Así lucen los primeros septillizos, sobrevivientes del mundo




En 1997, la estadounidense Bobbi McCaughey, de 29 años de edad, fue repentinamente una noticia mundial. La joven estaba embarazada de septillizos. Y hasta ese momento, ningún septillizo había sobrevivido al parto.


Bobbi y Kenny ya tenían 1 hija, Mikayla, pero todavía querían un bebé. Esto requería ayuda médica porque no podían tener hijos naturalmente.


Cuando Bobbi y Kenny acudieron al médico, durante la ecografía, se reveló que no había un embrión, ¡sino siete! Kenny aún puede recordar cuál fue su primera reacción: «¿Cuántos?» El médico confirmó que realmente había siete niños, a lo que Kenny dijo: «¡Es broma! No, no, ¿en serio?»


El nacimiento


Los siete bebés prematuros nacieron el 19 de noviembre de 1997 en un hospital de Des Moines, Iowa, estableciendo el récord como los primeros septillizos del mundo que sobrevivieron al nacimiento. Pesaban entre 2 y 4 libras (aproximadamente 1 y 2 kg), y deben su existencia a la decisión mutua de sus padres de no optar por la reducción selectiva.


Ningún parto séptuple se había realizado antes con éxito. Pero Kenny y Bobbi decidieron que querían quedarse con todos los niños. El instinto de Bobby le dijo que lo lograría y le dijo: «Lo ponemos en las manos de Dios y confiamos en que estará bien».


En el orden de nacimiento se nombran los niños: Kenny Jr., Alexis, Natalie, Kelsey, Nathan, Brandon y Joel. Después de tres meses y 10 días, a los bebés se les permitió ir a casa.


Bill Clinton felicitó a la familia


El nacimiento de los septillizos causó un gran frenesí mediático. El presidente Bill Clinton llamó personalmente a la familia para felicitarlos, y Oprah les dio la bienvenida en su programa.


Bobbi y Kenny recibieron respuestas positivas y negativas. Algunos estaban horrorizados con los padres por haber traído a tantos niños al mundo, mientras que otros eran extremadamente comprensivos.


La familia McCaughey recibió generosas donaciones, incluyendo una casa de 1,676 metros cuadrados, una camioneta, macarrones con queso para un año, y dos años de suministro de pañales gratis. También recibieron viajes gratis a Disneylandia y Mallorca.


Los septillizos de McCaughey también tuvieron pase completo a la Universidad de Hannibal-LaGrange en Missouri.


En el cumpleaños 13 de los siete hermanos, se hizo un documental sobre las vidas especiales de estos niños. Además, el entonces presidente de los Estados Unidos, George W. Bush quería conocer a los septillizos en persona.


Los jóvenes siguen sus vocaciones


El 19 de noviembre de 2015, los siete niños cumplieron 18 años y se graduaron de la escuela secundaria. Cuatro de ellos siguieron estudiando en una universidad y dos fueron a otra escuela para continuar sus estudios. Sin embargo, Brandon decidió unirse al ejército después de la secundaria. Siempre tuvo una pasión por todo lo que tenía que ver con el ejército, por lo que nadie se sorprendió cuando se unió.


El campo de interés de Kelsey son las relaciones públicas, mientras que Alexis optó por la educación infantil temprana. Del mismo modo, Natalie se está especializando en ciencias y Joel y Nathan en sistemas de información por computadora.


Kenny Jr. es el único hermano que vive en la casa de la familia en Iowa, donde asiste a la escuela vocacional para el comercio de la construcción.


Fuentes: The Epoch Times, ABC El Recreo, La Prensa, Noti Amazonia, AmoMama

Publicidad

1/1