7 de julio: Día Mundial del Cacao



El 7 de julio se celebra el Día Mundial del Cacao, una iniciativa propuesta en 2010 por la Organización Internacional de Productores de Cacao (ICCO) y la Academia Francesa de los Maestros Chocolateros y Confiteros, siendo un día para los fanáticos del cacao que pueden participar en talleres y degustaciones.


La ICCO es una organización intergubernamental establecida en 1973 bajo los auspicios de Naciones Unidas y que opera en el marco de los Convenios Internacionales del cacao.


Es importante destacar que el Día Mundial del Cacao es una celebración diferente al Día Internacional del Chocolate, el cual se conmemora el 13 de septiembre, siendo un producto derivado del cacao.


Datos curiosos del cacao:


El cacao cuenta con nutrientes como fibra, proteínas, hidratos de carbono y minerales, que favorecen la renovación celular y de tejidos. Además, posee propiedades antioxidantes, que contribuyen a disminuir los niveles de colesterol, estrés y tensión arterial.


El cacao, con propiedades antioxidantes, aporta vitaminas y minerales esenciales y favorece el estado anímico mediante la liberación de endorfinas.


El árbol de cacao tiene una altura aproximadamente 5 a 8 metros, suele crecer en zonas con sombra y humedad para poder madurar el fruto, el cual tarda aproximadamente tres meses, además de una espera de 5 y 6 años para que el árbol de sus primeros frutos.


Se cree que su fruto es originario de América del Sur


El origen del cultivo y consumo del cacao, según investigaciones arqueológicas recientes, se remonta hasta 5,300 años atrás en la región amazónica, en zonas tropicales y subtropicales de América.


Se estima que los antiguos pobladores mesoamericanos que descubrieron este fruto lo transportaron hasta América Central, extendiéndose a Sudamérica y México. Hay constancia de su uso por varias civilizaciones precolombinas, como la maya, la inca y la azteca.


¿Por qué le dicen el alimento de los dioses?


El nombre científico del cacao es Theobroma, que en griego significa alimento de los dioses. Según una teoría lingüística, el nombre del cacao proviene de la lengua de los olmecas, quienes llamaban al árbol de cacao kakawa y los mayas lo llamaban kabkaj y tras varias transformaciones fonéticas, el nombre del árbol evolucionó hasta cacaoatl.


Se empleo como moneda prehispánica


Los mayas utilizaban el cacao como moneda de cambio y en algunas civilizaciones, se consideraba como un tributo. Se considera que el español Cristóbal Colón fue el primer extranjero en recibir cacao como regalo por parte de las antiguas civilizaciones.


El origen de la bebida de chocolate


El cacao llegó a Europa a principios del siglo XVI, tras la colonización de América, introduciendo la receta del xocóatl (bebida de chocolate), el primer lugar donde se elaboró dicha bebida fue en el Monasterio de piedra, en el municipio de Nuévalos, España.


El cacao mezclado con azúcar se popularizó en las cortes europeas y su cultivo se extendió hacia otras áreas productoras como Asia y África.


Otros usos:


El cacao en polvo es el principal producto procesado, que se utiliza para la producción de chocolate, con el que se elaboran los dulces y las bebidas.


La pulpa se utiliza en la elaboración de bebidas, la cáscara en la fabricación de alimentos para animales y la manteca en la fabricación de medicamentos y productos de belleza.


Producción en la actualidad


A pesar de que el cacao es originario de América Latina, actualmente su cultivo se ubica geográficamente también en África Occidental y Asia. La producción total de cacao (entero o partido, crudo o tostado) en el mundo, en 2020, ascendió a 8.500 millones de dólares, lo que representa 0,051 % del total de comercio mundial, según datos del Observatorio de Complejidad Económica (OEC).


Los principales exportadores fueron Costa de Marfil, con 3.500 millones (41.2 %), Ghana, con 1.200 millones (15%) y Ecuador, que con 800 millones (9.6 %), fue el país en el que más crecieron las exportaciones, seguido de Bélgica y Papúa Nueva Guinea.


Los principales importadores fueron Países Bajos, con 1.700 millones (20.8 %), Estados Unidos, con 990 millones (11.6 %) y Malasia, con 920 millones (10,8 %). Estados Unidos, Turquía, Reino Unido e Italia fueron los países en los que más se incrementaron las importaciones.


Según el Informe del mercado de abril de 2022 de la ICCO, el sector se enfrenta a los cuellos de botella en la cadena de suministro y a presiones inflacionistas derivadas de la pandemia mundial de Covid-19 y de la invasión rusa de Ucrania.


Los precios internacionales de referencia se han disparado hasta los 2.745 dólares por tonelada métrica, lo que supone su nivel más alto desde diciembre de 2020. Esta tendencia al alza está provocada por el déficit en la producción de las cosechas y los costes más elevados de logística.


Fuentes: Milenio, Forbes.

Publicidad
1/0