Día del Estudiante





Cada 23 de mayo en México se celebra el Día del Estudiante. Una fecha que conmemora a los estudiantes de la ahora Universidad Autónoma de México (UNAM) que fueron agredidos durante una protesta ese día en 1929.


El origen de celebrar el Día del Estudiante surgió cuando un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México se puso en huelga a favor de la autonomía universitaria.


La Universidad Nacional estaba formada entonces por 14 dependencias: las facultades de Odontología, Derecho y Ciencias Sociales, Ingeniería, Filosofía y Letras, la Escuela Nacional de Bellas Artes, el Conservatorio Nacional, la Escuela Superior de Administración Pública, etc.


En esos años la Universidad contaba con 8,154 alumnos, por lo que estos decidieron organizarse dentro de una federación para crear conciencia de grupo entre alumnos y demandar algunas reformas en la institución.


Fue así cuando las autoridades universitarias decidieron hacer dos cambios con los que los jóvenes no estaban de acuerdo: aumentar un año la educación preparatoria y cambiar los exámenes profesionales en la Facultad de Derecho.


¿Qué sucedió?


Luego de varios días de negociaciones fallidas, el 23 de mayo el conflicto universitario derivó en violentos enfrentamientos entre estudiantes y fuerzas del orden público. Los estudiantes, armados con garrotes, se enfrentaron a la policía cerca del edificio de San Ildefonso.


La policía intentó dispersar a los estudiantes valiéndose de potentes chorros de agua, y en las calles se enfrentaban a bomberos y policías, quienes a fuerza de hachazos buscaban derribar las puertas de las instituciones donde se habían refugiado los estudiantes.


El enfrentamiento terminó cuando el jefe del Departamento del Distrito Federal ordenó la retirada de policías y bomberos. La represión del 23 de mayo hizo que muchas otras facultades —y la opinión pública— apoyaran el movimiento estudiantil.


Seis días después de la revuelta, el presidente Portes Gil concedería oficialmente la autonomía de la máxima casa de estudios.


Fuentes: Milenio, Universidad de Guanajuato, Notimérica

Publicidad

1/1