top of page

Alfombristas de Uriangato en Brúcelas




Una vez más el arte de Guanajuato estará ante los ojos del mundo en la Gran Plaza de Bruselas, Bélgica, con la participación de alfombristas de Uriangato, en la celebración del 50 aniversario del ‘The Flower Carpet 2022’.


Este evento se celebrará del 12 al 15 de agosto, como parte de los festejos del Día de la Asunción, donde participan voluntarios de toda Bélgica, junto con invitados especiales de otras partes del mundo, para crear un tapiz en esta plaza que data del siglo XVII.


En su 50 aniversario, la Alfombra de Flores hace un guiño a su primera creación reinterpretando el diseño de 1971, titulado Arabescos. Después de casi cuatro años de ausencia, una gran alfombra de flores volverá a estar este verano sobre los adoquines de la Grand-Place de Bruselas.


“Este evento es reconocido a nivel mundial como la máxima expresión de arte efímero en el mundo del alfombrismo; la alfombra monumental en la que trabajaremos equivale a 1 mil 680 metros cuadrados. En esta edición pondremos todo el corazón y entrega que nos caracteriza”, dijo Roo Aguilar Aguado, alfombrista de Uriangato e integrante del Comité Organizador La Octava Noche Uriangato, A.C.


Para este año, la artista guanajuatense aporta su talento junto al diseñador Koen Vondenbusch, Director Técnico e integrante de la Junta Directiva de Flower Carpet Brussels.


El diseño de la edición de 2022 es fruto de una colaboración entre Roo Aguilar, diseñadora mexicana, orgullosamente guanajuatense y Koen Vondenbusch, juntos pasaron más de 280 horas reconstruyendo el diseño del tapiz de 1971 que fue la primera alfombra que se instaló en el corazón de Europa en la plaza más bonita del mundo la Grand Place, en este evento que es bienal.


Los arabescos fueron la seña de identidad de Étienne Stautemas, impulsor de la creación de la alfombra, y fueron utilizados hasta 1998.


En el tapiz de este año están presentes todos los elementos del diseño original, incluidos el Arcángel San Miguel y el León Belga.


Además de begonias, la composición floral del tapiz de 2022 está compuesta por otras variedades de flores cultivadas en Flandes como dalias y crisantemos.


Primera participación



La afamada festividad de «Brussels Flower Carpet» en la ciudad de Bruselas se celebra cada dos años el 16 de agosto. Se realizó por primera vez en 1971. En su edición del año 2018, México y Guanajuato fueron los principales actores.


Con el tema «Guanajuato, Orgullo cultural de México» o «Guanajuato Cultural Pride of Mexico» se pintó la Grand Place con ¡más de 500,000 mil flores! que formaron una gran alfombra, que fuera diseñada por Ana Rosa Aguilar conocida como Roo , una joven artista de Uriangato, Guanajuato, junto con una delegación de 22 guanajuatenses de los barrios La Loma y el Plan de Ayala.


La alfombra de flores tuvo un largo de 75 metros y un ancho de 24 metros, con un total de 1,800 m2 de begonias, dahlias, pasto y aserrín; que plasman símbolos típicos, elementos naturales y figuras decorativas de la cultura tradicional del estado.


Esa fue la primera vez que la carpeta era realizada por un país latino americano.


Así se unieron dos de las tradiciones decorativas más grandes del mundo, La Alfombra de Flores de Bruselas y los tapetes de aserrín de Uriangato, que se realizan desde 1966. Es importante destacar que este ha sido el diseño más complejo a realizarse en la historia de La Alfombra de Flores de Bruselas.



10 cosas que debes saber sobre la Alfombra de Flores


1. La Alfombra de flores es un espectáculo efímero que tiene lugar en la Grand Place de Bruselas cada dos años, coincidiendo con el fin de semana del 15 de agosto de los años pares.

2. Para su confección se utilizan unas 700.000 begonias tuberosas. Estas flores, cultivadas en Flandes y originarias de las Antillas, son muy resistentes a todos los climas, y están disponibles en infinidad de colores.

3. Las dimensiones de la alfombra son de 70 m x 24 m, ocupando una superficie de 1680 m2.

4. Cada edición está dedicada a un país diferente, por lo que se lleva a cabo una creación específica para la que se utilizan begonias, césped y corteza de árbol.

5. En su montaje trabajan 120 jardineros voluntarios durante algo menos 6 horas. Los motivos de la alfombra se realizan con ayuda de una lámina de plástico transparente micro perforada.

6. Para que la alfombra permanezca perfecta durante cuatro días, las flores se colocan muy juntas para crear un microclima, y los pequeños espacios entre las flores se rellenan con césped enroscado. Si hace mucho calor se riega, y si por el contrario llueve, puede crecer la hierba de 4 a 5 cm en 3 días permitiendo que las flores permanezcan frescas.

7. Bélgica es el principal productor de begonias tuberosas con 35 millones al año, y su cultivo se centra mayoritariamente en la región de Gante.

8. El inventor del tapiz floral fue Étienne Stautemas, arquitecto paisajista nacido en Zottegem en 1927. Comenzó a crear estos tapices en los años 50, pero fue en 1971 cuando vio cumplido su sueño de verlo instalado en la Grand Place de Bruselas.

9. Cada edición cuenta con un tema musical concebido especialmente para el evento que junto al espectáculo de luces convierte a la Grand Place de Bruselas al caer la noche en un lugar mágico.

10.Las mejores vistas de la alfombra se contemplan desde el balcón del ayuntamiento.

Historia de la Octava de San Miguel


Fiesta Tradicional de San Miguel Arcángel

(Del 19 de septiembre al 6 de octubre)




Para poder entender mejor la importancia del evento religioso-cultural de La Octava de San Miguel, hoy mejor conocida como La Octava Noche debemos explicar un poco su origen, así como las diferentes manifestaciones culturales que giran al derredor de la fe hacia San Miguel Arcángel santo patrono de Uriangato, es precisamente esta festividad religiosa la más importante y antigua de esa ciudad y la región, la devoción hacia este Arcángel data aproximadamente del año de 1549 cuando el religioso Agustino Fray Diego de Chávez y Alvarado congregó a los indígenas dispersos de esta zona formando la antigua Congregación de Indígenas de San Miguel Uriangato.


Desde la época colonial la devoción a San Miguel Arcángel en Uriangato ha jugado un papel muy importante en la vida de los Uriangatenses, muchas de las tradiciones y costumbres de la ciudad se han creado y giran al derredor del inmenso amor que se le tiene a esta ancestral imagen, misma que desde su llegada en el año de 1549 ha acompañado en el peregrinar de los siglos a los hijos de Uriangato.


Es muy importante mencionar que el patrimonio cultural tangible e intangible de Uriangato se ve reflejado de una manera muy singular en la festividad que se dedica a San Miguelito, así es como los uriangatenses nombran a su santo patrono, en esta festividad se realizan bellas manifestaciones de cultura y tradición de una manera popular, donde el pueblo manifiesta su fe, entre las tradiciones más antiguas podemos mencionar:


Alborada


El ambiente festivo comienza muy temprano (5:30 A.M.) con “la alborada” que consiste en repique de campanas, quema de cohetes y bandas de viento que tocan por las calles de los diferentes cuarteles en que está dividida la ciudad, (desde el año de 1819 fecha en que se estableció la vicaría fija de San Miguel Uriangato), de esta singular forma se invita a los fieles Uriangatenses a misa de San Miguel Arcángel y a la primer novena del día (6:00 A.M.) de las que se realizan varias durante el día, siendo la principal a las 5:00 P.M.

Las peregrinaciones


Por las tardes llegan a la parroquia peregrinaciones, de las colonias y comunidades del municipio, parroquias vecinas, así como diversos grupos, asociaciones, gremios, clubes, etc. Quienes salen de diferentes puntos de la ciudad rumbo al templo parroquial, es tradicional ver a un gran número de personas de todas las edades, pero principalmente niños ataviados con la vestimenta de San Miguel Arcángel, llenando el atrio de un colorido muy especial en tonos, rojo, vino, verde, azul, dorado, blanco, rosa. Aunado a los puestos de antojitos mexicanos y la banda de viento, llenan de singular alegría y un ambiente provinciano el centro histórico de la ciudad de Uriangato.

Globos de Cantoya


Otra de las costumbres de esta fiesta patronal, es la elaboración y lanzamiento de los tradicionales globos de cantoya, en “el barrio de La Loma” elaborados con papel de china de diversos colores y formas pegados con engrudo. La tradición oral cuenta que desde finales del siglo XIX se lanzaban, pero se comenzaron a elaborar por artesanos Uriangatenses en el año de 1928. Según relataba el Sr. Rafael Díaz González, esta diversión llegó proveniente de la vecina ciudad de Yuríria. Decían que alrededor de 1925 eran utilizados con motivo de sus principales fiestas, en especial de San Agustín, no olvidemos que el Patrono de Yuríria es San Pablo.


Los alumnos del convento agustino, eran los que pegaban los globos, elaborados por un señor de apellido González y el profesor David López. Hay que recordar que muchos jóvenes de Uriangato estudiaban allá, por lo que alrededor de 1928 -1930 se empezaron a elaborar en Uriangato.


Estos globos hoy en día son elaborados por jóvenes del popular barrio de La Loma, durante varios meses trabajan en sus ratos libres, confeccionando estos vistosos globos que serán lanzados durante el novenario, vísperas de la festividad, solemnidad de San Miguel Arcángel y en la tradicional Octava, siendo esta tradición otro de los atractivos culturales de esta fiesta, que nos muestra la habilidad de los artesanos uriangatenses, pero sobre todo es una clara muestra del fervor y cariño a San Miguel Arcángel, en total se lanzan cerca de 50 globos durante la fiesta patronal en honor a San Miguelito.

Los Candiles


Durante el novenario de San Miguel Arcángel, la ciudad se ilumina por las noches, con fogatas de ocote llamadas “Candiles”, que se colocan por fuera de los hogares de las familias Uriangatenses, iluminando de una manera muy especial las calles, llenándolas de alegría y un singular misticismo religioso; no se sabe cuándo se inició esta ancestral tradición, por lo tanto existen varias versiones y leyendas sobre el origen de la misma, pero posiblemente tenga su origen en la época prehispánica, aproximadamente en el siglo XV cuando los Purépechas se establecen en esta región, se tiene conocimiento de la gran importancia que el fuego tenía en sus rituales y como una de sus principales deidades “Curicaveri” (Dios del fuego) a quien se le encendían un sin número de fogatas de la leña sagrada “el ocote”.


Siendo Uriangato un pueblo purépecha, que formó parte de la expansión de este imperio, aunado al significado del nombre (Lugar donde el Sol se pone levantado) o sea Tata-Huriata “El Sol” podemos darnos cuenta del remoto origen de esta tradición.


Esta tradición de los candiles seguramente se fue transformado con la evangelización y fue tomando un sentido más cristiano, con la llamada conquista espiritual que se llevó a cabo en esta región durante la época colonial, la similitud también se percibe en el himno de San Miguel Arcángel.


(Bello pensil del imperio y matizado clavel estrella la más fulgente Sol hermoso como vez).


¿Casualidad? Quizá. Pero posiblemente esto influyó en los procesos de evangelización de los indios “naturales” de Uriangato. Aceptando más fácilmente así la nueva religión y conservando ciertos elementos que se tenían muy arraigados.

Octava de San Miguel


Como culminación de la festividad, el día 6 de octubre, se lleva a cabo “la tradicional octava de San Miguel”.


Es una procesión religiosa donde la imagen del santo patrono sale de su templo cargado en andas por los Uriangatenses hacía los diferentes barrios donde se elaboran los tapetes y alfombras de aserrín, flores y semillas formando diversas imágenes religiosas. También se colocan altares, arcos luminosos donde se descansa la venerable imagen para apreciar la quema de fuegos pirotécnicos, lanzamiento de globos de Cantoya en honor a San Miguelito.


Es una noche llena de devoción, colorido, y tradición. Que termina con la entrada del santo patrono a su templo alrededor de las 3 de la mañana del 7 de octubre, cerrando con broche de oro esta festividad.


¿Por qué se le llama Octava?


La liturgia de la iglesia católica llama "octava" a la celebración continuada durante ocho días de una festividad solemne. La simbología del número 8 es muy elocuente. Para la cultura helenística representa la perfección definitiva. En efecto, el alma habría viajado por siete esferas, y al arribar a la octava, estaría en posesión de la eterna bienaventuranza.


Para nosotros adquiere una connotación semejante si pensamos, por ejemplo, que la semana tiene siete días. El día octavo, es a la vez el primero, el que está más allá de todo día, símbolo y anticipo de la eternidad. Es más, el día octavo es símbolo del mismo Cristo, Lucero de la mañana, verdadero Día sin ocaso.


Ya la liturgia judía conocía esta celebración prolongada de una gran fiesta durante ocho días (Pascua, Ázimos, Tabernáculos), de los cuales el octavo se celebraba con gran solemnidad, pues recapitulaba, por decirlo así, la festividad del primero y de los subsiguientes.


La historia asegura que la primera octava cristiana que se ha celebrado como tal tuvo lugar con motivo de la Dedicación de las iglesias de Tiro y Jerusalén, bajo Constantino. De hecho, las celebraciones se prolongaron durante ocho días como había ocurrido para la Dedicación del mismo Templo de Jerusalén.


En el siglo IV, se asignan sendas octavas a Pascua y Pentecostés. Algunos sostienen que esta costumbre se arraigó en el "retiro" gozoso y agradecido en el que permanecían los neófitos luego de estas grandes Fiestas, como "paladeando" la excelencia de los dones que habían recibido. También se asigna octava a la Navidad.


Desde entonces comenzaron a proliferar las octavas, pues se quiso dotar de ellas a las otras fiestas solemnes, incluidas, a partir del siglo VII, las de los santos. A este último respecto, cabe mencionar la influencia franciscana.


En realidad, hasta el siglo VI el concepto de Octava se centraba más en la relación del primer día, el de la gran solemnidad, con el octavo, también muy solemne, en el que se repetía el oficio del día principal, como si constituyeran un único día de fiesta. Esta perspectiva se ha conservado hasta nuestros días, pero dando realce también a los días intermedios (llamados de la infraoctava), lo que no ocurría en un principio.


En la liturgia medieval abundaban las octavas y se diferenciaban entre ellas de acuerdo con sus características:


· Se llamaban privilegiadas de primer orden (o también vivas o cerradas) las de Pascua y Pentecostés, que excluían toda otra fiesta, aunque fuera de primera clase.

· Eran octavas privilegiadas de segundo orden, festividades como la de Epifanía, que sólo admitía fiestas de primera clase en sus días infraoctavos.

· Navidad, Ascensión, Corpus Christi y Sagrado Corazón, tenían octavas privilegiadas de tercer orden (en España, el Corpus la tenía de segundo orden), pues admitían cualquier fiesta de grado doble en sus días infraoctavos.

· Las octavas comunes o sencillas solamente hacían conmemoración de la festividad en el día octavo, y a veces se unían a otras oraciones.


En la liturgia inmediatamente preconciliar, suprimidas las demás, solamente contaban con "octava" las tres más grandes solemnidades del año: Pascua, Navidad y Pentecostés.


Luego de la reforma, y para recuperar la noción teológico-litúrgica de la "cincuentena pascual", se abolió la Octava de Pentecostés, aunque se conservaron muchos de sus elementos en los textos litúrgicos y eucológicos de la semana que precede a esta gran solemnidad, confiriéndole así un carácter de "octavario" de preparación.


Hoy se conservan las octavas de las dos principales festividades del Año litúrgico: Pascua y Navidad.


En América latina en la gran mayoría de los pueblos y ciudades antiguas aún se conservan Las Octavas de los santos y constituyen el cierre de la festividad de los Santos patrones.


El concepto actual de octava no difiere mucho del de antes. Como se ha dicho, se ha acentuado el carácter de "único día de fiesta", referido a los ocho días de celebración continuada. Predomina la idea de que el primer día es el octavo, y que los ocho son como un gran día de fiesta.


Alfombras y tapetes de aserrín


Esta tradición de los tapetes de aserrín nació el 6 de octubre de 1966, durante la tradicional “Octava” en el recorrido de San Miguel. El primer tapete hecho de aserrín se realizó en el barrio de La Loma, el tapete fue teñido con anilina de colores, formando una imagen religiosa, y fue elaborado por el Señor Pio Quinto Baeza y Familia.


Pio era de oficio panadero, aunque principalmente se dedicó al comercio de textil; Pio Quinto enfermó gravemente de salud durante varios años y como buen Uriangatense pedía mucho a San Miguel Arcángel su recuperación, logrando sanar milagrosamente, fue así