Concha Michel, activista política, compositora y defensora del voto para la mujer




Concepción Michel, conocida como Concha Michel nació el 24 de mayo de 1899, en Villa Purificación, en el estado de Jalisco. Falleció un 27 de diciembre de 1990. Fue una cantante, compositora, activista política, defensora del voto para las mujeres e investigadora mexicana. Publicó varios estudios sobre la cultura de las comunidades indígenas, fue una de las pocas mujeres que se desenvolvió en el género de los corridos.


Sus padres fueron rancheros y agricultores. Su abuelo, Louis Michel, fue un latifundista de origen francés que creó Fábricas de Francia y fundó el Convento de San Lorenzo de Loyola en Ejutla, al suroeste de la entidad, donde Concha Michel recibió su educación.


En dicha institución permaneció cuatro años, aprendió a cantar y tocar la guitarra. Pese a que su abuelo era el fundador del colegio, Concha fue expulsada por organizar una quema de santos e incitar a sus compañeras a escapar.


Quedó huérfana a los diez años, su hermana Albina la apoyó para que pudiera estudiar ópera en el Conservatorio de Guadalajara, ahí desarrolló su voz de contralto y llegó a interpretar a Mozart, Scarlatti y Puccini.


A la edad de 14 años, Concha Michel tuvo su primera hija, Yolia, que murió en un orfelinato donde estaba a resguardo. Posteriormente vivió en Estados Unidos, regresó a México, se casó con el pintor Pablo Rieder, tuvo un hijo y se divorció. Concha no soportaba el ambiente de matrimonio ni el rol de abnegada de la mujer posrevolucionaria.


Defensora de los derechos de las mujeres


Al tener Concha muy claras sus ideales, en el año de 1919, con tan solo 20 años de edad, se unió formalmente al Partido Comunista (PC) y junto con ello se vuelve compañera de vida del secretario general del Partido Hernán Laborde. Concha es ampliamente conocida por su defensa de los derechos de las mujeres, entre ellos el de votar. Su posición llegó a ser tan extrema en cuanto al tema femenino que lamentablemente a causa de esa posición feminista fue expulsada por el PC.


Pero afortunadamente esto no la detuvo ya que Concha siguió en la lucha por el apoyo a las mujeres trabajadoras para que no fueran diferentes a los hombres. Una de esas ocasiones fue cuando acompañó a 250 mujeres que invadieron las propiedades del presidente Plutarco Elías Calles para que les atendieran y poder conseguir un centro de capacitación de mujeres rurales. Aunque en ese momento no lograron mucho, con su sucesor Lázaro Cárdenas hicieron realidad su sueño, ya que les permitió fundar dicho centro.


Cantante de ópera y el corrido


Concha Michel con el transcurso de los años había descubierto la música y el canto (la ópera y el corrido) y eso le permitió que a lo largo de su vida lograra cantar ante numeroso público, esto siempre acompañada por su guitarra.


En los Estados Unidos, cantó para el empresario Rockefeller, después viajó por Europa y por la URSS lo que le facilitó abrir su panorama y conocer así a mujeres que vivían en un régimen comunista y cómo era su vida, una situación que la hizo plantearse qué hacer con su vida al regresar a su país de origen.


A lo largo de su vida siempre fue fiel con esa lucha feminista y en los años ochenta, junto a otras ocho mujeres, se pusieron al frente de “La Dualidad”, que pretendía encontrar el equilibrio y la dualidad masculina y femenina.


Concha Michel junto con la activista y periodista Juana Belén, redactaron y publicaron un opúsculo, titulado La república femenina, donde proponían que la liberación femenina debía sustentarse en la propia naturaleza de las mujeres, es decir en su capacidad de creación, y no en la imitación de las actividades masculinas.


La compositora Concha Michel recorrió el país cantando corridos revolucionarios anticlericales, y fue en ese tiempo cuando la Secretaría de Educación Pública la contrató para recoger ejemplos de música folclórica. Registró sones, corridos, canciones, alabados, algunos en las lenguas de los pueblos originarios, y llegó a contar hasta con siete mil piezas.


Se incorporó en la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios, sociedad surgida durante el gobierno del general Lázaro Cárdenas. Durante aquella época hubo una gran difusión de las ideas de izquierda a través del arte.


Concha Michel se vinculó estrechamente con artistas como Frida Kahlo y María Izquierdo.


Además fue la autora de diversos libros:


· Una colección de obras para teatro (1936);

· Dos antagonismos fundamentales (1938);

· Una colección de cantos revolucionarios (1938);

· Otra colección de obras de teatro para la mujer (1942);

· Amor en las sombras (1944, novela);

· Cantos indígenas de México (1951);

· Dios Nuestra Señora (1966); y

· Dios-Principio es la pareja (1974).

· Concha Michel contaba con noventa y tres años, cuando falleció aquel 27 de diciembre de 1990 en Morelia Michoacán.


Fuentes: CNDH, México Desconocido, Enciclopedia de la Literatura en México.

Publicidad

1/1