica, dictaban cátedra grandes hombres de ciencia con un profundo sentido del deber que marcaron toda una época en la historia de esta casa de estudios.


Entre ellos se encuentran Alfredo Dugès, Vicente Fernández y Severo Navia.

Alfredo Dugès

Nació el 16 de abril de 1826 en la ciudad de Montpellier en la costa sur de Francia. En esta ciudad se creó el primer Jardín Botánico francés en 1593. Su facultad de medicina también es una de las más antiguas del mundo.


Su papá Antonio Louis Dugès (1797-1838) fue médico y a él le debe el interés fascinante por la naturaleza. Su abuelo también fue médico cirujano. Su madre se llamó Rene Euphrosine Vanard y fue el mayor de cuatro hijos: Marie Louise, Antoinette-Eugénie y Eugenio.


Alfredo Dugès trabajó incansablemente en sus cátedras, amplió el gabinete de Historia Natural con ejemplares de los estados del país, principalmente de Guanajuato. A él se debe la descripción de 37 especies animales y diez vegetales hasta entonces no conocidas, que gracias a la comunicación con otros científicos de diversos países enriqueció tanto al gabinete del Colegio como algunos del extranjero. Su gran legado se encuentra actualmente en el Museo de Historia Natural Alfredo Dugès, el más importante del estado y uno de los más destacados del país.


Alfredo Dugès apoyaba sus cátedras con sus bellísimas acuarelas que forman una colección fundamental para el estudio de la Zoología, acuarelas que sus alumnos trazaban en el pizarrón los días de la cátedra.

Vicente Fernández Rodríguez


Vicente Fernández Rodríguez fue un científico reconocido que destacó en la física, la química, y la mineralogía. Su niñez fue de pobreza extrema a causa de la orfandad, por lo que desde joven tuvo que trabajar para sostenerse en la botica de la Cruz Verde, en Guanajuato capital, lugar a donde emigró con su familia.


Algunos de los ejemplares del Museo de Historia Natural se deben a los trabajos de taxidermia del gran inventor y científico Vicente Fernández, profesor de Química en el Colegio a quien se debe el descubrimiento de los minerales denominados la Guanajuatita en el año de 1873 y la Silaonita, en conjunto con su compañero Severo Navia. También descubrió un reactivo denominado “Fernández” para investigar la glucosa en la orina.


Severo Navia


Fundador del gabinete de Mineralogía del Colegio del Estado. Formó y clasificó todos los ejemplares adquiridos antes de 1867 y hasta 1907.


Severo Navia se desempeñó por más de 40 años en la cátedra de mineralogía, además de la de matemáticas. A él se debe la formación y clasificación científica de gran parte de la colección de Minerales, actualmente resguardados en el Museo de Mineralogía. En el año de 1900 fueron premiados sus trabajos mineralógicos en la Exposición Universal de París.


Fuentes: Universidad de Guanajuato, Curiosos y comprometidos, Es Lo Cotidiano

Entradas destacadas

1/2
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon